El hombre que tenía sexo con muertos

Ampliar este tema:

 

Las estadísticas de todas las investigaciones psiquiátricas y psicológicas que se han llevado a cabo, acerca de quiénes son las personas que más practican la necrofilia, demostraron que son los sujetos que manipulan cadáveres, de una u otra manera.

Las estadísticas confirmadas

“Los tanatólogos son unos de los que más tienen relaciones sexuales con difuntos, debido a la cercanía y la soledad con la que quedan en compañía de los occisos y sobre todo, al hecho de observarlos desnudos”, señaló la doctora María Fernanda Campos, de la Unidad de Investigación Psíquica de España.

Un caso que lo corrobora es el de Sharkur Lucas, un hombre que trabajó en la morgue del “hospital de Ghana” y se deleitaba con los cuerpos difuntos que allí llegaban. Lucas acusa a sus jefes de aquel entonces, quienes según él lo obligaron a copular con los muertos, “como parte de su entrenamiento y ha sido en numerosas ocasiones”.

El entrenamiento de un tanatólogo

De acuerdo con este sujeto, con el propósito de que le perdiera todo asco y pudor a los cadáveres, lo sometían a esas prácticas que incluso, son ilegales en varias naciones del mundo. Ya perdida toda impresión, llegan a verlos como objetos sexuales y según los estudiosos de la Psicología, esto mismo sucede con la mayoría de quienes manipulan cuerpos humanos sin vida. Lucas llegó al punto en que ni si quiera le importó salir en plena televisora, a decir lo siguiente:

“Es una parte del entrenamiento cuando comienzas el trabajo en una morgue. Te piden que duermas con cuerpos de fallecidos, una vez que tengas sexo con ellos, no tendrás miedo nunca más», detalló. También dice que luego de ese “entrenamiento”, se volvió amante de los cuerpos desnudos de las mujeres difuntas y que eso le llenaba el vacío que le generaba el rechazo de todas las mujeres, que al enterarse de su trabajo, le sentían asco y miedo.

Pero tan pronto como realizó esas declaraciones, sus señalados jefes lo denunciaron ante las autoridades y Lucas salió huyendo, aunque con la insistencia de que era sometido. Cuando era entrevistado, un periodista le preguntó: “¿usted sufre de algún trastorno?” y Lucas contestó sonriendo: “no señor, estoy bien”.

Imágenes:

El hombre que tenía sexo con muertos

Bibliografía ►

loading...

Ver más Artículo al azar