Biografía de Confucio

Confucio,  K’ung Fu-tzu, Maestro Kong o Kong Qui (estado de Lu, China 551 a.C – ibídem 479 a.C). Filósofo chino, quien vivió durante la dinastía Chou y se preocupó por desarrollar una doctrina de rectitud y relaciones sociales armoniosas, conocida posteriormente como Confusionismo, la cual sería la base ideológica del Imperio chino, durante las dinastías Han, Tang y Song, posteriores a su muerte. Su labor como maestro y funcionario de estado de Lu, así como sus importantes reflexiones, lo han hecho merecedor de la admiración y respeto de su pueblo por generaciones.


Primeros años

Se cree que nació hacia el año 551 a.C, en el estado de Lu, cerca de lo que actualmente es Qufu, provincia china de Sandong, mismo estado donde falleció en el 479 a.C. Se conoce muy poco sobre sus primeros años. Su biógrafo más extenso es el escritor Sima Chi´en (145 a.c-86 a.C) aunque los historiadores modernos creen que los hechos narrados en sus escritos corresponden más a mitos que a hechos verídicos. No obstante, según Chi´en, Confucio perteneció al clan Kong, una familia de terratenientes de la realeza. Su padre falleció, siendo él apenas un niño de tres años, lo cual trajo la ruina económica de su familia. Sin embargo, recibió una excelente educación.

En su juventud comenzó a trabajar como funcionario del estado de Lu, incursionando en cargos relacionados con la gestión de los graneros. Llegó a ejercer el cargo de Ministro de Justicia, al cual renunció cuando ya no estuvo de acuerdo con las políticas del Príncipe gobernante.

Principios del Confucionismo

Se piensa que su camino como maestro comenzó a los 50 años de edad, cuando su responsabilidad social lo impulsó a no quedarse pasivo ante lo que consideraba una degradación de los valores de su pueblo. De acuerdo a algunas crónicas, en el siglo VI a.C, la rivalidad entre los estados atentaba contra el poder central del Imperio Chou, dinastía que había reinado por más de cinco siglos, trayendo como consecuencia que la sociedad se apartara de sus principios, viviendo un momento de descomposición moral. Confucio vio la necesidad de impartir en todos los espacios el conocimiento de las antiguas tradiciones, así como una doctrina de compasión y conciencia del otro, basada en el principio de no hacer a los demás, lo que no se desea para uno mismo.

Gobierno de la autodisciplina

Creyó necesario impartir principios morales, bajo los cuales se guiaran el Gobierno y sus gobernantes. En este sentido, un buen Gobierno debería procurar una conducta basada en los valores de la caridad, la compasión, la justicia, el respeto a las jerarquías, el interés por la enseñanza de las tradiciones, la meditación y la Educación. Por su parte, un buen gobernante debería practicar la autodisciplina, la tolerancia, la bondad, el respeto a los antepasados, siendo consciente en todo momento de su responsabilidad social de fungir como ejemplo de su pueblo, conservando la humildad y la compasión.

Las cinco relaciones sociales

Así mismo, estableció las normas de comportamiento bajo las cuales deberían regirse las cinco relaciones sociales, en las que creyó debía estar organizada la sociedad China. Confucio creía que existen pares dados por la jerarquía, cuya armonía dicta el buen funcionamiento del pueblo como unidad. Estas serían dadas por las relaciones de benevolencia, respeto y lealtad mutuas entre los dúos sociales gobernador-ministro, marido-mujer, padre-hijo, hermano mayor-hermano menor y entre amigos, sin que ninguno olvidara además estar atados inevitablemente al T´ien-chih (mandato del cielo) fuente principal de donde emana el orden moral, del cual no escapa ni siquiera el Emperador, quien también se debe al T´ien-chih.

Las seis artes de la Educación

En cuanto a la Educación, este filósofo promulgó una doctrina basada en “Seis Artes” que procuraran al discípulo la mayor cantidad de habilidades, que le permitieran transitar un camino marcado por la virtud, la benevolencia y el conocimiento y respeto a las tradiciones y antepasados chinos. Para Confucio, la Educación ideal debería estar conformada por las disciplinas de tiro con arco, matemáticas, caligrafía, música, equitación y espiritualidad, con especial énfasis en transmitir la importancia y la práctica de los antiguos rituales.

Obra Literaria

Confucio viajaba a distintos lugares para impartir sus enseñanzas al pequeño grupo de discípulos que logró reunir. Compartió sus labores de enseñanza con la elaboración de algunas obras literarias que consideró imprescindibles de ser leídas por sus contemporáneos. Reeditó algunos de los clásicos más importantes de la tradición china, entre los que se encuentran el Libro de Odas. Así mismo recopiló la historia de los 12 duques del estado Lu, el cual compiló bajo el título Anales de Primavera y Otoño. Sus enseñanzas fueron recogidas después de su muerte por su discípulo Zhu Xi, bajo el nombre de Lunyu, conocido en occidente como “Las Anacletas de Confucio”.

Últimos años

Confucio creía que la puesta en práctica de estas directrices originaría en tres años la perfección social. No obstante, la decadencia que vivía su sociedad desestimó su doctrina. Confucio murió el 21 de noviembre del año 479 a.C seguro de que sus enseñanzas habían sido inútiles. Algunas centurias después, en el siglo II a.C, la dinastía Han tomó la doctrina de Confucio como base ideológica de su Estado. Confucio es considerado una de las 100 personas más influyentes de la historia y uno de los maestros más sabios. En 1994, el templo, el cementerio y la residencia de la familia Kong fue declarado Patrimonio cultural de la Humanidad.

Fuente de imágenes: taringa.net

Free Download WordPress Themes
Download Premium WordPress Themes Free
Download Nulled WordPress Themes
Download WordPress Themes
udemy course download free
download samsung firmware
Download Premium WordPress Themes Free
udemy course download free
Biografía de Confucio

Bibliografía ►



Ver más Artículo al azar