Ejemplos de palabras polisémicas

Quizás lo mejor, antes de exponer algunos casos, que puedan servir de ejemplo a las Palabras polisémicas, que existen en el Español, sea revisar de forma breve algunas definiciones, que de seguro permitirán entender este tipo de palabras, dentro de su justo contexto semántico.

Definiciones fundamentales

Sin embargo, puede que también resulte de provecho delimitar esta revisión a dos conceptos específicos: la Palabra y las Palabras polisémicas, pues estas definiciones permitirán entender la naturaleza de la partícula en la que se basan cada uno de los casos que se expondrán posteriormente. A continuación, cada una de estas definiciones:

La palabra

De esta manera, se comenzará por decir entonces que la Palabra ha sido explicada entonces como una de las principales partículas lingüísticas. No obstante, puede que para obtener una visión integral de la Palabra, sea necesario revisar también la visión que ha dado de ella cada una de las disciplinas que conforman la Lingüística.

En este sentido, se tendrá por ejemplo que la Morfología ha explicado la Palabra como una estructura lingüística, conformada por una combinación coherente de lexemas (mínimas unidades lingüísticas con sentido) y morfemas (mínimas unidades indivisibles, que aportan información léxica o gramatical al lexema).

Por igual, la Semántica se ha dado a la tarea de definir la Palabra, a la cual considera entonces como una partícula lingüística con significado propio, y que existe entre dos pausas o silencios, que se suceden en un texto. En este punto es necesario resaltar que cuando en Lingüística se habla de texto, siempre se referirá al texto oral, y nunca al escrito, en cuando la Lingüística considera la Escritura simplemente como un registro segundario de la realidad viva del Lenguaje, la cual reside en la Lengua y se materializa en el Habla.

Finalmente, la Sintaxis, disciplina que se encarga de estudiar las palabras, de acuerdo a su función en la oración, considera a la Palabra, de forma general, como el núcleo de la Oración, así como cada una de las partículas que la conforman.

Las Palabras polisémicas

En otro orden de ideas, será igualmente necesario lanzar luces sobre la definición de Palabras polisémicas, concepto aportado por la Semántica, y que se refiere a la cantidad múltiple de conceptos a los que puede apuntar una misma palabra o partícula. Es decir, que para la Semántica, la Palabra polisémica será una estructura o partícula lingüística, comprendida entre dos silencios, y que tiene la cualidad semántica de señalar distintos conceptos: una forma que puede ser usada para expresar distintas nociones.

Ejemplos de Palabras polisémicas

En el Español existen entonces varios ejemplos de este tipo de palabras, que teniendo una sola forma, puede encontrarse relacionada con distintos conceptos. A continuación, algunos de ellos:

  • Banco: un primer caso de Palabras polisémicas puede ser la forma “banco”, partícula que puede tener varios significados: 1.- en un primer término, la palabra “banco” puede referir al mobiliario de un parque, en donde la gente se siente. 2.- en segundo lugar, la palabra “banco” también puede significar grupo de peces. 3.- por último, la palabra “banco” será usada dentro del Español igualmente para referirse a una entidad financiera, en donde se guarda el dinero.
  • Mango: otro ejemplo de partícula polisémica será la forma “mango”, la cual servirá entonces para referirse a varios conceptos. Por un lado, la palabra “mango” puede apuntar a la fruta tropical, conocida como mango. Por otra parte, esta partícula puede ser empleada en el Español también para señalar la parte del cuchillo o de la sartén, diseñada para poder manipularlos.
  • Gato: por último, dentro de los distintos ejemplos de palabras polisémicas que pueden encontrarse dentro del Español también se encuentra la forma “gato”, la cual en primer lugar puede referir al animal mamífero. Así mismo, la palabra “gato” es usada en la Lengua española para señalar una herramienta mecánica, usada para elevar el carro. De igual forma, la palabra “gato” se refiera también a un tipo de danza argentina, propia de los pueblos originarios. Al tener tres significados distintos, esta palabra se considera entonces un ejemplo de Palabras polisémicas.

Imagen: pixabay.com

Ejemplos de palabras polisémicas

Bibliografía ►



Ver más Artículo al azar