Biografía de Maquiavelo

Niccolò di Bernardo dei Machiavelli, mejor conocido por la españolización de su nombre: Nicolás Maquiavelo (San Casciano in Val di Pesa, Florencia, 3 de mayo de 1469 – íbidem, 21 de junio de 1527). Funcionario público, Político, Diplomático y Escritor de origen florentino, quien es considerado históricamente como el padre de las Ciencias Políticas, a raíz de la creación de su máxima obra, El príncipe, el cual es tenido como la obra fundadora de esta disciplina.

Primeros años

De acuerdo a lo que apuntan sus biógrafos, Nicolás Maquiavelo nació en el pequeño pueblo florentino San Casciano in Val di Pesa, el 3 de mayo de 1469, convirtiéndose en hijo del abogado Bernardo Machiavelli y su esposa Bartolomea di Stefano Nelli, ambos pertenecientes a unas de las más influyentes y cultas familias de Florencia, aun cuando a lo largo de los años el matrimonio había sido acosado por la pobreza, debido a las deudas del padre de Nicolás Maquiavelo.

Funciones como servidor público

Su juventud la vivió entre los días de esplendor de Florencia, siendo testigo de cómo en el año 1494 fue derrocado el régimen de los Médici, de quien le impresionaba el gran esplendor de su poder. No obstante, paradójicamente, el derrocamiento de estos soberanos coincidió con el inicio de Maquiavelo como Funcionario Público, quien con veinticinco años de edad, se uniría al servicio servicio militar Libre de Florencia, donde destacó como un gran estratega.

De esta forma, durante los próximos dieciocho años, desde 1494 hasta el retorno al poder de los Médici, Maquiavelo llegó a ocupar importantes cargos oficiales, como el de Secretario público e incluso el de Canciller, representando diplomáticamente a la República de Florencia, y convirtiéndose en autor de documentos públicos, decretos y  escritos que en la actualidad son considerados verdaderos tratados políticos.

Misiones diplomáticas

Entre las tareas de más alta importancia que hubo de afrontar este escritor florentino durante su trabajo como servidor público, destaca por ejemplo la encomienda que tuviera que realizar en 1499, para la noble Caterina Sforza. Así mismo, cinco años después, Maquiavelo es enviado por Florencia a Francia, a fin de convencer en persona al soberano Luis XII, para que continuara con el conflicto bélico hacia Pisa. De igual forma, Maquiavelo será testigo histórico de las actuaciones del papa Alejandro VI, y su hijo César Borgia, de quien admirará su gran astucia para conservar el poder, cualidad que años más tarde plasmará en su obra El Príncipe, cuyas líneas reflejan el comportamiento político de Borgia.

Más adelante, durante el año 1507, Maquiavelo es enviado por Florencia a Alemania, a fin de discutir directamente con el emperador Maximiliano sobre las acciones imperiales y expansionistas que ya comenzaba a demostrar este soberano, quien pese a tener opiniones distintas, quedó sumamente sorprendido con la elocuencia y pensamiento de Maquiavelo. Incluso, accedió a la petición florentina de no tocar territorios italianos.

Durante sus últimos años como funcionario, Maquiavelo participó de los eventos que tuvieron lugar a partir de 1508, en razón de la conformación de la Liga de Cambrai, asociación política entre las más importantes potencias europeas y el Papa, en contra de la República de Venecia. Sin embargo, aun cuando la asociación cumplió con su cometido de desmontar a Venecia, también dejó a Florencia sin ningún tipo de protección y bajo los designios papales, lo cual debilitó fuertemente la República que se había establecido dieciocho años atrás, acelerando igualmente el regreso de los Médici, el cual se cristalizó en 1512. El regreso de estos soberanos también trajo la expulsión de Nicolás Maquiavelo de la estructura del Estado, poniendo punto final a su carrera como Funcionario Público de Florencia.

Presidio y Exilio

Aun cuando Maquiavelo no sentía aversión hacia los Médeci, a quienes por el contrario admiraba profundamente, el regreso de estos monarcas implicó un cambio abrupto en su vida. Para comenzar fue despedido de sus funciones públicas, para ser puesto bajo arresto e incluso torturado, a fin de conseguir su confesión, con respecto a una presunta conspiración en donde se le acusaba de estar implicado.

Afortunadamente, para Maquiavelo, el papa León X intervino y medio ante los Médeci logrando su liberación. Una vez fuera de prisión, Maquiavelo regresó a su pueblo natal, donde conservaba la propiedad de sus padres, en el pequeño pueblo San Casciano in Val di Pesa, el cual se encontraba a unos quince kilómetros de Florencia, a fin de alejarse del centro del poder. Un poco decepcionado de sus últimas vivencias, Maquiavelo coloca su empeño en dedicarse al trabajo físico, tratando de obtener recursos de la tala de un bosque vecino a su propiedad, así como de la agricultura. Son años en donde su única compañía son los obreros y hombres del campo con quien compartía, puesto que los amigos y relaciones florentinas le han dado la espalda, en vista de su desgracia política y económica.

Nace un escritor

Sin embargo, este hombre de campo era un rol desempeñado por Maquiavelo sólo en el día, pues en la noche, libre de responsabilidades, este político florentino gustaba como rutina de colocarse sus mejores trajes, y entregarse a la lectura de algunos de los más célebres escritores occidentales, como Ovidio, e incluso el propio Dante. Así mismo, fue durante estos años que su pluma despertó a la necesidad de plasmar en obras todo lo aprendido y concluido durante los dieciocho años de funciones dentro del estado.

Es durante estos años, en los cuales Nicolás Maquiavelo logra la composición de El Príncipe, un tratado político, en donde este autor logra plasmar magistralmente los tipos de Estado que pueden existir, así como los esfuerzos y estrategias que debe seguir El Príncipe, a fin de conservar el poder, fin último de todo soberano. Dedicado a Lorenzo de Médici, Maquiavelo logró idearse la forma de hacer llegar una copia de la obra a manos de esta familia gobernante, quienes lo despreciaron. Contrariamente hoy en día es considerada una de las obras políticas de mayor valor y lucidez, incluso generando un tipo de pensamiento, denominado en honor a su creador: el pensamiento maquiavélico.

Así mismo durante esta época escribió un total de ocho obras, entre las que también destaca Discursos de la primera década de Tito Livio, obra en la cual Maquiavelo logra exponer su posición política, producto de largos años de oficio, padecimiento y labor. De esta forma, este escritor florentino llega a formular el por qué considera que el mejor gobierno para una nación es una República, y no una monarquía, aun cuando el gobierno republicano sea comandado por un monarca.

Últimos años

Hacia el año 1521, cuando Maquiavelo había cumplido los cincuenta y dos años de edad, logró conseguir una amnistía con el Estado florentino, siendo disculpado de las acusaciones que se le hacían. Sin embargo, la luna de miel duró muy poco, pues a los pocos meses fue acusado nuevamente de estar involucrado en un plan para derrocar a los Médici, razón por la que fue puesto nuevamente bajo presidió y torturado.

Nuevamente puesto en libertad, cuando no pudo comprobársele nada, recibió como prueba de su fidelidad la misión de liberar a un grupo de trabajadores de la lana que habían sido secuestrados, tarea que Maquiavelo llevó a buen término. Para su sorpresa, los hombres, pertenecientes a un influyente gremio decidieron premiar la valentía de Maquiavelo, recompensándole con una buena cantidad de dinero. Sorprendentemente, Maquiavelo quiso festejar la buena fortuna comprando un billete de lotería, resultando ganador, y recibiendo un premio de 20 mil ducados.

Habiendo pagado algunas deudas, y decidido a dedicarse al oficio intelectual, logró conseguir un puesto en la Academia de Bernardo Rucellai, institución dedicada al trabajo humanista. Su primera misión fue traducir directamente desde el griego la obra de Polibio. Sus años finales, lo volvieron a acercar a la política florentina, de mano de Clemente VII, perteneciente a la familia Médici, lo que ha hecho que en los últimos años, se crea a este escritor como parte fundamental del mandato de estos soberanos, cuando contrariamente siempre fue perseguido por ellos.

Finalmente, el 21 de junio de 1527, a la edad de 58 años, Nicolás Maquiavelo falleció en su propiedad en San Casciano in Val di Pesa. No obstante, es ese momento sus contemporáneos no tuvieron el tino de apreciar en justa medida la dimensión de este escritor, intelectual y político florentino, quien por el contrario sería descubierto y valorado por los hombres de los años posteriores, momento desde el cual es considerado uno de los más grandes e influyentes intelectuales de la Historia.

Imagen: escultura de Nicolás Maquiavelo, la cual se encuentra frente al antiguo Palacio de los Oficios, en Florencia. / Fuente: flickr.com

Biografía de Maquiavelo

Bibliografía ►



Ver más Artículo al azar