Archaeopteryx, la primer ave de la historia, ¿podía volar?

Archaeopteryx

En los 1860’s  ocurrió uno de los descubrimientos más fascinantes en la historia de la paleontología. Poco después de que Charles Darwin propusiera su célebre teoría de la evolución, que indicaba que debían existir “formas intermedias” de animales entre todas las especies existentes (aunque pueden ser muy, muy lejanas), se descubrió un fósil que claramente compartía características de reptiles (dientes, cola, garras) y de aves (plumas, alas): el Archaeopteryx.

Este “eslabón perdido” entre los reptiles y las aves se convertiría en una prueba fehaciente de que Darwin en algo tenía razón, pero también generaría todo tipo de debates en los escenarios de biólogos y paleontólogos: ¿cómo vivía? ¿Volaba, o usaba sus alas para planear? ¿Eran las plumas un adorno, una herramienta para el control de la temperatura, o un aditamento para moverse?

El debate lleva ya 150 años y los científicos siguen sin ponerse de acuerdo… hasta ahora. Pues un reciente estudio de la Facilidad Europea de Radiación de Sincrotones (FERS) reveló, por primera vez, cómo podría haber sido el vuelo de estos antiguos dinosaurios.

El vuelo del ave

En el pasado, la mayor parte del debate sobre el vuelo del Archaeopteryx se ha enfocado en la fisionomía del animal y en buscar características que le hubiesen permitido volar. Por ejemplo, la ausencia de ciertos huesos especializados en donde se “anclan” los músculos y que permiten incrementar la fuerza. El debate ha sido interesante porque algunos argumentan que dichos músculos podrían anclarse en tejidos blandos (como cartílagos) y así permitir el vuelo sin necesidad de huesos, y esto no quedaría registrado en los fósiles.

Pero los investigadores del FERS optaron por un camino diferente. Aprovechando las delicadas tecnologías de medición que poseen sus dispositivos se dedicaron a buscar signos de desgaste en los huesos que indiquen la existencia de movimientos repetidos, lo cual a su vez nos permitiría saber si volaban, y cómo volaban.

El resultado es bastante interesante: si bien el Archaeopteryx era incapaz de volar como las aves modernas, está claro que podía aletear y que tenía la fuerza para esfuerzos cortos, semejantes a los de una gallina o un faisán.

Lo interesante es que sus huesos presentan muchas semejanzas con los de otros dinosaurios antiguos, lo que hace pensar que no eran las únicas en dominar el arte del vuelo temprano. Esto significa que muchos dinosaurios seguramente también tenían la capacidad de planear o aletear distancias cortas.

Fuentes:

  1. https://www.sciencenews.org/article/archaeopteryx-had-wings-made-flapping-not-just-gliding
  2. https://news.nationalgeographic.com/2018/03/archaeopteryx-flight-dinosaurs-birds-paleontology-science/?utm_source=quora

Imagen: dinosaurios.info

Archaeopteryx, la primer ave de la historia, ¿podía volar?

Bibliografía ►



Ver más Artículo al azar