Resumen de Todos los hombres del rey

En el ámbito de la Literatura clásica estadounidense, se conoce con el nombre de Todos los hombres del rey (The King´s Men, por su nombre en inglés) a una novela, nacida de la célebre pluma del escritor Robert Penn Warren, la cual fue publicada por primera vez en el año 1946, gracias a la trabajo editorial de la casa Harcoourt Brace & Company.

Trascendencia de la obra

De acuerdo a la Crítica, Todos los hombres del rey constituye la mejor obra de su autor, así como una de las novelas más afamadas de todos los tiempos. De hecho, se encuentra incluida en la lista de la Modern Library sobre las Novelas más grandes del siglo XX, en donde ocupa el puesto número 36. Además, esta historia hizo merecedor a su autor del Premio Pulitzer, el cual le fue concedido en el año 1947. También la prestigiosa revista Time la incluyó como una de las 100 mejores novelas publicadas desde 1923.

Así mismo, el séptimo arte no resistió la idea de hacer una adaptación de la historia de Robert Penn Warren. Es así como existen dos películas, la primera estrenada en el año 1949, y que logró obtener un Premio Oscar de la Academia como Mejor Película ese año; y otra que tomó la gran pantalla en el 2006, logrando también gran aceptación entre el público.

Pese a que está catalogada como una obra de referencia política, en realidad su autor sostuvo desde el inicio que su intención nunca fue escribir una obra que se inscribiera en este tema, sino usar esta ambiente como un escenario, en donde los chantajes, el poder, la ambición, las alianzas, los ideales, las rivalidades, traiciones, entre otras, presentarán una excusa para analizar la condición humana, puesto que más allá de poder darse en el contexto político, en realidad son inherentes al hombre.

Por otro lado, Penn Warren toma también la figura del padre, para reflexionar sobre cómo el occidente moderno ha creado la necesidad de contar con uno, y cómo esta necesidad sociológica puede conllevar diversas situaciones.

Resumen de Todos los hombres del Rey

Con respecto a su contenido, básicamente se puede decir que Todos los hombres del rey tiene como hilo conductor la carrera política ascendente que ha llevado a Willie Stark, un hombre de origen humilde, a convertirse en la década de 1930, Gobernador de Luisana, pese al rechazo de algunos sectores que ven en la figura de este hombre a un político populista, que es capaz de mentir y emplear la demagogia para permanecer en el poder.

En este sentido, de alguna manera los sectores que lo acusan de estas culpas no están del todo errados, puesto que el personaje de Stark, en realidad se debatirá durante toda la novela entre sus genuinos intereses sociales y de justicia, y su gran ambición natural por conseguir y retener cada vez más poder.

No obstante, así como la figura de Willie Stark crea antipatía en algunos, también crea el efecto contrario en otras personas, como por ejemplo a los hermanos Anne y Adam Stanton, así como a Jack Burden, abogado y apasionado de la política, que vendrá a ser testigo de los hechos. Estos tres jóvenes tienen en común el venir de familias aristocráticas, y pese a eso sentirse decepcionados o vacíos de las condiciones de su clase, quizás por esto se dejan arrastras por la corriente populista de Stark.

De esta manera, entre cada una de estas tres duplas que se establecen entre Anna Stanton, Adam Stanton y Jack Burden, se pueden ir encontrando distintas personalidades e historias, dentro de la trama principal. Es así, por ejemplo, cómo el autor coloca relevancia en el gran carácter idealista de Adam Stanton, el cual es tan apasionante que en ocasiones no tienen ningún asidero con la realidad. Por ende, Stanton se enamora más de las palabras, los discursos y los hechos, sin necesidad de fijarse realmente en si estos tienen relación con algunos hechos, o por el contrario son ideales irrealizables. Tal vez esto es lo que lo atrapa de Stark su discurso en donde siempre está presente la obra social y el llamado a la justicia.

Por su parte, el otro hombre que participa de la historia, el joven Jack Burden, es presentado como un hombre de leyes, el cual termina por pertenecer al círculo de Willie Stark, firmemente atraído por la gran pasión que lo atrae hacia la política. En lo personal, Burden pasa por cierta crisis existencial que lo ha hecho perder la fe en el mundo que conoce, y seguir hacia adelante a la espera de conseguir alguno que realmente llene sus perspectivas. Quizás esta especie de apatía lo conduce a convertirse en testigo de todo lo que acontece alrededor de Willie Stark.

De hecho, Burden no solo es testigo silente de la vida de Stark, y su viaje en el mundo de la política, sino que termina por convertirse en el narrador de Todos los hombres del rey. Sin embargo, hacia el final de la historia, tendrá que dejar esta posición de espectador, y asumir el reto que la historia coloca delante de él, sin tener otra opción.

Imagen: retrato de Robert Penn Warren, autor de Todos los hombres del rey / Fuente: wikipedia.org

Resumen de Todos los hombres del rey

Bibliografía ►



Ver más Artículo al azar