El maratónico ascenso del Bitcoin

Ampliar este tema:

Bitcoin

El Bitcoin nació en 2009 como una novedosa propuesta de intercambio virtual. Si bien se llevaba hablando de una moneda virtual por al menos una década, Bitcoin fue la primera en superar la limitación central de este tipo de monedas.

Lo que le da valor a cualquier tipo de moneda es el hecho de que hay una cantidad limitada. En el caso de los metales preciosos (como el oro o la plata) esto se debe a obvias limitaciones físicas. En el caso del papel moneda, se debe al compromiso de los Estados de no emitir más de una determinada cantidad (cuando esa promesa se incumple, como ocurrió en Zimbabue hace poco más de una década, la moneda pronto deja de tener valor).

En el caso de las monedas digitales, el problema central era que no se podía tener una cantidad limitada, pues por su misma naturaleza el mundo digital permite copiar y pegar cualquier tipo de información. Como en el papel moneda, era necesaria una entidad centralizada capaz de llevar conteo de las transacciones y evitar que alguien duplicara su dinero, pero hacer esto resultaba del todo inviable.

Bitcoin dio con una solución original: darle a cada moneda una identidad y hacer que cada transacción fuese validada por muchos de quienes la usan. Así se evitaba que personas acumularan demasiado poder y se permitía usar la moneda como método de pago.

Así mismo, Bitcoin generó un proceso de “minería” artificial en el cual un grupo de personas usa computadores para procesar algoritmos: si obtienen la respuesta obtienen un paquete de 25 bitcoins (que hoy día valen casi 30.000 dólares), de lo contrario, deben seguir intentando. Un minero ordinario con un computador bueno puede obtener uno de estos paquetes cada varios años, por lo que no es tan sencillo y es forzoso que se unan en grupos para lograr un beneficio constante.

Lo importante aquí es que esto garantiza una cantidad limitada. Así, se superan los problemas arriba señalados y Bitcoin se convierte en una alternativa real a las monedas existentes.

El despegue

Hace 8 años muchos se dieron cuenta de esto y comenzaron a usar, poco a poco, la moneda. Con el paso del tiempo Bitcoin comenzó a ganar más adeptos, en particular impulsado por la popularización de la Deep Web y de sitios como la Ruta de Seda (un popular portal de venta de drogas en Estados Unidos que fue           clausurado hace algún tiempo). Evidentemente, estos sitios no van a aceptar transacciones bancarias que permitan rastrearlos, por lo que el Bitcoin es una alternativa obvia).

A medida que la moneda se popularizaba el Bitcoin comenzó a ganar valor. Era apenas lógico: la oferta estaba muy limitada y la demanda seguía subiendo. Hacia principios del 2013 había pasado de valer una fracción de un dólar a valer más de 100. Sin embargo, en abril de aquel año su precio se derrumbó súbitamente.

Este tipo de comportamientos han sido bastante comunes en el Bitcoin, habiéndose repetido en al menos tres ocasiones. Lo importante aquí es que con cada uno de estos ascensos la moneda se populariza aún más, alcanzando nuevos mercados y llegando a nuevas personas que luego se convierten en usuarios.

El actual ciclo

Pero lo que vemos hoy supera todos los niveles vistos anteriormente. El Bitcoin actualmente vale alrededor de 1.200 dólares, una cantidad astronómica para algo que hace 7 años valía pocos centavos. Su reciente crecimiento ha hecho que incluso sectores tradicionalmente poco adeptos a este tipo de innovaciones comiencen a interesarse (si bien en muchos casos lo hacen únicamente para ganar dinero cuando suba aún más de valor).

Además de esto, la caída de economías importantes (como Venezuela) y las limitaciones que países como China imponen a sus ciudadanos para el libre manejo de divisas han impulsado el uso de esta criptomoneda (nombre que se le da a este tipo de iniciativas), aumentando su demanda.

Es posible que en el futuro el precio se derrumbe una vez más (es incluso probable, ya que ha ocurrido en el pasado) pero ciertamente el presente ciclo de precios altos ha atraído a una cantidad impresionante de personas, muchas de las cuales mantendrán el interés luego de que los precios bajen (lo cual hace poca diferencia para quienes usan la moneda de manera cotidiana).

Los precios del Bitcoin desde su origen hasta el presente

¿El Futuro?

Bitcoin es una moneda sin fronteras, sin reglas y sin ningún tipo de limitaciones. Para muchos, es un peligro para las naciones establecidas y el orden social existente. Para otros, es un mundo de posibilidades y la garantía de la libertad de intercambio y posesión.

En cualquier caso, en un mundo que no parece ser muy amigo de las limitaciones, en el que internet ha cambiado de fondo la manera como nos relacionamos, es poco probable que Bitcoin deje de existir. Al contrario, seguramente su uso y disponibilidad crecerá con el paso del tiempo, convirtiéndose en uno de los principales actores monetarios en el siglo XXI.

Imágenes: 1: bitcoin.org, 2: futurizable.com, 3: coindesk.com

El maratónico ascenso del Bitcoin

Bibliografía ►

loading...

See more Random post