Mimizuka. Cuando una tumba se convierte en un trofeo de guerra

Mimizuka. Cuando una tumba se convierte en un trofeo de guerra

Tabla de contenido

    Un monumento «de narices»

    Llevarse una nariz o una oreja del enemigo puede parecer macabro, pero ha sido una practica habitual de varios países en tiempos de guerra, uno de ellos Japón, donde además existen unos curiosos monumentos:  Las “tumbas de narices” o también llamadas “tumbas de orejas” son monumentos-tumbas para los que fueron enemigos del Japón en suelo japonés cuya función era la de servir como trofeos de guerra. Su nombre viene porque en las mismas se depositaban las orejas y narices mutiladas de los soldados, y  civiles enemigos.

    Mimizuka. Cuando una tumba se convierte en un trofeo de guerra

    De todos estos monumentos –tumbas con un simbolismo un poco macabro,  la más conocida es   Mimizuka,  la colina de las cuarenta mil narices, situada en Kyoto y en la cual se depositaron entre 38000 a 40000 orejas y narices de soldados, en su mayoría coreanos, traídas como trofeo tras las cruentas invasiones japonesas a suelo coreano en el siglo XVI

    .

    Mimizuka. Cuando una tumba se convierte en un trofeo de guerra

    .

    A pesar de su actual pacifismo, los países vecinos siempre han visto a este país con un fuerte carácter agresivo y bélico donde era frecuente el intento de invasiones, sobre todo  estando Japón unificado. Este episodio de la guerra con Corea se produjo bajo el mando de  Toyotomi Hideyoshi, entre 1592 y 1598, que arrasó gran parte de Corea con la intención de conquistarla, incluso vencer a China e  India. La contienda duró siete años, y éstos fueron suficientes para que solamente entre los bandos defensores, principalmente coreanos y chinos, murieran más de un millón de soldados y civiles. Japón perdió unos ciento-cuarenta mil hombres tras lo que decidió abandonar la causa.

    El niño de 7 años que sacrifico su vida para salvar a su madre En la vida suceden cosas que realmente nos e...
    Famosos que antes eran feos En el mundo de la farándula, encontramos a v...
    Mimizuka. Cuando una tumba se convierte en un trofeo de guerra

    Mimizuka. Cuando una tumba se convierte en un trofeo de guerra

    Para mayor asombro se calcula que estas 40.000 orejas y narices humanas depositadas como trofeo en Mimizuka eran sólo una pequeñísima fracción del total, ya que la gran mayoría de los «trofeos» se pudrieron, sobreviviendo solamente los conservados en barriles de salmuera.

    Fuentes:

    https://en.wikipedia.org/wiki/Mimizuka

    https://merodeoseinquisiciones.blogspot.com/2009_08_01_archive.html

    Mimizuka, la colina de las cuarenta mil narices

    Bibliografía ►
    El pensante.com (mayo 3, 2010). Mimizuka. Cuando una tumba se convierte en un trofeo de guerra. Recuperado de https://elpensante.com/mimizuka-cuando-una-tumba-se-convierte-en-un-trofeo-de-guerra/