Complemento Agente

Dentro de los distintos tipos de complementos verbales que existen se encuentra el Complemento agente. Sin embargo, previo a abordar una explicación de esta estructura sintáctica, propia de las oraciones en voz pasiva, se revisarán algunas definiciones, que de seguro permitirán entenderla dentro de su propio contexto lingüístico.

Definiciones fundamentales

Por consiguiente, podrá tomarse también la decisión de delimitar esta revisión teórica a tres nociones específicas: Verbo, Sujeto pasivo, Oración pasiva, por encontrarse directamente relacionadas con el tipo de complemento verbal, que se revisará posteriormente. A continuación, cada una de estas definiciones:

Verbo

De esta manera, podrá comenzarse por decir que el Verbo puede ser señalado, de forma general, como uno de los principales tipos de palabras, que hacen vida en las distintas lenguas naturales, que se han estudiado hasta ahora. Empero, si se deseara tener una visión mucho más integral de esta partícula, será necesario también reparar en las distintas definiciones, que han promulgado al respecto las diferentes disciplinas lingüísticas.

Por ejemplo, se tendrá entonces que la Semántica –materia que se enfoca en estudiar los significados de las partículas- define el verbo como la palabra que en la oración tiene la responsabilidad de señalar la acción, bien sea porque esta sea ejecutada por un sujeto activo, o sufrida por un sujeto pasivo.

Así también, la Sintaxis –disciplina que se encarga de estudiar la posición y función de las palabras- cree que el verbo debe ser explicado como el núcleo mismo del predicado, y por ende entonces del sintagma verbal.

Por otro lado, la Morfología –área de la Lingüística que centra su estudio en la constitución de las partículas lingüísticas- señala que el verbo es una palabra variable, en tanto cuenta con la capacidad de modificar su estructura, frente a los distintos accidentes verbales, que impone su contexto gramatical: Tiempo, Voz, Modo, Persona, Número.

Sujeto pasivo

En segundo lugar, será igualmente necesario revisar también el concepto de Sujeto pasivo, el cual ha sido señalado, a grandes rasgos, como uno de los dos diferentes tipos o clases de sujetos que pueden encontrarse en una oración.

De forma mucho más específica, el Sujeto pasivo ha sido identificado como la palabra o sustantivo, que señala al ente que recibe la acción ejecutada por otro. Este sujeto se contrapone entonces con el sujeto activo, el cual por el contrario señala la entidad que se encarga de realizar la acción.

Oración pasiva

Por último, también será prudente lanzar luces sobre el concepto de Oración pasiva, la cual constituye uno de los dos distintos tipos de oraciones que existen en las lenguas naturales, según el tipo de sujeto que ostenta.

En consecuencia, la Oración pasiva será aquella cuyo sujeto se encuentre en voz pasiva, es decir, que en lugar de estar constituida por un sujeto activo que realiza una acción, el núcleo del sintagma nominal de esta clase de oraciones se encuentra conformado por un tipo de sujeto, que sufre la acción. Un ejemplo de esta clase de construcciones sintácticas, será el siguiente:

Mauricio fue atendido a tiempo por los médicos → El sujeto de esta acción es “Mauricio”. Sin embargo, este ente no realiza ninguna acción, sino que sobre él recae el verbo. Por ende, “Mauricio” constituye un Sujeto pasivo, convirtiendo a su vez a la oración en una oración pasiva.

Complemento agente

Toda vez se han revisado estas definiciones, puede que ciertamente sea mucho más sencillo abordar una explicación sobre el Complemento agente, el cual ha sido visto como uno de los distintos complementos verbales que pueden existir en las diferentes oraciones.

Así mismo, la Lingüística ha señalado que el Complemento agente podrá ser explicado entonces como el ente que ejecuta la acción que es recibida o sufrida por el sujeto pasivo.

Al igual que sucede con el resto de los complementos verbales, el Complemento agente se identifica en la oración interrogando al verbo. En este caso, la pregunta que debe hacérsele a esta partícula es ¿quién realiza la acción que recibe el sujeto pasivo? La respuesta será el Complemento agente de la oración.

Ejemplo de Complemento agente

Sin embargo, puede que la forma más eficiente de completar una explicación sobre el Complemento agente sea exponer de forma breve un ejemplo, que podrían presentarse en cuanto a este tipo de complementos verbales, en el Español. A continuación, la siguiente oración:

El fuego fue extinguido por los bomberos →  En este caso, se puede ver que “el fuego” ejerce como el sujeto pasivo de esta oración, en tanto que recibe la acción expresada por el verbo “extinguido”. De esta manera, para determinar quién es el Complemento agenta se deberá preguntar directamente a la partícula verbal ¿por quién fue extinguido el fuego? La respuesta será entonces “por los bomberos”. En consecuencia, al ser “los bomberos” el sujeto o ente que ejecuta la acción recibida por el sujeto pasivo de esta oración, entonces, esta estructura sintáctica puede ser identificada y señalada como el Complemento agente de esta oración pasiva.

Imagen: pixabay.com

Complemento Agente
Source: Idiomas y lenguaje  
septiembre 27, 2019
loading...

Ver más Artículo al azar