Sufijo -lisis

Quizás lo mejor, antes de avanzar sobre una definición del sufijo –lisis, sea revisar de forma breve algunas definiciones, que permitirán entender esta partícula morfológica en su justo contexto lingüístico.

Definiciones fundamentales

De esta manera, puede que también resulte pertinente delimitar esta revisión teórica a tres nociones específicas: en primer lugar, deberá abordarse entonces la definición de sufijos, por ser esto indispensable para cobrar conciencia sobre la naturaleza morfológica del sufijo –lisis. Por igual, será menester detenerse un momento en las definiciones de Sufijos según su procedencia y Sufijos nominalizantes, por ser estas las categorías en donde ha sido clasificado este morfema propio del Español. A continuación, cada una de estas definiciones:

Los sufijos

En consecuencia, se puede comenzar por decir que la disciplina lingüística concibe los sufijos como aquellos morfemas tónicos, cuya tarea principal es unirse de forma posterior a determinados lexemas, con el fin de crear o dar vida a nuevas palabras. No obstante, la Lingüística señala que la razón por la que los sufijos se comportan de esta manera puede residir en dos diferentes procesos morfológicos, los cuales han sido explicados a su vez de la siguiente manera:

  • Flexión: por un lado, la Lingüística afirma que existe un grupo de lexemas, que cumplirán con la tarea de anexarse de forma posterior a determinados lexemas, para constituir alguna de las tantas formas que estas partículas –es decir, los lexemas- deben asumir en la medida en que sufran los accidentes gramaticales, impuestos por su contexto.
  • Derivación: en segundo lugar, según señala esta disciplina, algunos otros sufijos tendrán capacidades derivativas, uniéndose entonces a ciertos lexemas con el fin de crear palabras totalmente nuevas, las cuales se caracterizarán por ser totalmente independientes, gramática y semánticamente, respecto a la palabra de la cual se han originado.

Así también, la Morfología subraya que los sufijos podrán ser considerados un tipo de afijo, de las cinco distintas clases, que según esta materia existen en las lenguas naturales, de ahí que pueden ser considerados igualmente junto a los prefijos, infijos, interfijos y circunfijos, morfemas estos de los cuales se diferencia, más allá del punto específico en que cada uno de estas partículas se anexan o insertan en el lexema, por ser los sufijos los únicos afijos que pueden variar la categoría gramatical de la palabra a la que se unen, cuando estos son morfemas derivativos.

Sufijos según su significado

En cuanto a la definición de los sufijos según su significado, las diferentes fuentes han señalado que estos pueden ser entendidos como aquellas partículas morfológicas tónicas, que además de cumplir con la función de anexarse de forma posterior a ciertos lexemas, para crear o generar nuevas palabras, se caracterizan por estar directamente relacionados, a nivel morfológico, con una palabra proveniente de alguna lengua clásica, como por ejemplo el Latín o el Griego.

Así mismo, este tipo de sufijos contarán igualmente con su propia carga semántica, la cual pasará también a formar parte de la nueva palabra que se ha creado, orientando su sentido. Por lo general, este significado que se encuentra unido al morfema del Español coincide plenamente con la carga semántica que posee su referente en la lengua clásica de la cual proviene.

Sufijos nominalizantes

Por último, será también conveniente traer a capítulo la definición de Sufijos nominalizantes, los cuales pueden ser entendidos como aquellos morfemas de tipo tónico y derivativo, que cumplen con la función morfológica de unirse de forma posterior a ciertos lexemas, a fin de crear palabras, que además de contar con su propio sentido semántico, pueden ser clasificadas como sustantivos, independientemente de la categoría gramatical de la palabra que les ha dado origen.

De igual forma, la disciplina lingüística ha señalado que este tipo de sufijos no crean un solo tipo de sustantivos, sino que las palabras creadas en base a él serán clasificadas de acuerdo a la categoría de la palabra de la cual han surgido por medio del proceso de Derivación, distinguiéndose entonces entre Sustantivos denominales, Sustantivos deadjetivales y, por último, Sustantivos deverbales.

Sufijo –lisis

Una vez se han revisado cada uno de estos conceptos, tal vez ciertamente sea mucho más sencillo profundizar en una explicación sobre el sufijo –lisis, el cual ha sido explicado como un morfema tónico y derivativo, propio del Español, lengua ésta en donde esta partícula morfológica se encarga de unirse a determinados lexemas, con el fin de crear nuevas palabras, las cuales pueden ser clasificadas como sustantivos, es decir, que el sufijo –lisis puede ser entendido como  un sufijo nominalizante.

No obstante, este sufijo del Español también se encuentra relacionado etimológicamente con la voz griega lysis, la cual puede ser traducida directamente como “disolución”, “separación” o “descomposición”, cargas semánticas estas que también constituyen al sufijo en Español –lisis. Por ende, toda palabra que en esta lengua se forme en base a la unión de un lexema y esta partícula estará relacionada con estos conceptos. Así mismo, las distintas fuentes morfológicas del Español indican que este morfema puede considerarse también como un sufijo propio del ámbito médico o científico.

Ejemplos de uso del sufijo –lisis

Finalmente, será igualmente necesario exponer algunos ejemplos que puedan mostrar de forma práctica cómo se usa este sufijo dentro del Español. A continuación, algunos de ellos:

Análisis (acción de considerar cada una de las partes de un todo)
Hemolisis (proceso que conduce a separar la sangre en sus distintos componentes)
Psicoanálisis (análisis de la psique humana, desde cada uno de sus componentes)
Hidrólisis (proceso llevado a cabo para separar el agua en cada uno de sus elementos)

Imagen: pixabay.com

Sufijo -lisis

Bibliografía ►



Ver más Artículo al azar