El Kraken. Todo sobre los calamares gigantes.

colossal_octopus_by_pierre_denys_de1


.

El Kraken

Existen realmente y se conocen científicamente bajo el nombre de Architeuthis, aunque sólo hasta hace poco se ha conseguido capturar algún ejemplar. Desde el origen de la navegación en el norte de Europa se hablaba de una bestia terrible que con sus grandes tentáculos arrastraba a los navíos y sus tripulantes al fondo marino. Era el Kraken, un animal que se creía producto de la febril imaginación de los marineros… pero que se ha demostrado real desde que empezaron a encontrarse los cuerpos varados de calamares gigantes muertos en las playas.squid5

.

.

Especies conocidas

Architeuthis dux

the_alecton_attempts_to_capture_a_giant_squid_in_1861

Grabado reconstruyendo la captura de un calamar gigante en 1861.

La primera, el calamar gigante o megaluria Architeuthis dux, animal de aspecto parecido a una pota común, pero del que se han encontrado ejemplares hembras muertos de aproximadamente 15 m de longitud hasta la punta de los tentáculos. Se tiene constancia de una hembra varada en una playa neozelandesa, en el año 1887, que medía unos 18 m post mortem y más de 250 kg de peso.

Con un diámetro de hasta 25 cm, el Architeuthis dux es considerado el animal con los ojos más grandes, aunque se cree que el calamar colosal podría tenerlos aún más grande.

Estos calamares son el bocado predilecto de los cachalotes, los cuales descienden hasta la zona abisal (más de 1.000 m) para hacerse con su carne, dando así origen a titánicas peleas submarinas.

.

architeuthis_distributionDistribución actual del calamar gigante.

.

Por sus proporciones, los calamares gigantes fuera del agua son, de manera indiscutible, realmente pesados, sin embargo en el agua poseen una flotabilidad neutra. Esto se debe a una alta concentración de iones de amonio en sus músculos. Los iones amonio son más pesados que el agua de mar, por lo cual el animal puede mantener el nivel en el agua sin necesidad de un alto gasto energético nadando constantemente.[1] Aunque el amonio es tóxico para la mayoría de los animales, y debe ser desechado en forma de urea, o ácido úrico, el calamar de alguna forma aún desconocida para nosotros, acumula esta sustancia tóxica sin ser dañado. Por esta razón para nosotros es tóxica la carne de este cefalópodo, no en cambio para el cachalote.

Como todos los cefalópodos crece muy deprisa. Se supone que alcanzan su peso final de más de 200 kg en menos de 3 años. Según el contenido de los estómagos de los ejemplares encontrados hasta ahora su dieta parece compuesta sobre todo de peces y calamares.

.

462px-a_piece_of_sperm_whale_skin_with_giant_squid_sucker_scars

Pedazo de piel de Cachalote con las marcas de los tentáculos de un calamar gigante.

.

.

Kondakovia longimana y Mesonychoteuthis hamiltoni

Hay otras especies grandes como el Architeuthis dux: el calamar verrugoso Kondakovia longimana, con un peso de hasta 30 kg y una longitud de hasta 2,4 metros, tiene ganchos en vez de ventosas. Y la cranquiluria antártica Mesonychoteuthis hamiltoni, más conocido como calamar colosal, que puede medir 20 m y llegar a pesar 500 kg. Estas dos especies viven en las polares aguas oceánicas que rodean a la Antártida considerándose que en estos moluscos la gran masa corporal es una adaptación especial para resistir mejor las aguas frías.

El calamar colosal (Mesonychoteuthis hamiltoni), también llamado cranquiluria antártica, es considerado la especie de calamar más grande, y el único miembro del género Mesonychoteuthis. Según los cálculos actuales, se estima que podría alcanzar un tamaño máximo de entre 16 y 20 m, basándose en el análisis de especímenes pequeños y sin desarrollo completo.

El peso máximo ronda los 500 kg, basándose en unos restos parciales que se encontraron en 1925 en el estómago de un cachalote, se especula que podría ser aún mayor, con 28 y aún más metros de punta a punta.

Hay que tener en cuenta que muchos de estos metros están compuestos por sus dos largos tentáculos prensiles (sus ocho brazos restantes son más cortos).

Esto lo transformaría en el invertebrado más grande conocido. Hasta el momento, sólo se han descubierto 6 ejemplares de la especie.[1] El calamar colosal tiene formas y características diferentes de las del Architeuthis dux (conocido como «Calamar gigante») y podría llegar a tamaños aún mayores que el que alcanza éste

A diferencia de otras especies de calamares gigantes que tienen ventosas alineadas con pequeños dientes, los tentáculos del Calamar Colosal terminan con una combinación de ventosas y garfios capaces de rotar 360 grados.[2] Tiene un cuerpo más ancho, más robusto, y por lo tanto más pesado, que el de otros calamares gigantes. También se sabe que tienen un manto mayor al de los otros calamares gigantes, aunque sus tentáculos serían más cortos.

.

comparativa_architeuthis_dux_versus_mesonychoteuthis_hamiltoni_1Comparativa entre Calamar gigante y Calamar colosal

.

El Mesonychoteuthis hamiltoni posee el pico más grande conocido entre los calamares, superando al del Architeuthis en tamaño y robustez. También se cree que el calamar colosal posee los ojos más grandes del mundo animal (incluso mayores que los del calamar gigante).

El hábitat conocido de este calamar se extiende miles de kilómetros desde norte de la Antártida hasta el sur de América del Sur, el sur de África, y el sur de Nueva Zelanda, es decir, su principal hábitat sería el Océano Glacial Antártico.

Poco se conoce sobre la vida de este animal, pero se especula con que caza presas como quetognatos y otros calamares en la profundidad del océano utilizando bioluminiscencia (posee un fotóforo sobre cada ojo). Basándose en la profundidad de la captura de algunos especímenes, así como picos encontrados en estómagos de cachalotes, el Calamar Colosal adulto llega a estar hasta por lo menos 2.200 m de profundidad, mientras que los más jóvenes van hasta 1 km de profundidad.

.

ataque_calamar_gigante

.

Las hembras adultas son, en general, mayores en tamaño que los machos adultos como es común en varias especies de invertebrados, en especial todos los Cefalópodos. (Véase Dimorfismo sexual).

La forma de reproducción aún no ha sido observada, aunque algunos datos sobre su reproducción pueden inferirse de su anatomía. Debido a que los machos no presentan hectocotylus (un tentáculo usado por otros cefalópodos para transferir espermatóforos a la hembra), probablemente usen un pene para implantar esperma directamente en la hembra.

Muchos cachalotes llevan heridas en sus lomos que se creen causados por los garfios del calamar colosal. El calamar colosal o cranquiluria antártica es una presa común de los cachalotes del Océano Antártico; el 14% de los picos de calamares encontrados en los estómagos de cachalotes son de calamar colosal, lo que indica que el calamar colosal llega al 77% de la biomasa consumida por estas ballenas[3] Otros animales también se alimentan de este calamar, incluyendo los cetáceos como los zifios y berardios Ziphiidae y calderones Globicephala macrorhynchus, Elefantes Marinos, la merluza negra, y algunas especies de tiburones y albatros.

Sin embargo, sólo se encontraron picos de especies adultas en aquellos animales de porte suficiente como para tomar tal presa (por ejemplo, los cachalotes y los tiburones soñolientos Somniosus pacificus), mientras que otros predadores se limitan a alimentarse de crías o especímenes jóvenes.

.

squid_mantle_width1

Espécimen de Architeuthis siendo examinado.

.

.

Taningia danae

La otra especie reconocida como tal, el pulpopota o calamar gato Taningia danae, se asemeja más a una gran sepia, es de tamaño bastante más reducido que el Architeuthis (unos 350 kg) y tiene el honor de poseer los órganos luminiscentes más grandes del reino animal. En esta especie, como en el resto de su familia Octopoteuthidae, dos tentáculos se pierden durante la fase de paralarva, por lo que los adultos sólo presentan ocho brazos como los pulpos, de ahí el nombre de pulpopota.

799px-taningia_danae_joubin_1931

.

.

Magnapinnidae

Una nueva especie de calamar gigante, cuyo cuerpo y tentáculos sobrepasan los siete metros, ha sido visto en distintos océanos en los últimos dos años, según un estudio de científicos estadounidenses, franceses y españoles. La observación de esta nueva especie de grandes proporciones revela lo poco que conocemos sobre los océanos y la vida que albergan, indicó Michael Vecchione, uno de los investigadores, en un artículo publicado en la revista ‘Science’.
Los calamares, que han podido ser fotografiados y filmados en vídeo por primera vez, poseen unos tentáculos mucho más largos que los de cualquier especie hasta ahora conocida. Los tentáculos se mantienen en una posición peculiar, similar a la de los hilos de una marioneta. Los científicos creen que podría tratarse de ejemplares adultos de Magnapinnidae, una familia recientemente identificada de la que se conocían sólo ejemplares muy jóvenes, de menor tamaño.
Diferentes expediciones
Los calamares gigantes han sido vistos por diferentes expediciones oceanográficas en aguas del Golfo de México y los océanos Atlántico, Pacífico e Índico.
En las investigaciones han trabajado científicos del Museo Nacional de Historia de Washington, de la Universidad de Hawai, del Centro de Ciencias Marinas de Japón y de los centros Ifremer de Francia y Ecobiomar de Vigo (España).
En varias de las observaciones, el avistamiento de los calamares gigantes ha sido posible gracias a ingenios sumergibles que pueden descender a grandes profundidades.
.
1186994338g0gd0

.
.

Reproducción

Como los grandes mamíferos (elefantes, ballenas, gorilas), los calamares se pasan su vida creciendo para madurar y reproducirse. Para determinar la edad de un calamar se estudian los huesos del oído -los estatolitos-, los órganos del equilibrio, los cuales presentan una serie de anillos concéntricos como los que presentan los troncos de los árboles; lo único que hay que hacer es contar ese número de anillos para determinar la edad de un calamar. La edad máxima que puede alcanzar es de 3 años. La tasa de crecimiento de un calamar gigante es extraordinariamente rápida. Crecen 3-5 cm/día, son el animal con la tasa de crecimiento más rápida, de ahí que en pocos años tengan ese tamaño descomunal. Como muchos peces, los calamares tienen muchas limitaciones para poder reproducirse. Si las cosas van mal un año, ya bien sea por una mala salud, malas condiciones ambientales, etc., en los siguientes años van a tener muchos problemas para poder reproducirse. Los calamares compensan esto poniendo grandes cantidades de huevos.

Los calamares gigantes, tanto del género Architeuthis Dux, como Taningea Danae, se caracterizan por tener un sistema reproductor bastante diferenciado de los demás cefalópodos. Por ello poseen un órgano copulador o pene, que puede llegar a alcanzar los 85 cm de longitud en el Taningea, y los 78 en el Architeuthis.

Según las últimas necropsias realizadas por Cepesma, estos órganos copuladores, supuestamente actúan mediante unos sistemas de presión (similares a los sistemas hidráulicos) por los cuales disparan los espermatóforos durante la cópula.

En el primer ejemplar estudiado por CEPESMA, se pueden observar estos espermatóforos incrustados en la masa muscular de los brazos del macho. En un principio, se supuso una relación sexual entre dos machos, descartándose al final, creyendo que se trata de una cópula con un una hembra en un cortejo con algún macho más.

En el caso del Taningia, no solamente posee un órgano reproductor, fácilmente visible, por encontrarse exteriorizado, teniendo este, una longitud tan larga como los brazos. También posee otro de similares características, aunque algo más pequeño (1/5 parte) dentro del manto.

.

800px-giant_squid_melb_aquarium03Espécimen conservado en hielo en el acuario de Melbourne

.

.

Alimentación

Aunque el calamar gigante tiene ocho brazos, son los dos tentáculos más largos los que capturar las presas, pudiendo llegar a 12 m. de largo. Cada tentáculo está equipado con ventosas, las cuales presentan una especie de anillo con dientes. Mientras que estos hacen succión, los dientes se clavan en la piel de la víctima, proporcionando así una mayor seguridad a la hora de acechar a sus presas. La boca de los calamares se parece bastante al pico de un loro. La lengua está equipada con un órgano llamado rádula, encargado de saborear la presa antes de que pase al esófago para que pueda ser digerida.

En los estudios realizados de alimentación, en sus estómagos se han encontrado un alta porcentaje de bacaladilla y otros peces. Las últimas necropsias también revelan restos de pequeños crustáceos

calamar

[youtube=https://www.youtube.com/watch?v=kjp_jumlO3A]

.
.

Tamaño

Un «especímne cercanamente perfecto», visto en la Bahía Trinity, Newfoundland, el 27 de septiembre de 1877. Medía 10 m de largo total, cercano al máximo conocido de calamar gigante

Particularmente su longitud total, ha sido frecuentemente exagerada. Hay observaciones de especímenes que miden mucho más de los 22 metros de longitud, pero nunca se ha documentado científicamente . Tales longitudes quizás se confundan debido a las grandísimas extensiones de sus dos tentáculos para alimentarse, análogos a bandas elásticas.[2] . El ejemplar de 1887 realmente medía 16,5 metros, lo restante es consecuencia de este estiramiento post mortem.

.

.

Basado en el examen de 105 especímenes, y también de restos recuperados de estómagos de la ballena de esperma, no se ha encontrado que la longitud del manto exceda de 2,3 m.[2] Incluyendo cabeza y brazos, y excluyendo tentáculos, Architeuthis muy raramente exceda de 5 m de longitud.[2] El largo máximo total, en mediciones en relax post mortem, se estima en 13 m para hembras y 10 m para machos desde la aleta caudal al tope de los dos tentáculos largos.[2]

Exhiben dimorfismo sexual pronunciado. El peso máximo se estima en 275 kg. hembras, y 150 kg. machos.[2] Los machos tienen una vida más corta que las hembras y maduran sexualmente más tempranamente, se estima que los machos viven en torno a un año y las hembras les duplican o triplican los años.

.

255px-cal_col

Ilustración

[youtube=https://www.youtube.com/watch?v=QSA59I53Sg0]

.

.

Evidencias de su existencia

Recientemente se obtuvieron las primeras imágenes de un calamar gigante vivo. Fue un equipo japonés del Museo Nacional de la Ciencia de Tokio, que siguió a un grupo de cachalotes, el único depredador conocido del calamar gigante, hasta el lugar en el que se alimentaban. En las profundidades de las islas Ogasawara, en el océano Pacífico, el equipo suspendió en varias ocasiones una cuerda a la que ató un cebo (potera) de calamares comunes y gambas, junto con una cámara fotográfica. El 30 de septiembre de 2005 salió por varios medios a nivel mundial la noticia: un calamar gigante adulto atacó finalmente uno de los cebos, lo que permitió que se tomaran más de 550 fotos del animal en su lucha por liberarse (aunque las fotografías fuesen hechas el año anterior). El calamar perdió un tentáculo de 5,5 m de largo en su forcejeo, lo que permitió inferir una longitud total entre los siete y ocho metros.

.

squid_gigante

.

A principios de diciembre de 2006, el mismo equipo liderado por Tsunemi Kubodera consiguió de nuevo capturar y filmar un calamar gigante de la especie Architeuthis dux en su medio natural y en la superficie (nunca se había conseguido). El día 4 de diciembre de 2006, frente a las islas Ogasawara, se capturó una hembra joven de 3,5 m de extremo y de 50 kg (un tamaño pequeño si comparamos con los 21 m y 275 kg que han llegado a alcanzar algunos individuos de esta especie). Se utilizó cebo de calamar común al final de una cuerda, y se le añadió una cámara. El animal pudo ser llevado hasta la superficie para ser investigado, pero murió.

.

061222-giant-squid

[youtube=https://www.youtube.com/watch?v=BDPlrmdqazs]

.

Pescadores de Nueva Zelanda podrían haber capturado al calamar colosal de mayor envergadura encontrado hasta ahora perteneciente a la especie Mesonychoteuthis hamiltoni, con anillos del tamaño de neumáticos. Medios locales dijeron que las estimaciones iniciales hablaban de 12-14 m de longitud y 450 kg de peso, 150 kg más que el siguiente mayor espécimen encontrado. Más tarde, en tierra se verificó un peso de 495 kg y una longitud total de 10 m .

WELLINGTON, Nueva Zelanda – Pescadores de la Antártida capturaron un calamar poco común y peligroso con ojos del tamaño de platos y decenas de afilados garfios para atrapar a sus presas, anunciaron el jueves científicos de Nueva Zelanda.

El enorme calamar capturado, de sexo femenino, es el segundo ejemplar intacto de este tipo de «monstruos» cefalópodos que se encuentra, dijo el biólogo marino Steve O’Shea, del Museo Nacional de Nueva Zelanda.

«He visto 105 calamares gigantes, pero ver uno como éste es algo impresionante», afirmó O’Shea.

Un barco pesquero capturó el calamar de 150 kilogramos en el subantártico Mar de Ross, a unos 3.600 kilómetros al sur de Wellington.

En el momento de su captura, el espécimen estaba alimentándose de un tipo de pez que puede llegar a medir hasta dos metros de largo. El calamar estaba muerto cuando fue remolcado hasta el barco, y sus restos permanecen ahora en el Museo Nacional de Nueva Zelanda.

El cuerpo del calamar colosal es más grande que el del calamar gigante, que puede pesar hasta 900 kilos en la plenitud de su crecimiento.

.

calamar2

Calamar encontrado al sur de Wellington

***

    Download Premium WordPress Themes Free

Download WordPress Themes
Download WordPress Themes Free
Premium WordPress Themes Download
udemy free download
download intex firmware
Download WordPress Themes
ZG93bmxvYWQgbHluZGEgY291cnNlIGZyZWU=
El Kraken. Todo sobre los calamares gigantes.

Bibliografía ►



Ver más Artículo al azar