Los sistemas simples

En el ámbito de la Física, se concibe bajo la denominación de Sistema Simple a aquel que se caracteriza por poseer pocos elementos, los cuales a su vez se relacionan entre ellos de forma directa y fácil.

Características de un Sistema Simple

De esta forma, entonces, se pueden precisar varios rasgos, que establecerían las condiciones por las cuales un sistema específico pudiese ser considerado como un Sistema Simple, diferenciándolo a su vez de su contrario: los sistemas complejos. En este sentido, se pueden considerar los siguientes como particularidades de los sistemas simples:

  • Cuentan con pocos componentes.
  • Casi no cuenta con sub-sistemas.
  • La relación entre los componentes de los sistemas simples es directa.
  • Son de fácil funcionamiento.
  • Las partes que constituyen el sistema no añaden a éste información adicional.
  • Pueden ser estudiados de forma sencilla.
  • Basta con entender cómo funciona cada una de las partes o componentes del sistema para comprender cómo funciona este.

Ejemplos de Sistemas Simples

Con respecto a las máquinas o mecanismos que pueden ser catalogados como claros ejemplos de Sistemas Simples, las fuentes teóricas coinciden en señalar a las Máquinas Simples (Leer más en Máquinas Simples) como ejemplos exactas de lo que es y cómo funcionan los Sistemas Simples. No obstante, resulta importante recordar que la Física distingue con el nombre de Máquinas Simples a aquellos artefactos empleados para transformar o compensar una determinada fuerza, a fin de mover o elevar un peso, facilitando así el trabajo del hombre. Entre ellas, las cuales a su vez son ejemplos de Sistemas Simples, se distinguen las siguientes:

Rueda

Esta Máquina es conocida también como uno de los Sistema Simple más antiguos, inventado por la humanidad, al tiempo que es considerada también la creación más revolucionaria y útil del hombre, con la cual evolucionó de forma importante. La rueda básicamente puede ser descrita como una pieza circular que gira sobre un eje que está en su centro, lo cual hace que el peso del carro o transporte al cual se agrega pierda considerablemente fricción con el suelo, permitiendo el transporte de grandes pesos de forma práctica  y rápida.

Palanca

Otra Máquina Simple que casi iguala a la rueda con respecto a su antigüedad es la Palanca, definida como una barra rígida, la gira de forma libre sobre un punto, llamado punto de apoyo. Este Sistema Simple se caracteriza por ayudar al hombre a levantar grandes pesos imprimiendo la menor fuerza posible.

Polea

Así mismo, la Polea es un clásico ejemplo de Sistema Simple. Esta Máquina se encuentra compuesta por un dispositivo que da apoyo a una cuerda, al tiempo que permite que ésta se enrolle sobre ella, permitiendo entonces vencer la resistencia de un objeto, facilitando así el levantamiento de pesos.

Cuña

Por su parte, la Cuña es otro caso de Sistema Simple, la cual es catalogada incluso como más antigua que la Rueda. Se trata de una herramienta, fabricada en forma triangular y en base a distintos materiales como madera, piedra o metal, la cual se utiliza específicamente para realizar hendiduras sobre las distintas superficies, así también se usa con la función de rellenar espacios en herramientas o superficies, que así lo requieran. Un clásico ejemplo de cuña es el hacha.

Otros ejemplos

Entre otros tipos de Máquinas Simples, que a su vez ejemplifican los Sistemas Simples, se encuentran la Pinza, el Plano Inclinado y el Tornillo.

Imagen: pixabay.com

Los sistemas simples

Bibliografía ►



Ver más Artículo al azar