Karner Beinhaus, la casa de los huesos

Karner Beinhaus, la casa de los huesos

Tabla de contenido

    Un curioso osario donde los cráneos se decoran

    Hallstatt es un bonito pueblo austriaco famoso además por tener un curioso y original osario-casa donde los cráneos se decoran de manera original. El lugar se llama “Karner Beinhaus”, o casa de los huesos

    Karner Beinhaus, la casa de los huesos

    Al oeste de Austria, en la región de Salzburgo, hay una preciosa localidad junto a un lago llamada Hallstatt que esta considerada desde 1997 patrimonio de la humanidad por la Unesco. No es para menos, tanto el lago como el pueblo son de cuento de hadas.

    Karner Beinhaus, la casa de los huesos

    El lugar, por su belleza, su lago y sus minas de sal de la edad de bronce son un imán para los turistas. Pero hay algo más que en este idílico pueblo que es centro de atención para el turismo.
    .

    Karner Beinhaus, la casa de los huesos
    Karner Beinhaus, la casa de los huesos

    Junto a la iglesia hay un peculiar osario llamado Karner Beinhaus (Casa de los huesos), donde en una pequeña capilla hay además de más de 1.000 cráneos apilados de forma tradicional, unas 600 calaveras pintadas de manera curiosa gracias a una peculiar costumbre austriaca que solo se mantiene aquí

    El caso de la placa falsa de Francis Drake Francis Drake Francis Drake fue un f...
    Óscar, el gato capaz de predecir la muerte Un animal con una habilidad poco común Dura...
    Orbes ¿qué son y en qué consisten? El fenómeno orbe se ha convertido en uno de ...
    Karner Beinhaus, la casa de los huesos
    Karner Beinhaus, la casa de los huesos

    En Austria y algunas zonas de Europa central, y hasta finales del siglo XVIII, principios de XIX, las tumbas sólo se alquilaban por un período de tiempo limitado de unas décadas. Cuando el contrato cumplía, los restos eran exhumados para volver a usar la tumba con un “inquilino” nuevo.
    .

    Karner Beinhaus, la casa de los huesos
    Karner Beinhaus, la casa de los huesos

    Cuando los restos eran exhumados se trasladaban a las Karner Beinhaus donde los cráneos eran limpiados y pintados con diversos motivos, flores, serpientes, etc, y donde se incluía además el nombre de la persona y el año de su muerte. Así los cráneos se convertían en curiosas lápidas
    .

    Karner Beinhaus, la casa de los huesos
    Karner Beinhaus, la casa de los huesos

    Esta peculiar costumbre se fue perdiendo, pero Hallstatt lo sigue conservando debido a la falta de espacio en su cementerio y su Casa de los Huesos sigue en funcionamiento, eso sí,, para poder lucir cráneo allí se debe ser natural del pueblo y dejarlo escrito en testamento. El último cráneo se colocó en 2004

    Karner Beinhaus, la casa de los huesos

    Fuentes:
    https://www.losviajeros.com/Blogs.php?e=2484

    Bibliografía ►
    El pensante.com (marzo 14, 2011). Karner Beinhaus, la casa de los huesos. Recuperado de https://elpensante.com/karner-beinhaus-la-casa-de-los-huesos/