Leyenda del Silfjun de Malta

Las leyendas de la isla maltesa

La isla de Malta es reconocida por sus maravillosas playas y por su historia llena de luchas entre musulmanes y cristianos. Sabemos que la Orden de Malta, tuvo un papel protagónico durante la Edad Media hasta el siglo XIX y que los habitantes de la isla vivieron por muchos años encerrados en un mundo que no tenía ojos para el exterior.

Ese mismo encierro, ocasiona que los habitantes de la isla desarrollen distintas leyendas acerca de animales sorprendentes y aterradores, pueblos místicos y misteriosos, así como ideas que a cualquier habitante del mundo, puede llegar a impresionar en demasia.

Debemos tener claro que algunas de las leyendas que mencionemos acá, tenemos que entenderlas desde la visión de un territorio donde la flora y la fauna, desarrollaron características endogámicas, hasta el punto de que haya animales que se encuentren sólo en esta parte del mundo. Esto sucede en varias partes, por ejemplo, el orritorrinco propio de las tierras de Oceanía o el Ibis de Egipto.

El silfjun o tiburón gigantesco

Misteriosos seres han sorprendido a los habitantes de Malta. Muchos por las aterradoras noticias de desapariciones o el hecho de ver gigantescas criaturas en el ancho mar que rodea la isla. Desde la Edad Media se escucha hablar de un pez gigantesco, una bestia enorme que circunda el mar y aterra a los marineros, especialmente a los pescadores.

Lo llamaron el silfjun. Esta bestia que se acercaba por las tardes a las orillas para devorar a los bañistas que placidamente descansaban en las playas, se dibujaba de una manera tan aterradora que cualquiera que lo viese se impresionaría y pensaría dos veces, antes de viajar a la hermosa isla.

desde el siglo XVI, los cartógrafos dibujaban en las cartas náuticas los peligros que podían hallarse en los distintos mares para que los marineros estuvieran atentos a cualquier inesperada desgracia. Entre ellos conocemos descripciones que ponen los pelos de punta, esta vez del siljun.

El escritor Giovanni Francesco Abela, lo menciona en «Della Descrittione di Malta«, lo describe como una criatura con dos aletas enormes, una única cola y unas enormes fauces. Para hacer dicha descripción, asegura haber visto un ejemplar de esta bestia en las desoladoras costas de Mellieha, región norte de la isla. En su descripción, Francesco Abela dice que el animal quedó barado en la costa, sólo cuando la marea bajó y ya el animal no volvió al mar, él pudo describir sus exuberantes rasgos mencionados.

Otras descripciones del animal

Incluso un famoso científico y alquimista, el barroco Athanasius Kircher, no duda en dar una descripción parecida a la de Giovanni Francesco, contando que luego de un vibrante chubasco en la costa maltesa, donde el cielo se oscureció por la tormenta, vio al enorme animal al acecho de cualquier alma que se moviera en el mar o en las costas.

Era tan gigantesco, anuncia, que parecía más un demonio lanzado a la tierra en vez de una criatura de Dios. Alarmado, escribe que no entiende cómo criatura maldita y nauseabunda, puede habitar las costas de la isla que visitaba.

Incluso llega a creer que el monstruo marino es el resultado de una maravillosa e increible treta alquímica. No llegando a tener mayor explicación y dada la inconstante visión, ya no lo vuelve a ver y le queda sólamente los testimonios de los habitantes de la isla que mencionan varias atrocidades cometidas por el angustioso animal.

Pasaron dos siglos y los testimonios seguían encontrándose en todas partes. Los habitantes del norte de la isla se preguntaban de las desapariciones que tenían lugar y los pescadores preferían no salir a ganar su sustento por el miedo de la criatura, a la cual se le concedían otros razgos sanguinarios y diabólicos.

Se llegó a creer que la criatura podía llegar a devorar embarcaciones enteras, como si fuera un kraken, monstruo marino de la Antiguedad griega. Lo cierto es que con el pasar del tiempo la descripción del animal no quedó en el olvido

A finales del siglo XIX, en el año de 1890, nuevas noticias seguían dando alarma a la población. Esta vez fue un padre y un hijo que estaban en la costa pescando, cuando a los ojos de la comunidad local, fueron devorados efímeramente por una misteriosa criatura de gigantesco tamaño cerca de las aguas de Marsaskala.

Para aumentar más la fama de Silfjun, se hallaron unos enormes colmillos que se encuentran expuestos en el Museo de Historia Natural de Medina, a tal descubrimiento se le atribuiría propiedades mágicas y se le llamaría la lengua de San Pablo. Los habitantes se conglomeraban a rezar al santo, por temor de que su bestia marina siguiera ocasionando el desastre y el miedo en la población. Los atributos encontrados fueron bautizados a partir de las leyendas y no teniendo aún conocimientos científicos, se creyó con más ahínco, reavivando la fé en Dios.

El verdadero Silfjun

Tuvo que entrar el siglo XX para que los habitantes descubrieran que era el verdadero animal que por siglos atacaba a la población

El famoso silfjun era un enorme tiburón, un animal que siempre ha merodeado alrededor de Malta y de hecho se supone que esta criatura es descendiente de una prehistórica que tenía características a fines a las de los hallazgos encontrados y que hacían parte ahora de las colecciones museográficas.

Según los vestigios encontrados, se pudo concluir que la especie de la cual desciende el actual siljun, era el terrible Megalodonte, una especie extinta de tiburón que vivió entre 19,8 y 2, 6 millones de años, en el periodo Cenozoico (desde inicios del Mioceno, hasta finales del Plioceno.

Gracias a las investigaciones marinas, sabemos que ésta enorme criatura pertenece a la extinta familia Otodontidae, de la cual también hace parte la familia de la que salió el tiburón blanco. El enorme depredador que se considera uno de los vertebrados más peligrosos de los seres vivos medía entre 18 y 10 metros, con una fuerza de mordida entre 110.000 a 180.000 newtons.

Este animal que se alimentaba en el pasado prehistórico de tiburones barbados, parece que buscó aguas más cálidas en el Mediterraneo, cuando se entró al periodo gracial. Como su alimento convencional desapareció, el animal fue dejando su enorme tamaño hasta tener unas medidas más pequeñas, aunque a los ojos humanos, sigue siendo una bestia gigantesca.

La enorme bestia blanca que acecha y que se conocía como el Silfjun, no es más que el enorme tiburón blanco que vive y desciende (se cree que los últimos ejemplares de Megadolón fueron devorados por esta criatura), en las aguas entre Sicilia, Tunez y Malta. La bestia si existía y efectivamente hoy en día, sin necesidad de sus características místicas, sigue siendo un peligro para cualquier humano o criatura que circunde estos mares.

Para 1987, un pescador de la isla de Filfla, llamado Alfredo Cutajar, atraparía uno de estos especímenes que llegó a medir siete metros. El marino luego de abrir al animal encontró restos de delfines, tiburones azules y una tortuga.

A demás de ésta bestia, en Malta siguen existiendo leyendas de otros monstruosos y enormes animales. Se dice que en estas tierras también vivía el dragón que San Jorge venció y muchos testimonios del Renacimiento aseguraban que los tiburones eran descendientes de este otro monstruo mítico. En la isla, aún la población asegura la existencia de este y otros monstruos sin importar las evidencias científicas.

Fuentes:

  1. https://es.wikipedia.org/wiki/Carcharocles_megalodon
  2. https://alvaroanula.com/2019/07/06/los-misterios-y-leyendas-que-esconde-malta-y-que-nadie-conoce/
  3. http://maltafishingforum.com/talk/index.php?action=gallery;sa=view;id=1065

Imágenes: 1. maltafishingforum.com 2. s.wikipedia.org 3. alvaroanula.com

Leyenda del Silfjun de Malta
Representación de la Eolípila La Revolución Industrial es seguramente ...

Sanatorio de Agramonte del Moncayo El Sanatorio de Agramonte parece ser u...

En los momentos de mucha alegría y euforia, algunas personas pueden no me...

https://www.youtube.com/watch?v=Hx9Y2Cd-E4o Grabación de las cámaras de ...

Bibliografía ►

El pensante.com (marzo 19, 2022). Leyenda del Silfjun de Malta. Bogotá: E-Cultura Group. Recuperado de https://elpensante.com/historia-de-silfjun-y-otras-leyendas-de-malta/