Sustantivos compuestos

Ampliar este tema:

Quizás lo mejor, antes de abordar una explicación sobre los Sustantivos compuestos, sea realizar una breve revisión sobre algunas definiciones, que de seguro serán útiles a la hora de comprender esta clase de sustantivos  en su justo contexto morfológico.

Definiciones fundamentales

En este sentido, puede que también resulte necesario delimitar esta explicación a tres nociones específicas: Palabra, Sustantivos y Composición, por encontrarse directamente relacionadas con la naturaleza de los Sustantivos compuestos. A continuación, una definición de cada uno de estos conceptos:

La palabra

De esta manera, se comenzará por decir entonces que la Palabra ha sido explicada de forma general, por las distintas fuentes, como una partícula lingüística. No obstante, tal vez su entendimiento integral pase también por tener en cuenta cuál es la definición que tiene de ella cada una de las distintas disciplinas lingüísticas.

Así las cosas, por ejemplo, la Morfología entenderá la Palabra como una estructura morfológica, constituida por un Lexema (unidad lingüística que aporta a la palabra sentido léxico) y un Morfema (unidad lingüística que se une al Lexema para aportarle información, bien sea léxica o gramatical).

Por otro lado, la Semántica –disciplina que se encarga de estudiar las palabras de acuerdo al significado que ellas tienen- comprenderá entonces la Palabra como una partícula lingüística, que se encuentra comprendida entre dos silencios, que ocurren a su vez dentro de un texto. En este punto es importante señalar que, en Lingüística, siempre que se use el concepto “texto” se hará para referir al texto oral, y nunca al escrito, por cuanto para esta disciplina la Escritura es en realidad un mero registro secundario de la realidad viva del Lenguaje, el cual reside en la Lengua y es materializado por los hablantes en el Habla.

Finalmente, para la Sintaxis –materia que prefiere enfocarse en el estudio de las palabras, de acuerdo a la posición que estas ocupen en la oración- las palabras son entendidas entonces como el núcleo de esta estructura superior de conocimiento, así como los distintos eslabones que la conforman. En consecuencia, si se asumiera una visión del Lenguaje, que fuese de lo micro a lo macro, se tendría entonces que la combinación coherente de lexemas y morfemas produce palabras, mientras que la organización de palabras genera oraciones, y por último, la disposición coherente y cohesionada de oraciones dará como resultado textos.

Los sustantivos

En segunda instancia, resultará igualmente de provecho tomar un momento para tener en cuenta el concepto de Sustantivos, los cuales han sido explicados entonces como uno de los principales tipos de palabras. Sin embargo, puede que la forma más idónea de entender este tipo de partículas, sea a través de una explicación que tome en cuenta el concepto que ha dado sobre ellas cada una de las diferentes disciplinas lingüísticas.

En consecuencia, se comenzará por ejemplo por la Semántica, disciplina para la que los Sustantivos son entendidos entonces como un tipo de partículas, por medio de los cuales el hablante señala o refiere a ciertas entidades, bien si estas son personas, lugares, objetos, animales o conceptos, es decir, que son entendidos como nombres, ya que se utilizan para nombrar.

Por otro lado, los Sustantivos han sido explicados también por la Morfología, disciplina que los ve como un tipo de palabra variable, en tanto que cuentan con la propiedad de modificar su estructura, a fin de concordar en género y número con las entidades que desean señalar. Así mismo, la Sintaxis indica que los Sustantivos pueden ser entendidos como el núcleo del sujeto, al igual que de los sintagmas nominales y de los sintagmas preposicionales.

Composición

En tercer lugar, también será propicio señalar cuál es el concepto de Composición, el cual ha sido explicado de forma general como un proceso morfológico productivo, del que se generan nuevas palabras, creadas a partir de la unión de dos palabras simples. Algunos ejemplos de este tipo de palabras, en el Español, puede ser Tocadiscos.

 Sustantivos compuestos

Una vez se han revisado estas definiciones, puede que ciertamente sea mucho más sencillo abordar una explicación sobre los Sustantivos compuestos, los cuales han sido explicados como aquellas palabras, que sirven para referir o nombrar ciertas entidades, al tiempo que desde un punto de vista morfológico, pueden estar conformadas por dos palabras simples. De igual forma, la Sintaxis considera a este tipo de sustantivos como el núcleo del sujeto.

Sin embargo, puede que la mejor forma de completar una explicación sobre los Sustantivos compuestos sea a través de la exposición de algunos ejemplos, que de seguro permitirán ver de forma concreta la estructura morfológica de este tipo de sustantivos. Algunos de ellos son los siguientes:

  • Abrelatas: esta palabra es considerada entonces como un ejemplo de Sustantivo compuesto, en tanto que desde el lado semántico sirve para nombrar un utensilio, al tiempo que morfológicamente está conformada por la unión de dos palabras simples, que no necesariamente deben ser sustantivos: Abre+latas
  • Girasol:  por otro lado, la palabra Girasol puede ser comprendida como un ejemplo de Sustantivo compuesto, ya que ella semánticamente cumple la función de referir o señalar un ente, al tiempo que su estructura morfológica se produce por medio de la unión de dos palabras simples: Gira + Sol.

Imagen: pixabay.com

Sustantivos compuestos

Bibliografía ►

loading...

Ver más Artículo al azar