Biografía de Félix María Calleja

Félix María Calleja del Rey Bruder Losada Campaño y Montero de Espinosa (Medina del Campo, España, 1 de noviembre de 1753 – Valencia, España, 24 de julio de 1828). Conocido simplemente como Félix María Calleja. Noble, político y militar español, quien ejerció varios cargos de mando en las colonias españolas del Nuevo Mundo.

En este sentido, Félix María Calleja llegó a ser 2do Jefe Político Superior de Nueva España, así como 60 virrey de la Nueva España, cargo que desempeñaría durante la Independencia de México, movimiento al que se enfrentó con mano dura, logrando prácticamente acabar con él. Paradójicamente, Félix María Calleja estaba casado con María Francisca del Gándara de Calleja, la cual es recordada por la historia colonial como la primera mujer absolutamente criolla en ocupar el papel de Virreina. Así mismo, Félix María Calleja ostentaba el título nobiliario de I Conde de Calderón.

Primeros años

De acuerdo a las fuentes biográficas, Félix María Calleja nació el 1 de noviembre de 1753, en Medina del Campo, España, convirtiéndose en hijo de don Juan Cayetano Calleja y doña Eugenia Severina Rey. A pesar de que se tienen pocos datos sobre su infancia, se conoce que se alistó en el servicio de armas estando bastante joven, lo cual no le impidió destacar entre sus compañeros por su gran inteligencia. Sus biógrafos apuntan a que siguió estudios en Cartografía militar.

Primeras expediciones

Por consiguiente, se tiene noticia de que en el año 1775 participó en la expedición contra Argel, la cual sin embargo fracasó. Así mismo, en 1782 y con el grado de teniente, formó parte de las tropas que avanzaron contra el puerto menorquín de Mahón, en búsqueda de su reconquista, la cual lograron. Igualmente, ese mismo año, participó en el asalto a Gibraltar, ciudad que sin embargo no lograron sitiar con éxito. Para el año 1784 ya había logrado que sus numerosos éxitos y su arrojo lo colocaran al frente del Colegio Militar, cargo que ejercía desde el grado de Capitán, y en donde permanecería por cuatro años, hasta 1788.

Viaje al Nuevo Mundo

Así mismo, sus biógrafos reseñan el año 1789 como el momento en que el Félix María Calleja cruzó el océano, para viajar hasta el Nuevo Mundo, siendo el virreinato de Nueva España (ubicado en América del Norte) el primer territorio visitado por este militar español, quien llegó a esta colonia, a fin de acompañar al II Conde de Revillagigedo, quien asistía para tomar posesión del cargo de virrey que le había sido otorgado por la Corona española.

Como parte de su misión en las tierras del Nuevo Mundo, Félix María Calleja fue designado por el nuevo virrey como Capitán de infantería del Regimiento de Saboya. Sin embargo, una petición especial logró que asumiera finalmente el cargo de Capitán de infantería pero en el Regimiento de Puebla. Sus acciones e influencias pronto lograron que en un importante ascenso fuese nombrado entonces como Comandante de la Brigada de Infantería de la Intendencia de San Luis de Potosí, territorio en donde comenzó también a adquirir y poseer tierras, convirtiéndose en un importante terrateniente.

Lucha contra los insurgentes

Sin embargo, no eran tiempos fáciles, pues América era un territorio todavía virgen, con focos revolucionarios a lo largo y ancho de su geografía, tanto de parte de la sociedad criolla que buscaba la Independencia política de España, como de la Resistencia Indígena que se enfrentaba al poder conquistador en rebeldía a la opresión de éste. No obstante, Félix María Calleja no se amilanó en lo más mínimo, y por el contrario combatió toda escaramuza o ataque contra el virreinato. Por otro lado, fue Potosí también el lugar donde conoció a la mujer con la que se casó, María Francisca de la Granada Calleja, mujer criolla e hija del importante hacendado don Manuel Jerónimo de la Granada.

Desarticulación del movimiento independentista

Probablemente el enfrentamiento más importante que hubo tenido este militar español contra una fuerza subversiva en el Nuevo Mundo sucedió cuando le hizo frente al movimiento independentista de México. En este sentido, para el año 1810, cuando ya ostentaba el rango de Brigadier de la división de Caballería, recibió órdenes directas del virrey Venegas, para que marchara a la Ciudad de México, la cual se encontraba en la mira de los rebeldes independentista, quienes bajo la dirección de Hidalgo habían ya logrado tomarse a Guanajuato por asalto.

Con su misión asumida, Félix María Calleja marchó contra estos grupos, a los que se enfrentó por primera vez en la Batalla de Aculco, contienda en la que triunfo magistralmente al hacer desertar a un número importante de independentistas, al tiempo que logró arrestar a por lo menos seiscientos de ellos, asestándole entonces al enemigo independentista un golpe mortal. Igualmente se anotó otra victoria imponente en  la Batalla de Puente de Calderón. Posteriormente, se dirigió hacia el norte del país, donde sus fuerzas lograron colocar en arresto a los principales líderes del movimiento independentista mexicano, entre los que figuraban Miguel Hidalgo e Ignacio José Allende, quienes a otros fueron finalmente ejecutados. En recompensa a su victoria total contra este grupo que buscaba desconocer el poder de la corona, Félix María Calleja fue premiado con el título nobiliario de I conde de Calderón.

Empero, ese no sería el único movimiento independentista que este militar debería enfrentar, pues pronto tendría ya ocasión de tener que defender nuevamente el virreinato de Morelos y sus hombres. De hecho, las tropas a su mando, terminaron por conformar las tropas de leales a la corona que le haría frente a las intenciones libertarias del cura Morelos y de López Rayón.

Virrey de la Nueva España

La ola de fama que había obtenido con la victoria frente a Hidalgo y sus hombres pronto darían frutos. El gobierno de Venegas se iba a pique, puesto que además de su incapacidad para controlar los focos rebeldes, el virreinato estaba arruinado. De esta forma, todo se prestó para que finalmente este virrey fuese depuesto, y en su lugar, el 28 de enero de 1813, Félix María Calleja fuese nombrado virrey de la Nueva España, cargo que sin embargo no tomó en posesión sino hasta dos meses después.

Con gran entusiasmo tomó responsabilidad de su nuevo cargo, haciendo importantes reformas tributarias y de hacienda, que le permitieron recapitalizar al virreinato. Para este momento le tocó hacer frente al cura Morelos que andaba con sus hombres en el sur del territorio tomando fuerzas y sentando base políticas en búsqueda de una toma al poder virreinal, a fin de conseguir la Independencia. No obstante, después de una fuerte persecución y una represión sin límites, Félix María Calleja logró finalmente someter nuevamente a los rebeldes, consiguiendo el fusilamiento de Morelos.

Así mismo, la venganza contra todo aquel que hubiese apoyado o simpatizado con los rebeldes tomó curso, hecho que logró el efecto contrario, pues incluso la propia sociedad de criollos comenzó a ver sus castigos como excesos de poder y actos injustos. Con la opinión pública en contra fue relevado de su puesto de Virrey el 20 de septiembre de 1816.

Viaje a España

Sintiendo que su misión en el Nuevo Mundo había terminado, Félix María Calleja decidió regresar a su España natal, donde en el año 1818 recibió sus demás títulos nobiliarios, al ser nombrado Caballero de la Gran Cruz de la orden de Isabel la Católica. Igualmente, sus méritos fueron reconocidos al recibir el también el título de Caballero Gran Cruz de la Orden de San Herrmenegildo. Igualmente, fue ascendido en su rango militar, siendo investido por el grado de General de Andalucía.

A nivel político no se le sentenció al retiro, sino que por el contrario, la Corona lo nombró en 1819 Gobernador de Cadiz. Así mismo, recibió del propio rey Fernando VII la misión de organizar un ejército que le permitiera a España reconquistar sus territorios ultramarinos. Misión que sin embargo fue imposible cumplir, pues América finalmente logró expulsar todo reducto de gobierno español de su territorio.

Últimos días

Luego de lograr librarse de su presidio en Mallorca, consecuencia de la derrota en la conquista de las colonias españolas en Ultramar, Félix María Calleja fue nombrado capitán general de Valencia, posición que ocuparía hasta su muerte, acaecida en la ciudad de Valencia, España, el 24 de julio de 1828.

Imagen: wikipedia.org

Biografía de Félix María Calleja

Bibliografía ►



Ver más Artículo al azar