Viuda golosa se come las cenizas de su difunto esposo

.

Mi esposo era el mejor… y el más sabroso

Si es que a veces, estas cosas de la muerte acaban por unir más que por separar. Ya lo vimos hace un tiempo con el caso de este simpático vietnamita que desenterró a su señora esposa y durmió con su cadáver durante cinco años. Hoy la cosa va un poquito más allá y os contamos el caso de una tal Casie, que le ha cogido el gustillo a eso de comerse las cenizas de su esposo, y para más Inri, va y se lo cuenta a todo el mundo.

La cosa es que el buen hombre falleció no hace mucho de un ataque de asma y Casie, su actual viuda y comensal, quedó muy afligida por la pérdida. Tal era su amor por el difunto que no quiso separarse de él, y allá que iba con sus cenizas a todos lados; de compras, de paseo, al médico, al cine… y claro, tanto va el cántaro bajo el sobaco de la viuda que al final se abre. Y así fue que un buen día acabaron unas pocas cenizas en las manos de la viuda y claro, lo normal en estos casos… se las chupeteó y descubrió que le gustaba.

Según afirma la señora, las cenizas tienen sabor a “huevos podrido, arena y papel de lija” y sin embargo le resulta tan sabrosa que no puede parar.

Y así va la cosa, por el momento parece ser que ya se ha merendado un cuarto del tarro mientras acude a terapias en busca de una solución para sus nuevos gustos. ¿Será amor, será gula? Lo único seguro es que el marido probablemente jamás imagino donde reposarían sus restos.

Quizás, y solo quizás, lo que le hace falta a esta mujer son unas buenas vacaciones en Varanasí.

 [youtube=https://www.youtube.com/watch?v=JJKLNlKpNAE&feature=player_embedded]

.

.

.

Tejido por Sinuhe

Fuentes:

www.youtube.com

https://www.studybreaks.com/blog/

Free Download WordPress Themes
Download Best WordPress Themes Free Download
Free Download WordPress Themes
Download WordPress Themes
online free course
download micromax firmware
Download WordPress Themes Free
udemy course download free
Viuda golosa se come las cenizas de su difunto esposo

Bibliografía ►



Ver más Artículo al azar