Categorías: Matemáticas

¿De dónde vienen los números?

¿De dónde vienen los números?¿De dónde vienen los números?

Cuando marcamos un número telefónico, digitamos una clave o calculamos una operación aritmética, la mayoría de nosotros no somos conscientes de la larga historia que hay en cada uno de estos símbolos con un valor específico o de que no siempre se han usado en la cultura occidental, pero ¿y dónde nacieron?

La mayoría de los países de la cultura occidental usa un sistema posicional de base 10, conformada por nueve cifras y un cero, representados por los símbolos 0, 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, los cuales son conocidos como números arábigos o indoarábigos, debido a su origen geográfico, ya que fueron los árabes, quienes los tomaron prestados de la India, y los difundieron por Europa. Así que en ese sentido, los números que nos enseñan desde los primeros años en la escuela provienen de Asia.

De hecho algunos matemáticos sugieren que pueden provenir de China, pues se tiene noción de un antiguo sistema de numeración llamado Hua Ma, el cual también es posicional y de base diez. A la luz de esta teoría, que señala el alto intercambio de peregrinos budistas entre la India y la China, durante el siglo V y VIII, tal vez los matemáticos indios pudieron inspirarse en el sistema de numeración chino para crear el propio. No obstante, más allá de cualquier especulación, el primer registro de uso por parte de la India de un sistema posicional de base diez se da durante el siglo VII, en el que existían nueve símbolos y un punto para representar el cero.

Igualmente, se cree que fue en el año 670 que este Sistema de Numeración, llegó a Oriente Medio. No obstante fue rechazado por algunos matemáticos pues les resultaba extraño el uso de ceros tras dígitos distintos de cero, y no entre ellos como los usaba el sistema de numeración babilónico, que era el que se usaba en la región. No obstante en el siglo X, algunos matemáticos árabes se interesaron en el sistema de numeración indio, escribiendo al respecto importantes trabajos como por ejemplo El uso de los números de la India, el cual consta de cuatro volúmenes desarrollados por Al-Kindi en el 825, y que constituye una de las obras que más influyo en la expansión de este sistema numérico.

Artículo relacionado

Por su parte, las primeras menciones en occidente de este tipo de números se dan en el año 976. Dos años después, en el 980, el Papa Silvestre II hace un anuncio papal dictando la enseñanza y difusión de este sistema de numeración a través de Europa. Igualmente, en 1202, el matemático italiano Fibonacci, escribió el libro Liber Abaci, el cual fue también primordial para la difusión en el viejo continente de este sistema numérico. No obstante, no fue sino hasta 1450, cuando la invención de la imprenta hizo posible la amplia difusión en Europa de este sistema posicional basado en diez, conocidos desde ese entonces como números arábigos o indoarábigos. Igualmente el proceso de conquista ejercido sobre América y el Caribe, hizo posible su difusión a nuestro continente.

De esta forma, para el amanecer del siglo XV, su uso está totalmente posicionado en Europa. Incluso en 1700 el zar Pedro I de Rusia los lleva a su país, reemplazando con ellos a la numeración cirílica, posicionándose así como el sistema de numeración usado en la mayoría de los países, y constituyéndose además como uno de los pasos más importantes para las matemáticas.

Sin embargo, y aunque nos parezca extraño no todos los pueblos del planeta cuentan en la misma forma que nosotros o con los mismos símbolos, por ejemplo en Japón se usan los símbolos de la numeración japonesa, aunque también se usan los números arábigos, a los cuales se les conoce en la cultura nipona como números rōmaji. Incluso aunque parezca curioso hasta hace poco, algunos años antes, la cultura musulmana usaba los números arábigos sólo y únicamente para las matemáticas, mientras que los comerciantes preferían el sistema numérico hebreo y el griego, y los científicos usaban el babilónico. No obstante el mundo globalizado de hoy ha hecho que culturas como la China y la Japonesa, entre otras de Oriente Medio, incorporen a sus actividades comerciales el uso de los números arábigos.

Fuente de imagen: es.winner.wikia.com

Te puede interesar
Cómo determinar el grado relativo de un polinomio...
Quizás lo mejor, antes de abordar aquellos casos que pueden servir de ejemplo a las opera...
Valor absoluto del número entero
Tal vez lo más conveniente, previo a abordar la definición de Valor absoluto en los Númer...
Tipos de grado que puede tener un polinomio
En pro de lograr un entendimiento contextualizado de los tipos de grado que puede tener u...
Ejemplos de cómo racionalizar denominadores
Es probable que lo más pertinente, previo a abordar cada uno de los ejercicios que pueden...
La radicación
Dentro del ámbito de la Matemática, se conocerá como Radicación a una operación, consider...
Razones y proporciones
Antes de avanzar en las respectivas definiciones que pueden haber sobre las Razones y las...
Identidad de Legendre (Resta)
Uno de los dos casos que pueden darse sobre la Identidad de Legendre ocurre cuando los bi...
El trapezoide
Quizás lo más conveniente, antes de abordar una explicación sobre el Trapezoide, sea revi...

Actualizado por última vez en noviembre 10, 2022 10:49 am

Compartir

AVISO LEGAL


Este sitio web utiliza cookies tanto propias como de terceros para poder ofrecer una experiencia personalizada y ofrecer publicidades afines a sus intereses. Al hacer uso de nuestra web usted acepta en forma expresa el uso de cookies por nuestra parte... Seguir leyendo

ACERCA DEL SITIO


El pensante es una biblioteca con miles artículos en todas las áreas del conocimiento, una pequeña Wikipedia con ejemplos, ensayos, resumen de obras literarias, así como de curiosidades y las cosas más insólitas del mundo.

DERECHOS DE AUTOR


Todos los derechos reservados. Sólo se autoriza la publicación de texto en pequeños fragmentos siempre que se cite la fuente. No se permite utilizar el contenido para conversión a archivos multimedia (audio, video, etc.)

© 2024 El Pensante