Científicos descubren tres nuevas especies de peces en las profundidades del océano

Tabla de contenido

Océano

El océano es increíblemente vasto y hoy por hoy sabemos más de la superficie la luna que de lo que yace en el fondo de su extenso territorio.

Muchos sueñan con el día que encontremos gigantescos monstruos viviendo en lo más profundo de las aguas oceánicas. Sin embargo, es muy difícil que algo así suceda en términos biológicos, pues las profundidades del océano simplemente no tienen la cantidad de alimento que un animal de gran tamaño requeriría. Esto es cierto en particular cuando hablamos de profundidades superiores a los tres kilómetros, a donde no llega casi nada de alimento desde la superficie.

Pese a ello, la profundidad del océano sigue siendo fascinante y día tras día seguimos encontrando nuevas especies capaces de sobrevivir a altísimas presiones. El más reciente de estos descubrimientos ocurrió en la llamada Fosa de Atacama, ubicada en el Pacífico Sur y cuya profundidad supera los ocho kilómetros.

Los peces de Atacama

El descubrimiento fue realizado por científicos de la Universidad de Newcastle, quienes utilizan un sistema de sumergibles autónomos capaces de llegar a grandes profundidades, tomar fotografías y videos y volver a ascender cuando la tripulación así lo requiere. En una de las inmersiones fueron encontrados tres nuevos peces babosos, caracterizados por tejidos muy blandos y la ausencia de escamas y que parecen ser los depredadores máximos de estos ecosistemas. Estos peces de menos de 40 centímetros de longitud viven junto a un número sorprendente de invertebrados (de los que se alimentan) en profundidades que superan los siete kilómetros y medio.

Las presiones en esta fosa oceánica son muy superiores a aquellas donde viven los peces mejor conocidos de las profundidades: los peces abisales. Por esta razón, al contrario que sus parientes de más arriba, estos peces babosos deben tener tejidos extremadamente blandos para resistir la presión y revientan como un globo al subir a la superficie. Esto ha dificultado mucho su estudio, pero en esta inversión fue posible capturar un individuo que llegó a la superficie en buen estado.

Los peces babosos sobreviven a profundidades mucho más altas que cualquier otro pez, lo que les permiten vivir en un ecosistema sin competencia ni depredadores.

Fuentes:

  1. https://www.sciencedaily.com/releases/2018/09/180910142440.htm

Imagen: gsy.bailiwickexpress.com

Científicos descubren tres nuevas especies de peces en las profundidades del océano

Bibliografía ►



Ver más Artículo al azar