Ensayo sobre la musicoterapia

Técnicamente se puede definir a la Musicoterapia como la disciplina terapéutica basada en el uso de elementos musicales, como por ejemplo el ritmo, la melodía o la armonía, a fin de lograr e incentivar el buen desarrollo de los distintos procesos cognitivos y sociales en el individuo, enfocándose en los parámetros de desarrollo y salud que concibe la medicina.

Objetivos de la Musicoterapia

Así mismo, de acuerdo a algunas fuentes especializadas, como por ejemplo la Federación Mundial de Musicoterapia, esta terapia –la cual cada día se ve menos cómo una terapia alternativa sino como una forma de lograr grandes avances- busca incentivar áreas de desarrollo específicas en la persona. En este sentido, se pueden precisar ciertos ejes del desarrollo del individuo, que se ven beneficiados con esta terapia. A continuación, algunos de ellos:

  • De acuerdo a los especialistas en esta área, se tiene evidencia de que el uso de música con fines terapéuticos está relacionado con un avance y mejoría de los niveles de expresión de una persona, lo cual puede representar igualmente cambios positivos en sus distintas relaciones interpersonales.
  • Igualmente, se señala a la musicoterapia como una herramienta que viene a influir de buena manera en los procesos cognitivos de la persona, sobre todos aquellos relacionados con el aprendizaje y la organización.
  • Así mismo, la musicoterapia –de acuerdo a la opinión de sus propulsores- puede conseguir grandes mejoras en las áreas relacionadas con la motricidad, lo cual se ve evidenciado en una mejor sincronización, coordinación y movimientos.
  • Finalmente, los entendidos en esta terapia advierten que ésta puede conllevar a mejor calidad de vida de los pacientes, pues está orientada a fortalecer las distintas áreas en la que se desenvuelve un individuo, es decir, emocional, mental, cognitivo y social.

¿En qué consiste la musicoterapia?

No obstante, muchos son los pacientes que, aun cuando sienten curiosidad sobre las distintas ventajas que pueden obtener con la musicoterapia, siguen preguntándose con qué se toparán específicamente al comenzar con ella. En este sentido, basta con definir las distintas etapas que los terapeutas señalan con respecto a este tratamiento, a fin de que el paciente pueda saber cuáles serán los pasos a seguir:

Diagnóstico

En sintonía con lo señalado por los expertos en musicoterapia, la primera fase de la terapia estará enfocada en realizar un diagnóstico, es decir una interpretación clínica y terapéutica del estado del paciente, lo cual le permitirá al terapeuta establecer los puntos a tratar, así como las estrategias a utilizar en pro de fortalecer las distintas áreas de desarrollo, de acuerdo a las necesidades de la persona.

Proceso terapéutico

Establecidas las áreas a abordar y escogidas las distintas estrategias terapéuticas, se comenzará con su aplicación. En otras palabras se dará inicio al proceso terapéutico como tal, a través de sesiones, en donde se pueden colocar en uso distintas técnicas, como por ejemplo las siguientes:

  • Improvisación: a través de esta forma, se le pide al paciente que invente o cree su propia música o sonidos, bien sea con el uso de los instrumentos o de su voz. Se busca incentivar la creatividad, la espontaneidad, las comunicaciones y demás funciones cognitivas.
  • Recreación: se le pide al paciente que interprete una pieza conocida o a través de la lectura musical. Esta técnica está orientada a fomentar la disciplina, el seguimiento de comandos e instrucciones, la concentración, así como el aprendizaje y la memoria.
  • Composición: habiendo aprendido la lectura musical, se invita al paciente a que respetando el código, componga una pieza. Estas técnicas están orientadas a fomentar el respeto a las normas, la disciplina, las comunicaciones y relaciones interpersonales.
  • Escuchar: así mismo, existen sesiones en donde el paciente es simplemente expuesto a distintos sonidos y ritmos musicales, a fin de que pueda tener la oportunidad de beneficiarse a través de ciertas vibraciones y sonidos, que estimulan determinadas áreas cognitivas. Así también, cuenta con un espacio para relajarse e incentivar su creatividad.

Evaluación

Después del tiempo establecido para lograr determinados resultados, el terapeuta debe volver a evaluar a su paciente, a fin de determinar si la terapia escogida se encuentra dando los resultados esperados, o por lo contrario deben hacerse algunos cambios. No obstante, es importante resaltar que la musicoterapia puede darse tanto de forma individual como grupal, situaciones que serán decididas por el terapeuta de acuerdo a sus criterios y necesidades del paciente.

Efectos de la música

Aun cuando todos los seres humanos somos física y biológicamente iguales, la Música es uno de esas entidades que será escuchada, sentida y entendida de forma diferente por cada individuo, puesto que éste lo hará de acuerdo a sus referencias socioculturales, así como a su contexto inmediato. Sin embargo, algunas investigaciones psicológicas han expresado que más allá de esto, por lo general ciertos elementos musicales causan determinados efectos en el ser humano, su comportamiento y niveles de desarrollo.

De esta forma, elementos precisos como el Tiempo, Ritmo, Armonía, la Tonalidad, la Altura, la Intensidad, así como los distintos instrumentos con los cuales se ejecuten este tipo de entidades musicales pueden influir directamente en los estados de ánimo del paciente, puesto que pueden evocar emociones que van desde la tristeza a la alegría, o desde un estado relajado a la máxima alteración, por lo que su uso es visto como una manera lúdica de estimular ciertas zonas, estados emocionales y funciones.

Imagen: pixabay.com

 

 

Ensayo sobre la musicoterapia
Source: Ensayos   Gastronomía  
mayo 26, 2016
loading...

Ver más Artículo al azar