Friné, la hetaira más bella de la Antigua Grecia

Friné

Esta es la historia de Friné, una astuta hetaira griega quien se valió de su belleza e inteligencia para burlar hasta la misma muerte. Ella fue conocida por ser la modelo de varios artistas y por ser la primera persona en hacer un espectáculo de striptease.

Como podrán suponer sus orígenes eran humildes: se menciona que la mujer era una pastora de ovejas, pero cansada de su vida ordinaria se arriesgó y emprendió viaje a la misma Atenas en donde se convirtió en una hetaira.

Hetairas y su influencia en la política

Antes de seguir indagando sobre la vida de Friné es necesario que conozcamos que era ser una Hetaira. La definición más concreta que podemos encontrar es que una hetaira era una chica de compañía, la cual generalmente desempeñaba funciones de artista, prostituta, contertulia y acompañante.

A diferencia de la mayoría de mujeres de la antigua Grecia, las heteras recibían educación, poseían independencia económica y podían alcanzar un gran prestigio social, y eran las únicas mujeres que podían participar en los simposios (reuniones festivas de políticos, filósofos, artistas y eruditos), siendo sus opiniones y creencias muy respetadas por los hombres.

En la escuela de las hetairas la belleza de Friné no pasó desapercibida, concretamente, para el escultor Praxíteles, quien la escogió como modelo para sus esculturas femeninas. Además de su cautivador físico, sus actuaciones y proceder también fueron memorables.

Desnudo y acusación

En la celebración en honor al dios Neptuno, Friné se situaba en lo alto del templo de dicho dios, y tras unos instantes inmóvil, en los que el pueblo heleno admira su belleza, ella comenzaba a descender la escalinata lentamente mientras iba quitando sus prendas hasta quedar completamente desnuda, para posteriormente salir corriendo dirección a la playa. Luego, se sumergía en el mar para surgir de él igual que lo hizo la diosa Afrodita.

Friné era mujer de gran popularidad, pero el rencor de uno de sus admiradores casi la condena a muerte. Este hombre la llevó ante el tribunal acusada de impía tras hacer una parodia de los misterios de la diosa Deméter. De acuerdo con el acusador, la Hetaira se estaba burlando de los mismos dioses (si recordamos Sócrates fue acusado de lo mismo y fue ejecutado: murió envenenado)

Uno de sus amantes: Hipérides, gran orador del ágora, fue quien la defendió ante la asamblea con su alegato. Aunque realizó una defensa muy inspiradora, el resultado no fue el deseado, y como último recurso, Hispérides pidió a Friné que se acercara a su persona y que allí mismo demostrara su belleza ante dichos hombres desnudándose.

La mujer se desnudó, y fue tal su belleza que los hombres le otorgaron la libertad. A partir de ese hecho, el nombre de Friné pasó a los anales de la historia.

Bella, astuta y rica

La protagonista de nuestro relato sabía cómo obtener las cosas con ingenio: como pago por sus servicios, Praxíteles le ofreció la escultura que prefiriera de cuantas tenía en su estudio. Friné no entendía de arte, así que no se veía capaz de dilucidar cuál era su mejor pieza. Entonces, urdió un plan, así fue como ella le dijo a un sirviente que durante la cena irrumpiera gritando que el estudio estaba ardiendo. Praxíteles exclamó: “¡Salvad mi Eros!”. Supo así que era la mejor obra y la exigió acto seguido, regalándola más tarde a Tespias, su ciudad natal.

Cabe resaltar que Friné era muy acaudalada: cuando Alejandro Magno destruyó Tebas, ella se ofreció para reconstruirla con su dinero siempre y cuando pusieran su nombre a la entrada de la ciudad.

Fuentes:

  1. https://es.wikipedia.org/wiki/Hetera
  2. losojosdehipatia.com.es/cultura/historia/frine-la-hetaira-mas-bella-de-grecia/

Imágenes: wikipedia.org

Friné, la hetaira más bella de la Antigua Grecia
Source: Biografía   Personas sorprendentes  
enero 22, 2020
loading...

Ver más Artículo al azar