Complemento Circunstancial de Destinatario

Ampliar este tema:

El Complemento Circunstancial de Destinatario es uno de los tantos complementos circunstanciales que pueden encontrarse en las lenguas naturales. Sin embargo, antes de avanzar en una explicación sobre esta estructura sintáctica, se revisarán algunas definiciones que de seguro permitirán entenderla dentro de su justo contexto lingüístico.

Definiciones fundamentales

Así mismo, se tomará también la decisión de delimitar esta revisión teórica a dos nociones específicas: Verbo y Complemento Circunstancial, por encontrarse directamente relacionados con el tipo de complemento verbal que se estudiará posteriormente. A continuación, cada una de estas definiciones:

Verbo

En consecuencia, podrá comenzarse por decir que el Verbo ha sido explicado, por las distintas fuentes, como uno de los principales tipos de palabras, que existen en las lenguas naturales, estudiadas hasta ahora. Empero, si se quisiera tener un concepto mucho más integral sobre este tipo de partícula, será necesario tomar en cuenta las definiciones que han promulgado sobre ellas las principales disciplinas de la Lingüística.

Por ejemplo, se puede encontrar que la Semántica –materia que estudia los significados- considera que el Verbo puede ser explicado como una palabra, que cumple con la misión de señalar una acción específica, bien si la ha ejecutado un sujeto activo, o si la ha sufrido un sujeto pasivo.

Igualmente, la Sintaxis –disciplina que prefiere estudiar las partículas según la posición y ubicación que tienen- señala al verbo como una palabra que ejerce como núcleo del sintagma verbal, así también como del predicado.

Por otro lado, la Morfología –área de la Lingüística que se preocupa por estudiar la constitución de las partículas- define al verbo como una palabra variable, la cual tiene la capacidad de cambiar su estructura, según los distintos accidentes que imponga su contexto lingüístico.

Complemento Circunstancial

En segundo lugar, también será necesario revisar de forma breve la definición de Complemento Circunstancial, el cual ha sido explicado, a grandes rasgos, como uno de los principales tipos de complementos verbales que existen.

De forma mucho más específica, el Complemento Circunstancial ha sido definido como la estructura sintáctica, que dentro de la oración, acompaña o refiere al verbo, con el fin de complementarlo, señalando cuáles han sido las circunstancias en las cuales se ha ejecutado.

Por consiguiente, no se puede decir que existe un solo tipo de Complemento Circunstancial, pues habrá tantas clases como circunstancias puedan señalarse, en base al lugar, forma, momento, causa, finalidad, herramienta, compañía, obstáculo o destinatario que haya tenido la acción al momento de realizarse.

Así mismo, las distintas fuentes indican que la forma adecuada de identificar este tipo de complemento dentro de la oración, es interrogar directamente al verbo, sobre sus circunstancias, preguntándole entonces dónde, cómo, cuándo, por qué, para qué, con qué, con quién, pese a qué o para quién fue ejecutada la acción.

Complemento Circunstancial de Destinatario

Toda vez se han realizado estas definiciones, puede que ciertamente sea mucho más sencillo abordar una explicación sobre el Complemento Circunstancial de Destinatario, el cual ha sido explicado entonces como uno de los principales tipos de complementos circunstanciales con los que cuenta un verbo.

Por igual, el Complemento Circunstancial de Destinatario ha sido señalado como la estructura sintáctica que refiere o acompaña al verbo, para indicar quién se beneficiará de la acción que ejecuta el sujeto, es decir, para quién se realiza la acción.

Como todos los complementos circunstanciales, este se identifica en la oración, interrogando al verbo. En este caso, se debe entonces tomar la partícula verbal, y preguntarle directamente ¿para quién? La respuesta podrá ser interpretada como el Complemento Circunstancial de Destinatario.

Ejemplo de Complemento Circunstancial de Destinatario

No obstante, puede que la forma más eficiente de completar una explicación sobre el Complemento Circunstancial de Destinatario sea a través de la exposición de algunos ejemplos, que permita ver de forma concreta la estructura de este tipo de complementos verbales, así como la manera directa de identificarlo dentro de la oración. A continuación, las siguientes oraciones:

Compré estos libros para mi sobrino → Si en esta oración se quisiera identificar el Complemento Circunstancial de Destinatario, entonces se debería tomar el verbo, y preguntarle de forma directa ¿para quién compré estos libros? La respuesta sería “para mi sobrino” esta estructura sintáctica puede ser señalada como el C.C. de Destinatario o Beneficiario, pues señala quién recibirá lo que produce la acción.

Trabaja para el Estado → Así mismo, en este caso, se puede tomar la oración, e interrogar directamente al verbo, preguntándole directamente ¿para quién trabaja el sujeto de esta oración? La respuesta será “Para el Estado”. Esta estructura sintáctica señala el beneficiario de la acción ejecutada por el sujeto implícito, por lo tanto puede ser interpretado o identificado como el Complemento Circunstancial de Destinatario.

Una forma de identificar este tipo de complemento circunstancial dentro de la oración, además de ser la estructura sintáctica que da respuesta a la pregunta ¿para quién?, es que siempre se encuentra introducida a la estructura gramatical por medio de la preposición “para”, mientras que la estructura incluye un ente, no una finalidad.

Imagen: pixabay.com

Complemento Circunstancial de Destinatario

Bibliografía ►

loading...

Ver más Artículo al azar