Categorías: Curiosidades

¿Por qué no recordamos haber sido bebés?

¿Por qué no recordamos haber sido bebés?¿Por qué no recordamos haber sido bebés?

De la memoria

El mundo de la memoria es uno particularmente fascinante. Como lo veíamos en el caso de Henry Molaison, existen casos en los que una persona ha llegado a perder completamente la capacidad de generar memorias de largo plazo, y otros en los que retiene esta habilidad, pero olvida su procedencia.

Una de las preguntas más recurrentes en este aspecto es ¿por qué no podemos recordar cuando éramos bebés? La distancia temporal – argumento recurrente – no es una respuesta válida: lo mismo tiene problemas para recordar su primera infancia un joven de 20 años que un adulto de 40, pero ambos pueden recordar bien el periodo en el que tenían 10 años (aunque seguramente el joven lo haga con mayor detalle). En cualquier caso, 30 años de distancia no son un problema en el segundo caso mientras que 20 lo son en el primero.

La respuesta, según los expertos en la memoria, va por otro lado. Veamos:

La memoria y los bebés

Como ya hemos visto en estas páginas, la memoria humana es verdaderamente compleja. Puede recordar con gran detalles algunos sucesos, pero también puede aprender lo que podríamos llamar un “piloto automático”. Un buen ejemplo de ello es montar en bicicleta, o anudarse los zapatos: podemos hacerlo sin necesidad de prestar atención. Y muy seguramente si perdiéramos la memoria y no pudiésemos recordar quienes somos también podríamos realizarlo.

Artículo relacionado

Esto ocurre porque esta memoria, conocida como “memoria semántica”, se aloja en un lugar diferente de los recuerdos: la “memoria episódica”. Por esta razón un niño que bien puede olvidar un suceso recuerda siempre decir “por favor” a su mamá al solicitarle un dulce. Y la razón que dan los científicos para la primacía de la memoria semántica es bien interesante.

Cuando un bebé nace, tiene poca información sobre el funcionamiento del mundo. Durante sus primeros años su cerebro está concentrado en absorber información sobre el movimiento de las cosas, sobre las relaciones causa – efecto, sobre el movimiento mismo del bebé, etc. Esto, aunque lo demos por sentado, es muchísimo más importante para el desarrollo y la supervivencia del niño que los recuerdos sobre sucesos pasados. Por esta razón, el cerebro “desactiva” la función de recordar, liderada por el hipocampo, ya que resulta una distracción de sus verdaderas prioridades.

Entre los 2 y los 4 años la función se activa y se va haciendo progresivamente más importante. Es por eso que podemos recordar cosas de nuestra infancia, pero no de cuando éramos bebés.

Fuente de imagen: img0.es.ndsstatic.com

Te puede interesar
Estaciones de radio numéricas: ¿señales de espías?...
“74 14 35 74 - 9 3 8, 74 14 35 74 - 9 3 8,  74 14 35 74 - 9 3 8, 74 14 35 74 - 9 3 8”, y...
Síntomas de llamado de auxilio en el cuerpo
El cuerpo del ser humano, es toda una máquina complejísima que ni siquiera los profesiona...
¿La luna tiene dueño?
Te prometí la luna… Tened cuidado cuando prometáis la luna a alguien, porque puede qu...
Cuento de Aristóteles en la Edad Media
Aristóteles siendo montado como un caballo En el libro Las Bienandazas e Fortunas...
Rutas mortales. Los caminos y carreteras más peligrosas del plane...
Curvas peligrosas - 2ª Parte Tras el descanso para tomar un café, continuamos con la s...
El rifle de Marey. El fusil más útil de la historia...
. El fusil fotográfico Hoy en día el movimiento de las cosas ya guarda pocos secretos p...
Significado de la carta El Ermitaño en el tarot...
Simbología Conocida como la carta del ermitaño, esta baraja ocupa en orden correlativo el...
Curiosidades de Estados Unidos
Estados Unidos es una república federal constitucional, formada por 50 estados y un distr...

Actualizado por última vez en noviembre 10, 2022 10:20 am

Compartir

AVISO LEGAL


Este sitio web utiliza cookies tanto propias como de terceros para poder ofrecer una experiencia personalizada y ofrecer publicidades afines a sus intereses. Al hacer uso de nuestra web usted acepta en forma expresa el uso de cookies por nuestra parte... Seguir leyendo

ACERCA DEL SITIO


El pensante es una biblioteca con miles artículos en todas las áreas del conocimiento, una pequeña Wikipedia con ejemplos, ensayos, resumen de obras literarias, así como de curiosidades y las cosas más insólitas del mundo.

DERECHOS DE AUTOR


Todos los derechos reservados. Sólo se autoriza la publicación de texto en pequeños fragmentos siempre que se cite la fuente. No se permite utilizar el contenido para conversión a archivos multimedia (audio, video, etc.)

© 2024 El Pensante