Ejemplos de interés simple

Antes de exponer algunos ejemplos sobre la forma correcta en que debe determinarse el Interés simple, puede que lo más recomendable sea tomar un momento para revisar algunas definiciones, necesarias a la hora de entender el procedimiento enfocado en precisar esta magnitud.

Definiciones fundamentales

De esta manera, puede que también sea necesario delimitar esta revisión teórica a cuatro nociones específicas: Capital, Rédito, Tiempo e Interés simple, por ser estas las magnitudes directamente relacionadas con los ejercicios que se estudiarán posteriormente. A continuación, cada una de estas definiciones:

Capital

En primer lugar, se pasará revista entonces sobre el concepto de Capital, el cual es entendido como el total del dinero que una persona consigna en una entidad bancaria para que le genere una ganancia, o que por el contrario otorga o recibe en calidad de préstamo.

Rédito

Por su parte, esta magnitud, conocida también como tanto por ciento, se encarga de señalar cuál es la ganancia que se obtiene por cada cien partes (cada cien dólares, cada cien euros, cada cien pesos). Esta magnitud sería la promesa del banco o la exigencia del prestamista.

Tiempo

Así también, en toda cuenta que lleve a determinar cuál es el interés que se puede obtener en base a un capital específico se tomará en cuenta también el tiempo, el cual se refiere entonces al lapso transcurrido desde el momento en que la persona entregó el capital al banco, o sucedió el préstamo.

Interés

Finalmente, también será importante indicar cuál es la definición de Interés simple –o interés a secas- magnitud que básicamente es señalada como la ganancia total que produce un Capital que se ha invertido o prestado por un tiempo específico y a un rédito determinado.

De acuerdo a lo que señalan las distintas fuentes matemáticas, la forma de encontrar el interés simple será a través de una fórmula, en la que se multipliquen los valores correspondientes al Capital, el rédito y el tiempo, para luego dividir este producto entre 100. Esta fórmula cuenta con la siguiente expresión, y es aplicable siempre y cuando el tiempo sea expresado en años:

No obstante, también puede suceder que el tiempo sea expresado en días. Si esto ocurre, entonces el interés simple se determinará multiplicando el Capital por el Rédito y por el Tiempo, para después dividir este producto entre el producto obtenido de multiplicar 360 por 100. Esta fórmula corresponderá a la siguiente expresión:

Según lo que señalan las distintas fuentes matemáticas, el Interés simple es una magnitud que establece una relación directamente proporcional con cada una de las magnitudes que los conforman, es decir, con el Capital, el Rédito y el Tiempo, ya que si alguna de ellas aumenta, él también lo hace, en sentido proporcional.

Ejemplos de Interés simple

Una vez se han revisado cada una de estas definiciones, puede que ciertamente sea mucho más sencillo exponer algunos ejemplos, sobre la forma correcta de determinar cuál es la ganancia de un préstamo, o en cuánto se traduce la promesa de una entidad financiera sobre un capital específico. A continuación, algunos ejercicios:

Ejercicio 1

El Banco Amigo le ha ofrecido a María, el 12 por ciento anual, sobre un capital de 20.000 dólares. Al cabo de este año, ¿cuál es la ganancia que obtendría María?

Al momento de iniciar con la solución de este ejercicio, se debe comenzar entonces por exponer las magnitudes que el problema proporciona:

Capital: 20.000 dólares
Rédito: 12 %
Tiempo: 1 año
Interés: x

Como el tiempo que plantea la transacción es de un año, entonces se aplicará la fórmula correspondiente:

Para obtener ahora cuánto tendrá en su cuenta finalmente María, si decide entregar su dinero al Banco Amigo, se deberá sumar entonces el capital que ella ha entregado más lo que este ha producido en ganancia al año:

20.000 + 2.400 = 22.400 euros

Al final del año, María tendrá entonces en su cuenta un total de 22.400 euros, en tanto que su capital de 20.000 euros ha producido una ganancia de 2.400 euros.

Ejercicio 2

Mauricio se ha visto en la necesidad de solicitarle a Pedro un préstamo de 4.000 euros. Por su parte, Pedro ha aceptado prestarle a Mauricio esta cantidad, colocando como requisito un 6% de rédito, así como un plazo de 180 días. Pasado este tiempo, ¿cuánto le debe devolver Mauricio a Pedro?

De igual forma, en este caso, se deberá exponer cuál es la información que aporta el problema en sí:

Capital: 4.000 euros
Rédito: 6%
Tiempo: 180 días
Interés: x

Como el tiempo no se encuentra medido en años, sino en días, se deberá entonces usar la fórmula correspondiente para este tipo de casos, tal como se ve a continuación:

Por ende, para que Mauricio sepa cuánto deberá devolverle a Pedro, por el préstamo que este le ha dado, deberá simplemente sumar el capital obtenido más el interés simple:

4.000 + 1.200 = 5.200 euros

En consecuencia, ante problemas para calcular el interés simple, se deberá tener en consideración cómo ha sido expresado el Tiempo, pues esto determinará cuál fórmula de Interés simple debe emplearse.

Imagen: pixabay.com

Download Premium WordPress Themes Free
Download Nulled WordPress Themes
Download WordPress Themes Free
Download Best WordPress Themes Free Download
download udemy paid course for free
download lava firmware
Download Nulled WordPress Themes
free download udemy paid course
Ejemplos de interés simple

Bibliografía ►



Ver más Artículo al azar