Asimilación (fonética)

Quizás lo mejor, antes de abordar la definición que hace la Lingüística sobre la Asimilación, sea revisar de forma breve algunos conceptos, necesarios para entender este fenómeno lingüístico dentro de su contexto adecuado.

Definiciones fundamentales

Por consiguiente, tal vez lo más pertinente sea traer a capítulo las definiciones de Lenguaje, Fonética, Fonología, Cambio fonético y Cambio fonético condicionado, por ser las definiciones directamente relacionadas con el cambio fonético, conocido con el nombre de Asimilación. A continuación, cada una de estas definiciones:

Lenguaje

En cuanto al concepto de Lenguaje, este es visto por la Lingüística como un sistema de signos lingüísticos, cuyo valor se da principalmente por la oposición que presenta cada uno de ellos respecto a sus otros semejantes. Así mismo, además de objeto principal de estudio de la Lingüística, el Lenguaje es descrito por esta como un sistema dicotómico, compuesto por dos entidades o dimensiones, que además de oponerse entre sí, se necesitan de forma constante, y que a su vez pueden ser entendidas de la siguiente manera:

  • Lengua: dimensión intangible del Lenguaje, en donde residen la plenitud de las normas y reglas por las cuales deben manejarse los hablantes de una Lengua. Igualmente, la Lengua es vista como una entidad intangible, colectiva, inabarcable, inmutable y no dinámica.
  • Habla: por su parte, el Habla será la realización concreta de la Lengua, en el plano de la realidad y por medio de la acción de los hablantes. En su caso, el Habla también cuenta con sus propias características, siendo descrita como una entidad tangible, individual, abarcable, mutable y dinámica.

Fonología

De igual manera, la Lingüística también se ha dado a la tarea de definir la Fonología, a la cual considera como una de sus disciplinas, cuyo principal propósito será el estudio del fonema, es decir de la concepción que tiene un hablante sobre uno de los sonidos de su Lengua. Por consiguiente, la Fonología se interesará por todo lo relacionado con la adquisición y funcionamiento de los sonidos de una Lengua desde su punto de vista fisiológico y abstracto, puesto que el Fonema no indica la forma en la que es pronunciado un sonido, sino en el ideal que tiene el hablante de cómo debe pronunciarse. De esta forma, el estudio de la Fonología se inscribiría en el Habla.

Fonética

Por otro lado, la Fonética sería reconocida de igual manera por la Lingüística como una de sus disciplinas, la cual tendría como misión estudiar la forma real en que los fonemas de una lengua son convertidos en fonos –o alófonos-, es decir, el cómo son realizados por parte de los hablantes. En dicho sentido, la Fonética sería una disciplina lingüística cuyo campo de acción se desarrollaría en la dimensión del Habla.

Cambio fonético

En referencia al Cambio fonético este ha sido a su vez descrito por  la Lingüística como toda alteración que se produzca en cuanto a los sonidos de una Lengua. En consecuencia este cambio puede producirse en distintos niveles: por un lado, puede darse solo a nivel fonético, es decir, que la pronunciación del fonema varía en el Habla, sin que dicho cambio alcance el cómo este fonema es concebido por la Lengua, en resumen, cambia solo el alófono sin que se altere el fonema relacionado con él; en segundo lugar también puede ocurrir que además de la modificación sufrida por el alófono, el cambio se instale en la dimensión de la Lengua, haciendo que además del alófono, se produzca una variación a nivel fonológico, lo que implicaría también que el inventario fonológico de la Lengua en donde ocurre la variación aumente o disminuya.

Cambios fonéticos condicionados

Dentro de los cambios fonéticos se pueden distinguir a su vez dos grandes tipos: No condicionados y condicionados. En cuanto a estos últimos, la Lingüística señala que son modificaciones fonéticas que suelen darse en contextos específicos, por lo que puede señalarse que además ocurren siempre en contextos específicos, y como producto de la influencia de los fonemas cercanos sobre el fonema que sufre la variación o cambio, es decir, que casi siempre se dan por adyacencia.

Asimilación fonética

Así mismo, entre los Cambios fonéticos condicionados, la Lingüística concibe tres tipos, según el tipo de cambio que tenga lugar, siendo uno de ellos la Asimilación fonética, la cual se caracteriza principalmente por ocurrir dentro de una misma palabra, en el momento en que un fonema cambia sus rasgos, para asumir los rasgos de otros fonemas adyacentes, que ejerzan influencia en él. Casi siempre este tipo de cambios tienen su raíz en los intentos del hablante por procurarse una pronunciación más sencilla. Igualmente, este tipo de cambios pueden darse en los dos niveles en los que ocurre un cambio lingüístico: o producirse únicamente en el habla (puramente fonético) o llegar en ocasiones a modificar el propio fonema.

Ejemplo de asimilación fonética

No obstante, puede que la forma más eficaz de explicar cómo ocurre o en qué consiste este tipo de cambio fonético sea a través de un ejemplo, que permita ver en la práctica lo que señala la Lingüística en su cuerpo teórico, tal como el que se muestra a continuación:

En tal sentido, un caso de asimilación, puramente fonética, puede ser cuando los hablantes de algunas variedades del Español, dentro de un registro informal, usan la forma de saludo “Hasta luego”, y que cuando la comunicación surge como relajada, tiende a pronunciarse como [atta luego]. Al revisar esta situación podrá verse cómo el fonema /s/ abandona sus rasgos para asimilarse al fonema /t/. Sin embargo, este cambio podría considerarse netamente fonético, pues no alcanza a inscribirse en la dimensión fonológica, si no que ha variado según la situación comunicativa del hablante.

Imagen: pixabay.com

Asimilación (fonética)

Bibliografía ►



Ver más Artículo al azar