Diferencias entre as, has y haz

Diferencias entre as, has y haz

Tabla de contenido

    A pesar de que día a día se incremente el uso de la tecnología digital, tener buena ortografía sigue siendo tan importante como antes, pues esta constituye las normas que rigen la Lengua en su forma escrita, las cuales preservan el lenguaje, haciendo que éste pueda ser transmitido de unos a otros y que tenga la forma menos variable y más estándar posible, para que la Comunicación pueda darse siempre.

    No obstante, el hablante que se encuentre por primera vez ante el aprendizaje de las normas ortográficas puede sentirse un poco intimidado por la cantidad de reglas a memorizar. Algunas son sumamente sencillas y casi mecánicas, como por ejemplo que antes de “b” y “p” se escribe “m”. Otras en cambio pueden tornarse un poco más confusas, como por ejemplo las dadas por las palabras homófonas, las cuales a pesar de que suenan para nuestros oídos de la misma manera, distan a veces diametralmente en su ortografía y semántica, por lo que al hablante sólo le queda aprender el significado y contextos donde cada forma debe ser escrita, para así no caer en errores ortográficos, que además pueden acarrear en nuestra oración sentidos diferentes e incluso absurdos.

    Principios del Cambio fonético (Neogramática) Dentro del ámbito lingüístico, se conoce con...
    Pronombres interrogativos Antes de abordar una explicación sobre los P...
    Sufijo -fugo Es probable que la mejor manera de abordar u...

    Un ejemplo de estas palabras cuyos sonidos iguales pero grafías distintas, que pueden confundir a quien se encuentre ante su escritura, lo constituyen las formas as, has y haz, las cuales pertenecen a categorías gramaticales diferentes y tienen significados distintos. A continuación explicaremos cada uno de sus significados, igualmente daremos al menos cinco ejemplos de oraciones que pueden formarse con ellas, a fin de que el hablante pueda observar el contexto en que funciona cada una:

    As (categoría gramatical: sustantivo): escrita así, con “a” y “s”, esta forma responde a un sustantivo masculino que, según la definición que da de él la Real Academia Española de la Lengua, refiere a la carta que en el juego de naipes corresponde al número uno, y que en casi todos los juegos de baraja constituye una de las cartas con más valor. Un ejemplo de las oraciones que podemos constituir a raíz de ella, serías las siguientes:

    Gané la mano con dos ases que me salieron en último momento

    Cuando menos lo esperaba obtuve un as de oros

    El doble lo hice con un as de pica y un as de corazones

    Él siempre tiene un as guardado bajo la manga

    Cuando la vida reparte cartas, a veces a uno le tocan todos los ases

    As (categoría gramatical: sustantivo): igualmente este sustantivo presenta una segunda acepción que refiere a aquella persona de sobresale de forma notable en alguna actividad profesional o deportiva. Un ejemplo de las oraciones que pueden formarse en base a esta palabra lo constituyen las siguientes:

    Maradona es un as del fútbol

    Estoy hecha un as en ortografía

    Jaime se convirtió en un as de la contabilidad

    Para jugar ajedrez con Mauricio hay que ser un as

    ¿Quieres ser un as de las Matemáticas?

    Has (categoría gramatical: verbo): escrita de esta forma, con “h” y “s” esta forma constituye la conjugación en segunda persona en singular del verbo “haber”, el cual dentro de la oración cumple la función de verbo auxiliar para la conformación del pretérito perfecto compuesto. Un ejemplo de las oraciones que podemos construir en base a este verbo lo constituyen las siguientes:

    Aún no has hecho la tarea

    Esta tarde has hecho una comida deliciosa

    Has tenido unas vacaciones espectaculares

    Todavía no has limpiado tu cuarto

    Anoche has hecho un recital hermoso

    Haz (categoría gramatical: verbo): escrito de esta manera, con “h” y “z”, esta forma constituye la voz imperativa del verbo hacer. Un ejemplo de las oraciones que pueden construirse en base a este verbo las constituyen las siguientes:

    Haz la tarea ahora mismo

    Por favor, haz tu trabajo lo mejor posible

    Antes de salir, haz una lista con todo lo que necesitamos

    Cada día haz lo mejor por otros

    Haz el bien, y no mires a quién

    Haz (categoría gramatical: sustantivo): esta forma, escrita con “h” y “z”, también puede constituir un sustantivo masculino, el cual según la Real Academia Española de la Lengua puede referirse a una porción atada de materiales vegetales o hilos. Por ejemplo:

    Dile a tu papá que me haga un haz de hierbabuena para llevar, por favor

    Sal al cobertizo y forma un haz de leños

    Fui al sastre y le compré este haz de lino

    Haz (categoría gramatical: sustantivo): como sustantivo, esta forma también tiene otra acepción, la cual refiere al conjunto de rayos luminosos que se propagan sin dispersión. Por ejemplo:

    Sobre ella había un haz de luz

    El científico estudiaba el haz de los rayos catódicos

    Deja que un haz de luz te ilumine

    Haz (categoría gramatical: sustantivo): en último lugar, escrito en esta forma, con “h” y “z”, este sustantivo tienen una última acepción que refiera a la cara o rostro de un objeto o persona. Por ejemplo:

    Hay que restaurar el haz de esta escultura

    Tenía un haz como trigueño

    El haz de esta estatua luce bastante realista

    Fuente de imagen: @ortografiahoy

    Bibliografía ►
    El pensante.com (septiembre 17, 2015). Diferencias entre as, has y haz. Recuperado de https://elpensante.com/diferencias-entre-as-has-y-haz/