Harmonía, diosa de Grecia

Ampliar este tema:

Hoy vamos hablar de una diosa del panteón griego. Sus orígenes varían, pero una de la historia más interesante tiene que ver con sus posibles padres: Ares el dios de la guerra y Afrodita la diosa del amor. El idilio de ambas deidades llevó a la muerte a la protagonista del relato del día de hoy: la bella Harmonía.

Un rechazo, un matrimonio forzado y un amorío

El nacimiento de Harmonía comienza con el matrimonio de su madre, pero no precisamente con su padre, sino con otro dios: Hefesto. La historia de éste último es bastante triste: se trata del dios del fuego y la forja, así como de los herreros, los artesanos, los escultores, los metales y la metalurgia, quien tuvo un destino bastante desafortunado desde que nació, y lo único que quiso desde un principio fue ser amado.

Los padres de Hefesto eran Zeus y Hera, y se cuenta que ambos padres lo repudiaron por apariencia: el dios fue expulsado del Olimpo y arrojado al mar desde que era un bebé, la caída a las profundidades le causó graves lesiones como una cojera que lo atormentaría constantemente.

Ya mayor, tramó una venganza contra su madre: le forjó un bello trono en el cual hizo que ella se sentara, pero del cual no pudiera levantarse. Luego de varias promesas y condiciones Hefesto se hizo de la mano de la diosa más bella del panteón: Afrodita, quien muy triste no tuvo más remedio que aceptar la boda. Sin embargo, eso no impidió que la diosa tuviera amantes que alegraran sus días, pues a pesar que su esposo la llenaba de lujos, ella no lo amaba.

La diosa sabía que su enlace con Hefesto no era perfecto: aparte de su apariencia, el dios solía dejar mucho tiempo a Afrodita. Ella quería algo más y encontró eso en el dios más impetuoso y temido por los mortales: Ares, dios de la guerra, alguien que gozaba no solo de un gran físico sino de una actitud que atraía a la diosa del amor.

Ares acababa de regresar de una batalla y se encontraba en un estado deplorable, cubierto de sangra y suciedad, Afrodita al verlo quedó prendada de él y se ofreció ayudarlo a asearse: una cosa llevó a la otra y los dos dioses se unieron en un tórrido romance.

Traición y venganza

Dicen que los dioses hacían oídos sordos a los rumores de amantes o engaños entre ellos, pero lo que no veían con buenos ojos era tener un affaire único y eso era lo que estaban haciendo Ares y Afrodita. Aprovechando las muchas ausencias de Hefesto, Ares fue a visitar a su amante y para evitar que todo el Olimpo se enterara de su relación el dios de la guerra puso en la puerta de la diosa a Alectrión, un soldado suyo, para que le avisara de la de llegada de Helios “el dios sol” conocido por enterarse de todo a su alrededor.

Hay dos versiones de lo que sucedió después, pero ambas tienen un mismo final: Alectrión se durmió y los amantes fueron descubiertos. Hefesto los atrapó en una red de finos hilos de oro y llamó a los demás dioses para humillar a la pareja, algo que no salió muy bien.

De todos los castigos que los dioses podrían ingeniarse, quedarse atrapado con la diosa de la belleza es el castigo más deseable. Al ver que su plan había salido todo lo contrario, Hefesto repudió a su esposa y con ello el divorcio quedó hecho.

De la relación de Ares y Afrodita nacieron varios dioses: Fobos, Deimos, Harmonia, Adrestia, Eros, Anteros, Himeros, Pothos.

El matrimonio triste de Harmonía

Continuando con Harmonía y después de conocer su origen, vamos hablar de lo que sucedió con ella y su descendencia.

Para enmendar sus errores de faldas, Zeus comprometió a Harmonía con Cadmo, el hermano de Europa. La boda, como podría suponerse, era algo lleno de lujo y belleza: mortales y deidades fueron invitados al evento. Los dioses se ataviaron de sus mejores galas y costosos regalos, el rey del Olimpo estaba involucrado en el evento y todo el mundo quería causar una buena impresión.

Entre los presentes, había una dotación de un bello vestido tejido por las tres Gracias y otorgado por Atenea, la conocida diosa de la intuición y de la guerra estratégica… ytambién rival de Ares. Destacamos esto último debido a que Zeus sentía preferencia por su hija y no por Ares, y al parecer en más de una ocasión lo dejó en claro.

Junto al vestido también había un hermoso collar diseñado por Hefesto, algo también muy sospechoso debido a la relación del dios del herraje con la diosa de la belleza. Los dioses que dieron tan esplendidos regalos le tendieron una trampa a Harmonía y la terminaron asesinando por medio de sus presentes: tanto el vestido como el collar estaban envenenados.

Fuentes:

  1. https://hablemosdemitologias.com/c-mitologia-griega/harmonia/  

Imágenes: 1. aminoapps.com, 2: wikipedia.org, 3: hablemosdemitologias.com

Harmonía, diosa de Grecia

Bibliografía ►

loading...

See more Random post