Recetas saladas a base de peras

Antes de exponer algunas recetas saladas en base a peras, se revisarán algunos aspectos, sobre esta fruta, como por ejemplo su definición, su origen y sus principales propiedades nutricionales.

La pera

Por consiguiente, se comenzará por decir que los botánicos reconocen bajo el nombre de Pera a una fruta, dentro de las cuales se incluyen las distintas especies del género Pyrus, los cuales son producidos por los árboles conocidos a su vez como perales. No obstante, el fruto comestible, conocido de forma general como pera, nace del árbol llamado de forma científica como Pyrus communis.

Con respecto a su apariencia física, la Pera puede ser descrita como una fruta bastante jugosa, de pulpa carnosa y clara, cuya forma, en ocasiones recuerda a un reloj de arena. En cuanto a su apariencia externa, la Pera cuenta con una cáscara de textura un poco rugosa, la cual puede tener un color verdoso o amarillo.

Origen de la pera

Aun cuando la Pera es una fruta que desde tiempos modernos es conocida en casi todo el mundo, siendo también producida con éxito en las regiones templadas del planeta, en realidad esta fruta es originaria de Asia occidental, específicamente de Afganistán, territorio este en donde es consumida y cultivada, desde hace miles de años.

Posteriormente, la Pera viajó de la cara occidental del territorio asiático a la Europa oriental, en donde fue acogida con entusiasmo por la civilización griega, y más adelante por los romanos, quienes fueron responsables de su extensión a través del continente europeo. Por su parte, serían los españoles los responsables de que la Pera viajara de Europa a América, en donde también se extendió rápidamente. En tiempos modernos, China, Italia, Estados Unidos y España son los países que llevan la vanguardia en cuanto a la producción mundial de Pera.

Propiedades nutricionales de la pera

Además de su sabor, la Pera es tenida por los científicos como una gran fuente nutricional. En este orden de ideas, los especialistas señalan que en la Pera se pueden encontrar carbohidratos, grasas, azúcares y proteínas animales, de ahí que sean consideradas entonces como una gran fuente de energía, y el alimento ideal para consumir en el desayuno, o incluso también en el almuerzo.

Así mismo, los expertos en nutrición señalan que en la Pera se puede encontrar importantes cantidades de  vitamina A, lo que hace que esta fruta de origen asiático sea un aliado ideal de la buena salud visual, al igual que de la regeneración celular. Por otro lado, la pera también contiene grandes cantidades de vitaminas B3 y C, esta última responsable de mantener un sistema inmunológico fortalecido.

De igual forma, la pera es fuente de importantes minerales, vitales para el funcionamiento del cuerpo humano, entre los que se encuentra el Calcio, el Hierro y el Sodio.

Recetas saladas a base de pera

No obstante, las increíbles propiedades nutricionales y alimenticias de la pera no son las únicas razones por las cuales cientos de paladares la escogen a diario como alimento preferido, o como ingrediente estrella de numerosos platillos, puesto que la Pera también destaca por su increíble textura y delicioso sabor.

Sin embargo, el común denominador, a la hora de concebir receta que contengan pera, posa su imaginación en postres y dulces, sin ser conscientes de que el increíble sabor de la pera pueden combinar también a perfección con sabores salados. A continuación, entonces algunos ejemplos sobre las deliciosas recetas saladas y platos principales, que pueden cocinarse a base de peras:

Rollito de lomo con pera y salsa de queso

Una receta que puede resultar bastante sencilla, práctica y deliciosa es este rollito de lomo, que cuenta con la mágica combinación de la pera y el queso. Para prepararla, será necesario contar a disposición con los siguientes ingredientes: ocho (8) lonchas o tiras de tocineta o panceta / ocho (8) filetes de lomo / una (1) pera no muy madura / ocho (8) puntas de espárragos, bastante verdes / una (1) taza de queso emmental rallado / media ( ½ ) taza de leche / pimienta negra / aceite de oliva / sal.

Con todos los ingredientes a mano, se comenzará entonces por colocar sobre una superficie papel  film transparente, el cual se usará para armar los rollitos. Extendido este papel, sobre él se colocarán las tiras de tocineta, sobre estas los filetes. Acto seguido, se salpimienta la carne. Se colocan entonces pequeños bastoncitos de pera sobre la carne. Se baña esto con aceite de oliva, o también con mermelada de pera, y se enrolla la preparación sobre sí mismo. Se repite la operación con la otra mitad de los ingredientes.

Ambos rollitos se cuecen al vapor por unos treinta minutos. En paralelo, se lavarán las puntas de los espárragos. Se salpimentarán, y se cocinarán al sartén, buscando hacerlas a la plancha. Así mismo, en una olla se colocará la leche, sal, pimienta y el queso, colocando estos ingredientes al fuego, con el fin de elaborar una salsa de queso, la cual debe removerse continuamente, teniendo cuidado de que se pegue en el fondo.

Se toman los rollitos, ya cocinados, se sacan del papel film, y se pican en rodajas. Se colocan tres por plato, se colocan algunas puntas de espárragos para acompañar, y el platillo se riega con un poco de salsa emmental. Así mismo, se pueden colocar algunas rodajas de pera en almíbar para adornar el plato, y reforzar la presencia de la pera.

Tarta de hojaldre, requesón y pera

Otra deliciosa receta salada en la que se puede apreciar el sabor de la pera es esta deliciosa tarta, la cual será ideal para acompañar alguna ensalada fresca, originando entonces un delicioso plato veraniego. Para prepararla, se necesitará tener a disposición los siguientes elementos: media ( ½ ) libra de placas de hojaldre / dos (2) tazas de requesón / una (1) pera grande / un (1) huevo / sal / pimienta / dos (2) cucharadas de ajo porro picadito / tres (3) tiras de tocineta.

Con todos los ingredientes a mano, se comienza por cortar rectángulos de masa de hojaldre, de cerca de diez por ocho centímetros. Se toma entonces un recipiente hondo, y en él se coloca el requesón. Así mismo, se agrega el ajo porro picadito, las tiras de tocineta picadas también en trocitos, la sal, la pimienta, y se remueve la preparación hasta obtener una mezcla homogénea.

Por su parte, se lava y se pela la pera. Se dispone entonces en una bandeja para horno, previamente enmantecada, al menos unos cuatro rectángulos de hojaldre, sobre cada uno de ellos, con ayuda de una cucharilla se coloca el requesón preparado, y sobre él algunas rodajas de pera. Empero, el relleno no debe lucir abultado, sino que con la ayuda de una paleta o cuchara, se debe extender sobre la lámina de hojaldre.

Si se desea se puede bañar la fruta con un poco de miel, aun cuando esta también podría incorporarse en el requesón. No obstante, no debe abusarse de este producto, por cuanto se desea una receta en la que se pueda sentir el contraste entre dulce y salado. De esta manera, no deberían agregarse más de dos cucharadas en el requesón.

Dispuestas cada una de las bases, con su respectivos rellenos, se procede entonces a colocar sobre cada una de ellas, las tapas de masa de hojaldre. Se doblará suavemente todo el borde de esta preparación, a fin de cerrar la tarta. Si se desea también se pueden presionar, luego de doblado, con un tenedor, lo cual además le dará una bonita forma.

Por último, se debe pintar la superficie de la tarta. Para esto, se batirá un huevo, y con la ayuda de una brocha o pincel para cocina, se pintarán cada una de las tartas. Se llevan entonces al horno, a una temperatura de 200 grados centígrados, por unos 15 minutos, o hasta que el hojaldre luzca dorado. Se sacan del horno, y se le permite a la preparación enfriarse antes de consumirse.

Atún sobre base de peras

Por último, se puede colocar también como ejemplo de entrada hecha a base de peras este plato que lleva a Asia en su esencia. Para prepararlo, será necesario contar entonces con los siguientes ingredientes: media libra de atún rojo / dos (2) peras / media ( ½ ) taza de azúcar morena / media ( ½ ) taza de salsa de soja / jugo de media ( ½ ) naranja / media ( ½ ) taza de ajonjolí / aceite de ajonjolí / hojas de menta.

Cuando se cuente con todos los ingredientes a mano, se comenzará por lavar y pelar las peras, procediendo entonces a cortarlas en finas rodajas. Se llevan entonces a un sartén, y se bañan con el azúcar morena, cocinándolas a fuego lento hasta que se caramelicen. Cuando esto haya sucedido, se colocan las peras escurridas en un plato llano, y se conserva aparte el caramelo obtenido.

Así mismo, se cortan lonjas del atún, más o menos de seis por cuatro centímetros. En un recipiente hondo, se mezcla la salsa de soja, el jugo de naranja y un poco de aceite de ajonjolí. En esta salsa, bien mezclada, se marinan los trozos de atún, al menos media hora antes de comenzar la preparación. Al momento de cocinar el plato, se toma cada trozo de atún, se escurre, se rebosa en semillas de ajonjolí, y se fríen con un poquito de aceite de ajonjolí por tan solo dos minutos.

Al momento de emplatar, se colocará una cama de rodajas de pera caramelizadas, sobre ella el atún. Se baña entonces la preparación con un poco del caramelo que se tenía reservado, se decora con hojitas de menta, y listo. Esta preparación puede ser usada como entrada. Si se deseara como plato principal, bastará con aumentar tan solo un poco el tamaño de la porción de atún. Se puede acompañar de una deliciosa ensalada de wakame.

Imagen: pixabay.com

Download WordPress Themes
Download Premium WordPress Themes Free
Download WordPress Themes
Download Nulled WordPress Themes
free online course
download karbonn firmware
Download Premium WordPress Themes Free
udemy paid course free download
Recetas saladas a base de peras

Bibliografía ►



Ver más Artículo al azar