Categorías: Cine y televisión

Los extraños y excéntricos derechos de la Reina Isabel II

Los extraños y excéntricos derechos de la Reina Isabel IILos extraños y excéntricos derechos de la Reina Isabel II

Una reina muy longeva, rodeada de todos los lujos que nadie pusiese imaginar. Cada uno de sus aniversarios fue celebrado por lo alto, y cada uno de sus días servida como la suprema realeza que representa. Pero no era sólo una celebración, sino dos: la oficial, en junio y la real, en abril. Sus privilegios son muchos, pero unos muy peculiares como que no necesita pasaporte alguno, licencia de conducir, pagar impuestos, ni tampoco podría ser arrestada. Presentamos: “Los extraños y excéntricos derechos de la Reina Isabel II”

Poeta personal

Aparte de un selecto y extenso personal, para todos sus servicios, se le asignó un poeta sólo para ella. Simbólicamente, le paga al poeta con un barril lleno de jerez e implica todo un cargo de honor.

Impune ante la ley

Debido al simple hecho de que todos los procedimientos penales y jurídicos en Gran Bretaña se realizan en nombre de su majestad, sería imposible que se condenara a sí misma. Está exenta toda la familia real de pagar tributo.

Cajero automático personal

El sueño de la mayoría de personas: tener un cajero electrónico lleno de dinero ilimitado para su uso continuamente. Pues la Reina sí tiene uno y no cualquiera, sino el cajero súper tecnológico Coutts, el cual sólo está disponible para las personas más ricas del mundo. Este aparato se encuentra localizado en la planta baja del Palacio de Buckingham.

Peces esturiones, delfines, cisnes y ballenas

La realeza de Inglaterra es dueña de un montón de tierras, fauna y flora del mundo, como el río Támesis, donde habitan cientos de cisnes, así como ballenas, delfines, esturiones y mucho más. Lo más curioso es que se come los cisnes y le encantan. Nadie más tiene autorización de comer cisne.

Artículo relacionado

Regalos de copas y rosas

Existe una extraña ley que indica que cuando la reina va de visita a casa de alguna familia importante, le deben ofrecer los mejores licores y bebidas en copas de marfil de la mejor calidad, mismas que ella se lleva al marcharse. Pero no acaba ahí, esto debe ir acompañado de rosas, porque si no lo hacen, pueden perder sus inmuebles. Esto aplica incluso para el marqués de Ailesbury, a quien visita algunas veces en el año.

Se prohíben las risas y la diversión al momento de fallecer

En el momento en que la reina muere, está establecido que se suprimen todos los materiales de risa, diversión y entretenimiento de todos los canales británicos como la BBC. Esto aplicará por casi 15 días desde su deceso. Lo único que está autorizado para transmitir esos días, es todo lo de su funeral, vida y obras. Los canales siempre deben mantener en el vestuario, corbatas negras y trajes de luto para dar la noticia cuando les sorprenda. Igualmente, todos los audiovisuales de la biografía de su majestad, se mantienen siempre listos para usarse en el momento de su muerte.

Tiene el poder de vetar cualquier ley

Su autoridad abarca no sólo Inglaterra, sino también Jamaica, Canadá, Nueva Zelanda y Australia. Si en alguna de estas naciones se aprueba una ley que a su majestad no le guste, tiene todo el derecho de abolirla. Así procedió en el año 1999, cuando el parlamento británico propuso una ley en la que se le retiraba el poder del mando a la reina, de autorizar y mandar ataques de tipo militar. Inmediatamente, la reina Isabel II eliminó el proyecto y caso cerrado.

Puede expropiar las embarcaciones que desee

Cualquier barco registrado en todo el Reino Unido, puede ser expropiado en cualquier momento por la reina. Si ella se llega a enamorar de un yate lujoso y exuberante, perfectamente la ley la faculta para apropiárselo, sin lugar a objeciones o apelación alguna.

Y efectivamente, ya lo ha hecho en algunas oportunidades, como por ejemplo en el año 1982, se presentó públicamente lo que se denominó “el mejor barco del mundo”, al cual llamaron Queen Elizabeth 2, en su honor. Pero ella no se conformó con el honor, sino que le gustó tanto el yate, que dio la orden de expropiarlo. Prácticamente, cualquier propiedad privada puede ser decomisada por la reina, sin que ninguna otra autoridad la pueda juzgar o cuestionar. Dicen que en el momento en que fallezca, la historia del mundo cambiará radicalmente.

Imagen: wikipedia.org

Te puede interesar
Famosos que murieron y a nadie le importó
Muchas veces, la fama es tan pasajera que cuando algunos ídolos mueren, sólo se enteran s...
Famosos que están en el cielo
No todas las celebridades acumulan y acumulan grandes fortunas, para satisfacer su ego y ...
Análisis de El Diablo Viste a la Moda
Entre el Éxito y el Infierno El mundo de la moda, con su glamour deslumbrante y s...
Las pinturas más famosas del mundo
En el mundo del arte es bien sabido, que las pinturas que más gozan de popularidad, ...
Los actores que parecieran tener un mismo personaje...
Hollywood es un mundo de posibilidades para diferentes personalidades actorales. Allí se ...
Los futbolistas más rápidos de la historia
La FIFA es un organización que regula a todas las federaciones de fútbol del mundo. De ig...
Convulsionaron epilépticos por ver un capítulo de Pokemon...
Los padres de familia de esta época, suelen dejar frente al televisor a sus hijo...
Curiosidades de rápido y furioso
“Rápidos y furiosos” ha sido una saga de películas de acción con mucho éxito en taquilla....

Actualizado por última vez en noviembre 8, 2022 7:46 pm

Compartir

AVISO LEGAL


Este sitio web utiliza cookies tanto propias como de terceros para poder ofrecer una experiencia personalizada y ofrecer publicidades afines a sus intereses. Al hacer uso de nuestra web usted acepta en forma expresa el uso de cookies por nuestra parte... Seguir leyendo

ACERCA DEL SITIO


El pensante es una biblioteca con miles artículos en todas las áreas del conocimiento, una pequeña Wikipedia con ejemplos, ensayos, resumen de obras literarias, así como de curiosidades y las cosas más insólitas del mundo.

DERECHOS DE AUTOR


Todos los derechos reservados. Sólo se autoriza la publicación de texto en pequeños fragmentos siempre que se cite la fuente. No se permite utilizar el contenido para conversión a archivos multimedia (audio, video, etc.)

© 2024 El Pensante