Eos, la diosa de la aurora

Dioses de Grecia

Gracias a la variedad de dioses griegos tenemos acceso a muchas leyendas que narran las aventuras que ellos viven junto con los humano. El día de hoy vamos hablar de Eos, la diosa titánide de la aurora, quien es mencionada en obras como la Ilíada, donde es descrita como una mujer sobrenaturalmente hermosa, coronada con una tiara de plumas blancas.

Eos ha tenido relación con príncipes e inclusive con el mismo líder del Olimpo, Zeus, con el cual se supone que tuvo una hija llamada Herse, la diosa del rocío.

Una bella historia de amor por parte de la diosa

Gracias a Eos tenemos varias historias románticas con las cuales entretenernos. Una de ella habla sobre la relación que tuvo con Titonos, hijo del rey de Troya Laomedonte: el joven príncipe se despertaba todas las mañanas para ver a la deidad abrir el cielo del amanecer, cada día Titonos se acostaba en el suelo raso para saludar a la diosa y como consecuencia ella termino enamorándose de él.

Un día la diosa se percató que el joven no se encontraba y muy asustada lo estuvo buscando, hasta que lo halló enfermo, pálido, con los ojos cerrados. Desesperada, Eos subió al Olimpo y de rodillas le pidió al rey de los dioses que salvará a su amado y lo hiciera inmortal, Zeus accedió al requerimiento de Eos y convirtió a Titonos en un ser inmortal.

Eos y su amado vivieron entre los dioses por muchos años, se alimentaban de la deliciosa ambrosía. Sin embargo, hay algo muy particular: puedes poseer la inmortalidad, pero sin la juventud no es nada, la diosa había olvidado pedirle a Zeus que le otorgará a Titonos la juventud y con el paso del tiempo comenzó a envejecer, su cuerpo se empezó debilitar y su estado se empezó deteriorar.

Titonos se sintió mal, un estorbo, y con un lánguido suspiro le pidió a la diosa que lo devolviera aquel sitio donde se habían conocido y donde él siempre la esperaba: un hermoso prado donde se podía divisar el alba en todo su esplendor. La diosa concedió lo que él le pedía: “Volverás a la Tierra, mi Titonos. Hacerte feliz sigue siendo mi mayor deseo. Serás libre, pero no como hombre, ya que no soporto la idea de que tengas que trabajar para comer siendo tan viejo. Vivirás cada estación de la manera más cómoda posible. En verano, serás un saltamontes, seguirás comiendo ambrosía y podrás cantar y bailar todos los días”

Y Titonos se convirtió en un pequeño saltamontes quien se ve alegre esperando el sol en los prados.

Fuentes:

  1. https://sobreleyendas.com/2010/05/14/el-mito-de-eos-y-tithonos/

Imagen: mitologia.fandom.com

Eos, la diosa de la aurora
Source: Mitos y leyendas  
mayo 18, 2020
loading...

Ver más Artículo al azar