Acróstico de gato

Los gatos son el felino más adorable del mundo y, de lejos, la segunda mejor mascota tanto para hombres, mujeres y niños(as), después del perro, así que ¿por qué no hacer un acróstico de gato? Se lo podríamos dedicar y, aunque no entienda nuestro idioma, seguro que se sentirá muy agradecido. O agradecida, si se trata de una gata. Bueno, pero dejemos los preámbulos y las presentaciones, y vamos de una vez y sin más dilaciones a por el escrito.
Acróstico de gato
Acróstico de gato

Garras, ojos, barbas, ojos, todo es bello
A la hora que te acercas y me dices «miau».
Te adoro, serenamente, felino pequeño
O «tigre bonsai».

Sí, un pequeño acróstico para nuestro minino, o para presentar de tarea a nuestro profesor dado que es usual que, a los niños de jardín o de escuela en sus primeros grados les dejen este tipo de tareas. Así que el acróstico que es para el gato realmente se puede transformar en el acróstico para nuestro hijo.

En fin, en todo caso ahí os queda. Me ha gustado la expresión «tigre bonsai», es por demás muy poético y, al tiempo, un muy bonito ejemplo de metáfora, de símil, de comparación. Por supuesto, si a alguno de ustedes se le ocurre también un acróstico con la palabra gato o desea compartirlo más abajo con nosotros, sí que nos servirá a todos.

Acróstico de gato

Bibliografía ►



Ver más Artículo al azar