Inventario fonológico

Quizás lo más conveniente, antes de abordar la definición y demás aspectos relacionados con el Inventario fonológico, sea revisar de forma breve algunas definiciones, que permitirán entender la naturaleza de esta primera categorías, así también como la de las unidades incluidas en ella.

Definiciones fundamentales

En este sentido, lo más probable es que resulte de gran utilidad comenzar por especificar el carácter dicotómico del Lenguaje. Igualmente, será necesario abordar la propia definición de Fonología, así también como la noción del fonema y su principal diferencia con el fono. A continuación, cada una de estas definiciones:

Carácter dicotómico del Lenguaje

A fin de definir esta categoría, se hace necesario hacer referencia a la concepción del Lenguaje que planteó en su momento el lingüista suizo Ferdinand de Saussure, y que básicamente señalaba al Lenguaje como un conjunto de signos, en donde podían distinguirse dos áreas interdependientes, cada una de las cuales entendió a su vez de la siguiente manera: Lengua, espacio intangible y colectivo en donde residen todas las reglas y mecanismos por los cuales se rige una comunidad lingüística, y que puede ser vista también como una entidad intangible, colectiva, inabarcable, no dinámica e inmutable. Por su parte, el Habla era entendida como la manifestación tangible y concreta de esa Lengua que podía hacer cada uno de los hablantes que pertenecieran a esa comunidad lingüística. Con respecto a las características del Habla, Saussure la asume como una entidad tangible, individual, dinámica, abarcable y mutable. Ambos campos o realidades serían vistos como caras inseparables de la misma moneda: el Lenguaje, es decir, que no pueden separarse, y que siempre funcionan en conjunto, de ahí que se hable del carácter dicotómico de esta entidad.

Fonología

Por otro lado, en torno a entender lo que es un Inventario fonológico, resulta también necesario revisar la definición de Fonología, la cual puede ser vista como una disciplina lingüística, cuyo principal propósito será estudiar el funcionamiento, adquisición e idea de los sonidos, desde su plano abstracto, lo que hace que en consecuencia la Fonología pueda entenderse también como una disciplina que se enmarca dentro el estudio de la Lengua, es decir, de la dimensión intangible del Lenguaje. De esta forma, la Fonología busca estudiar la fisiología de los sonidos, tomando entonces como principal objeto de estudio al Fonema.

Fonema

En este orden de ideas, también es necesario entonces reparar sobre la definición de Fonema, el cual es entendido por la Lingüística como una unidad fonológica, consistente en la representación abstracta de un sonido específico. En tal sentido, no se puede decir que el fonema sea propio de una comunidad lingüística determinada, sino que refiere a la idea de sonido en general, la imagen intelectual abstracta de sonido que tiene todo hablante, independientemente de su Lengua materna. Así mismo, se puede hacer énfasis en la diferencia que existe entre el fonema y el fono, puesto que mientras el fonema es considerado una representación abstracta ideal de cómo es un sonido específico, el fono sería la realización individual de ese sonido, por lo que mientras el fonema tiene lugar en el ámbito de la Lengua, el fono se realiza en el habla. Un ejemplo concreto, que puede ayudar a entender esta diferencia puede ser el siguiente:

Se puede considerar el fonema /b/ es decir el ideal fonológico de ese sonido. Sin embargo, este fonema puede tener varias realizaciones dentro del habla, es decir, puede contar con varios fonos:

/b/ puede pronunciarse como un sonido oclusivo [b] en palabras como “barco”

ó

/b/ puede pronunciarse como un sonido fricativo [ƀ] en posición intervocálica como “Babilonia”

De esta forma, se tendrán dos fonos para un mismo fonema, pues su realidad abstracta es sólo una referencia intelectual de las posibles realizaciones que éste puede tener en una Lengua, en este caso en el Español.

Inventario fonológico

De esta forma, se puede decir entonces que un Inventario fonológico es un listado de los fonemas que pueden contarse en una Lengua, es decir, una lista de los sonidos ideales que constituyen una Lengua, más allá de cada una de las realizaciones que pueda tenerse de cada uno de ellos. Por lo general, la Lingüística indica que el primer paso para establecer el inventario fonológico de una lengua es reparar en los pares mínimos,  los cuales pueden ser definidos a su vez como las relaciones de oposición que se establecen entre dos fonemas específicos, y que lleva a cada una de estas unidades filológicas a ocupar su lugar y tener un valor, simplemente porque no tienen otro. En cuanto a la cantidad de fonemas que puede haber en una Lengua, no existe una regla como tal, aun cuando se puede decir que casi siempre esta cifra varía en relación con lo que se conoce como alfabeto, y que además siempre es menor a los fonos, ya que estos, como realizaciones concretas, son infinitos, y dependen de cada hablante. En el caso específico del Español, se tiene un inventario fonológico constituido por 26 fonemas, mientras que el alfabeto especifica 27 letras y 5 dígrafos. 

Imagen: pixabay.com

Inventario fonológico

Bibliografía ►



Ver más Artículo al azar