El secreto del nacimiento de Israel: Los Kibbutzim

Un Kibbutz actual

Los judíos en apuros

Todos conocemos las tristes historias que se cuentan de los judíos desde que empezaron su diáspora por todo el mundo. Las grandes olas de migración los llevaron a países como España, Rusia, Alemania e Italia en la Edad Media. Allí sufrieron el racismo de las comunidades locales y fueron forzados a dejar sus creencias al coste de morir en las llamas.

Eso no es todo. A lo largo del siglo XV los judíos que deseaban preservar su religión, fueron fuertemente discriminados y tachados como personas avaras, ruines y sucias. Para la muestra está el famoso libro de Shakespeare “El mercader de Venecia”, donde el lector puede ver como se pensaba de los judíos a finales de la Edad Media y comienzos del Renacimiento.

Huyendo de país en país, algunos judíos a finales del siglo XIX decidieron retomar el camino a su primera nación: Israel. En estos territorios vivían cientos de terratenientes árabes que muy a gusto recibieron trabajadores judíos provenientes de Europa Oriental y Yemen. Más de 30.000 judíos migraron.

A esta migración ocurrida desde 1881 hasta 1903 se le conoce como la primera Aliyah (u Ola de Migración). Pues desesperados por ser tratados horriblemente por otras civilizaciones, los judíos creían que era el momento de recuperar la “Tierra prometida”. Con esto inició el movimiento sionista.

La Segunda Aliyah

La Segunda Ola vino proveniente de Rusia. La mayoría eran jóvenes que escapaban de los pogromos (asesinatos en masa) de los rusos zaristas. Ellos venían cautivados con la ideología socialista e identificaron que la justicia natural y la igualdad entre todos, podía ser la estrategia para preservar el nuevo sueño.

La organización social de los grupos colonizadores se definió como un organismo colectivo agrícola e industrial desde el inicio. El principio central era que el trabajo, la educación, la alimentación y los servicios eran comunes. Todo tenía como base la organización igualitaria y autosuficiente. Estas unidades sociales se llamaron kibbutzim.

El kibbutz, singular de kibbutzim y que significa en hebreo “grupo”, fue una organización social de carácter voluntario, donde no se obligaba a nadie pertenecer y cada decisión necesariamente debía tener un escrutinio público.

La posibilidad de una organización social utópica, motivaba a los judíos a trabajar la árida tierra de regiones difíciles como la frontera con Siria, Líbano, Jordania y la franja de Gaza. Además los comités obligaban a todo miembro del kibutz a tomar las armas si era necesario defenderse de algún enemigo.

El triunfo del kibutz se hizo notorio con los primeros años del siglo XX. Influenciados por las formas de colectivización rusas llamadas “artel”, los judíos aprovecharon con mucha ansia el trabajo en grupo, creando el Movimiento Laboral Sionista y la estructura del futuro estado israelí.

Fue en estas circunstancias donde nació el primer kibutz: Denania. En 1909 la comunidad judía que se había organizado en los barcos, hizo posible que en un área donde vivían judíos en Galilea bajo el mando de un terrateniente, se levantaran y recuperaran el territorio como un espacio comunal.

Con la Primera Guerra Mundial, las unidades terratenientes llamadas moshavot fueron menos populares, pues ellos se dedicaban a la siembra de vid y cítricos, productos no muy rentables en estos años. Es por eso que los trabajadores migraron a Denania, donde hasta ahora había sólo 40 miembros. Con el tiempo los moshavot se aliaron con los kibutz.

Con los años siguientes, fueron surgiendo más kibutz que se dedicaban a las agriculturas arables. El trabajo era más duro por los niveles de aridez de la tierra, de todas formas lograron sacar cantidad de productos que eran vendidos a buenos precios y en unos años ya poseían una cantidad enorme de dinero que invirtieron en infraestructuras.

La tercera Aliyah (1918- 1923) y la etapa de expansión judía

En estos años se consolidaron muchos más kibutz. La migración comenzó a ser más fuerte, trajo jóvenes pioneros de la Revolución Rusa que deseaban poner en práctica el proyecto social que ya se venía desarrollando.

El proyecto utópico sionista se hizo más complejo, por ello la organización de los kibbutzim empezó a depender cada vez más de otros organismos para organizar los asentamientos y el trabajo en estos territorios. Para 1923 ya contaban con 2.703 miembros.

La cuarta Aliyah (1924- 1930) comenzó con el auge del tabaco y de los cítricos. Migraciones provenientes de Polonia y otras zonas de Europa occidental permitieron la llegada de miles de comerciantes judíos a Palestina.

Aunque al inicio fue difícil recibir tanta gente, la organización israelí permitió el crecimiento de ciudades como Tel Aviv y hubo un rápido desarrollo industrial que benefició el sistema de comunicación por todo Israel.

Cada vez compraban más tierras y llegaron judíos provenientes de Alemania que desarrollaron una agricultura extensiva que les ayudó a generar a todos los colonos un Movimiento Kibutziano que defendería la región con mucha fuerza durante la Segunda Guerra Mundial.

El kibutz como el triunfo de la colectividad

Con los años los judíos tuvieron que sufrir más violencia. La Segunda Guerra los hizo vulnerables a los Campos de Concentración y al holocausto que llegó con la fuerte discriminación. Es por ello que Israel se convirtió en el sueño de ellos.

La organización de los kibutz que se hizo, tuvo como base fortalecer al pueblo judío en Israel, lo que logró en los años posteriores a la Guerra y con ayuda de EEUU. El actual triunfo judío se debe especialmente al coherente sistema organizativo que acabamos de describir.

Si ellos no hubiesen trabajado con esmero sobre las áridas tierras palestinas difícilmente se hubiese construido la nación israelí. Vale señalar que los judíos sionistas tuvieron una actitud hostil contra otras etnias que vivían ahí, consecuencia de la propia victoria organizativa que ellos desarrollaron y que es muy criticada actualmente por algunas naciones.

Imágenes: 1: canalviajes.com, 2: decrecimiento.info, 3: blogs.grupojoly.com

El secreto del nacimiento de Israel: Los Kibbutzim

Bibliografía ►



Ver más Artículo al azar