La entropía negativa

En el campo de la Termodinámica, se define como Entropía a la magnitud usada para medir el nivel o grado de “desorden molecular” que puede presentarse dentro de un sistema. De esta forma, la Entropía sería una medida con la cual se calcularía el nivel de caos que se presenta en un sistema específico, en un momento determinado.

Definición Entropía Negativa

No obstante, así como existe el caos que amenaza con destruir el sistema, existen también mecanismos de autorregulación, que permiten que el nivel de desorden descienda o se mantenga equilibrado, a fin de que la existencia de un sistema permanezca. En este sentido, resalta entonces la Entropía Negativa, conocida también como Neguentropía, la cual puede ser definida como una fuerza, mecanismo o procedimiento por el cual la entropía (nivel de caos) de un sistema es sacado de él , buscando así la supervivencia del propio sistema.

De esta forma, dentro de un sistema abierto se ve una continua amenaza de degradación, la cual puede conllevar al fin mismo del sistema, debido al gran nivel de entropía. Sin embargo, a través de la interrelación con otros subsistemas, entra en juego la Entropía Negativa, la cual introduce al sistema una resistencia que permite restas entropía (caos) devolviéndole el equilibrio al sistema, y haciendo posible su trascendencia. Así, la entropía negativa es la responsable del mantenimiento de los sistemas.

Origen del concepto de Entropía Negativa

En cuanto al surgimiento de esta definición, las distintas fuentes históricas coinciden en señalar al físico alemán Erwin Schrödinger como padre del concepto de Entropía Negativa, habiéndolo expuesto en el año 1943, en su obra What is life? (¿Qué es la vida?) publicación corta, constituida por una compilación de conferencias dictadas por este científico, y que tuvo gran influencia en el desarrollo de la Biología como Ciencia, y en donde –entre otros conceptos-  Schrödinger planteaba que la vida responde a las Leyes de la Termodinámica, así como la exportación de la entropía (entropía negativa) como mecanismos para conservarse o ampliar su complejidad. Así mismo, esta obra fue vital para el desarrollo de la Genética y el descubrimiento –décadas después- de la estructura de doble hélice por la cual está constituido el ADN.

Acuñación de neguentropía

Sin embargo, la palabra científica “neguentropía” por la cual se conoce también este concepto de la termodinámica fue acuñada unos años después por el físico francés Léon Brillouin, quien trataba de buscar un sustantivo que no tuviese dentro de su constitución la palabra “negativo”, lo cual predisponía al público a esta entidad, siendo que por lo contrario que indicaba el nombre “entropía negativa” esta fuerza era la responsable de permitir que los sistemas, entre ellos el cuerpo humano, permanecieran, a través de la conservación del equilibrio.

Posteriormente, treinta y un años después, el científico y Nobel en Fisiología Médica, Albert Szent-Györgyi propuso, al igual que en sus respectivas épocas lo hicieron el matemático italiano Luigi Fantappiè y el ingeniero estadounidense Buckminster Fuller, el término “sintropía”. No obstante, el nombre de “Neguentropía” había calado lo suficiente en el argot científico, permaneciendo en el tiempo, así como –en un menor grado- el de “entropía negativa”.

Imagen: pixabay.com

La entropía negativa
Source: Biología  
julio 28, 2016
loading...

Ver más Artículo al azar