Disimilación anterior y a distancia

Es probable que la mejor forma de abordar el concepto de Disimilación anterior y a distancia, sea revisando de forma previa algunas definiciones, necesarias para entender este tipo de cambio fonético en su contexto preciso.

Definiciones fundamentales

Por ende, puede que sea prudente revisar tres conceptos básicos: Cambio fonético, Cambios fonéticos condicionados y Disimilación, pues a través de ellos podrá ser mucho más sencillo comprender la naturaleza del fenómeno lingüístico llamado Disimilación anterior y a distancia. A continuación, cada uno de estos:

Cambio fonético

Con respecto al Cambio fonético, este es descrito por la Lingüística como toda variación ocurrida en el nivel fonético-fonológico del Lenguaje, manifestado en el cambio de un sonido determinado del Lenguaje, en cuanto a su articulación. Así mismo, al hablar de Cambio fonético se hace necesario recordar que la Lingüística distingue entre dos niveles distintos: por un lado, aquel identificado como puramente fonético, y que se encuentra ligado a una variación que ocurre en el alófono, sin que esta llegue a alcanzar la Lengua, es decir, que no existe modificación del fonema, ligado a ese sonido; igualmente, se distingue un cambio fonético que sí abarca la Lengua, por lo que se considera de tipo fonológico, teniendo lugar entonces tanto un cambio de fonema como de inventario fonológico.

Cambios fonéticos condicionados

Además de distinguir entre diferentes niveles de Cambio fonético, la Lingüística establece una diferencia según los motivos y sitios de la cadena de habla en donde ocurren dichos cambios, originando a su vez una clasificación que busca precisar los distintos tipos de cambios fonéticos. Entre ellos, se encuentran los Cambios fonéticos condicionados, definidos igualmente como aquellas variaciones en algún sonido de la Lengua, los cuales ocurren en un lugar determinado de la palabra y como consecuencia directa de la influencia de unos fonemas sobre otros, características que dan lugar a que este tipo de cambios fonéticos ocurran también de forma no aleatoria. Por lo general, también son reconocidos como cambios fonéticos temporales, es decir, que se dan en un ámbito puramente fonético.

Disimilación

De igual forma, será oportuno revisar la definición de Disimilación, la cual será entendida como un tipo de Cambio fonético condicionado, que ocurre cuando un fonema cambia, buscando diferenciarse de otro idéntico y con presencia en la misma cadena de habla. No obstante, la Lingüística prefiere establecer en este fenómeno lingüístico una diferencia de nombres, según la distancia en que se encuentren los sonidos involucrados en el cambio: si son contiguos, el fenómeno se llamará Diferenciación; por otro lado, si los fonemas no son vecinos, entonces la Lingüística prefiere llamar al cambio fonético propiamente Disimilación. En cuanto a sus causas, algunos autores señalan que la Disimilación surge generalmente debido al esfuerzo del hablante por propiciar en el Habla formas de mucho más fácil reconocimiento, sin embargo, también hay fuentes que niegan este hecho, señalando que en verdad al hablar de Disimilación siempre se estará frente a un error de articulación, que da paso a esta diferenciación entre fonemas idénticos.

Disimilación anterior y a distancia

Teniendo presente estas definiciones, quizás entonces sí sea mucho más sencillo explicar el fenómeno lingüístico conocido como Disimilación anterior y a distancia, el cual es señalado a su vez como uno de los cuatro tipos de Disimilación, así como una de las clases de cambios fonéticos condicionados. Así mismo, es descrita por la Lingüística como el tipo de Disimilación (diferenciación entre fonemas idénticos) que ocurre cuando el fonema que cambia ocupa en la cadena de habla una posición anterior a aquel del cual se diferencia, al tiempo que los dos ocupan posiciones no contiguas, de ahí precisamente el nombre de este fenómeno: Disimilación anterior y a distancia. En cuanto a su frecuencia dentro de las distintas lenguas, la mayoría de los autores coinciden en señalar que este tipo de Disimilación suele ser bastante común en casi todas las Lenguas.

Ejemplos de la Disimilación anterior y a distancia

No obstante, puede que la forma más eficiente de explicar este tipo de fenómeno lingüístico sea a través de la exposición de un ejemplo concreto, que permita ver precisamente cómo es el cambio fonético que ocurre en una palabra determinada, en el camino de los hablantes por lograr una diferenciación, que además se produzca de forma anterior y a distancia. Un ejemplo de esto puede ser el cambio que sufrió en su evolución  desde el latín, la forma “hermoso”.

Formoso > hormoso (lat.) > hermoso (español actual)

Al revisarlo se puede ver cómo en el intento por diferenciar los sonidos consonánticos /o/ uno de ellos, influido por los dos siguientes, varió al fonema /e/ creando entonces una forma con al menos un sonido diferenciado. Por otro lado, si se le presta atención también a la forma en que se realiza este cambio, se verá que el fonema que cambia se encuentra efectivamente en una posición anterior al fonema en base al cual varía, mientras que ambos mantienen una distancia entre ellos. En este sentido, la Disimilación que ocurre en este caso puede catalogarse como una Disimilación anterior y a distancia.

Imagen: pixabay.com

Disimilación anterior y a distancia
Source: Idiomas y lenguaje  
agosto 30, 2017
loading...

Ver más Artículo al azar