Recetas a base de melocotón

Puede que lo mejor, previo a exponer algunas de las recetas más populares de la red a base de Melocotones, sea revisar de forma breve algunos aspectos, relacionados con la naturaleza, origen y demás propiedades de esta deliciosa y sensual fruta.

El melocotón: origen y propiedades

Por consiguiente, se puede comenzar por decir que el Melocotón –llamado en algunos lugares también como Durazno- ha sido explicado por los especialistas en Botánica como la fruta del árbol denominado Melocotonero, el cual es clasificado a su vez por esta disciplina biológica dentro del género Prunus y la familia Rosaceae. En cuanto al Melocotón, la Botánica señala que su nombre científico es Prunis persica.

Con respecto a sus características, esta fruta se caracteriza por estar completamente recubierta por una piel suave y de textura aterciopeladas. Por igual, el Melocotón cuenta con una pulpa carnosa y jugosa, la cual puede albergar 84% de agua, por lo que resulta una fruta bastante refrescante. En el centro de ella, hay una única semilla, almendrada y muy dura, la cual en ocasiones recibe el nombre de hueso de melocotón, o hueso de durazno.

Origen de Melocotón

Pese a que en las últimas décadas el Melocotón es cultivado en varias zonas del mundo, en realidad las distintas fuentes señalan que esta fruta es originaria del continente asiático, pudiendo haberse originado por primera vez en los actuales territorios de Afganistán, Irán y también China. No obstante, los responsables de que el Melocotón sea conocido en Occidente fueron los romanos, que después de su incursión en Asia, lo llevaron hacia Europa hacia los inicios de la era Cristiana.

Sin embargo, el Melocotón es cultivado por los asiáticos desde hace mucho más tiempo. Algunos estudios realizados han logrado comprobar que los chinos ya cultivaban y conocían el Melocotón al menos unos dos mil años antes que los romanos lo conocieran y lo introdujeran en occidente. Como consecuencia, se puede decir entonces que el Melocotón es consumido por los hombres desde hace al menos cuatro mil años, tiempo en el que ha ido viajando por los diferentes países, y conquistando los paladares de las diferentes latitudes.

Propiedades del Melocotón

Empero, no es solo el sabor de esta fruta lo que ha conquistado a miles de personas alrededor del mundo, puesto que esta fruta asiática es reconocida igualmente como una gran fuente de nutrientes, e incluso también de propiedades medicinales, lo cual la convierte entonces en una de las mejores opciones alimenticias, sobre todo en verano, temporada en que su gran cantidad de agua cae como anillo al dedo.

Entre otras de sus muchas propiedades, el Melocotón se distingue por ser una gran fuente de vitamina A, lo cual lo convierte en un buen alimento para mantener una buena salud visual, mejorando sobre todo la visión nocturna. Así mismo, esta vitamina A, se combina con las vitaminas B1 y B2, presentes también en el Melocotón, propiciando entonces la síntesis de hemoglobina, lo cual se traduce en un sistema inmunológico fortalecido.

Por otro lado, el Melocotón es también una gran fuente de vitamina C, elemento que también incide en unas defensas altas y fuertes. Adicional a esto, es esta vitamina la que se encarga igualmente de que el Hierro que contiene también esta fruta sea correctamente asimilado por el cuerpo, por lo que el Melocotón también resulta una buena opción para combatir la anemia.

Además, los melocotones contienen Magnesio, así como la combinación de vitaminas A, B1 y B2, las cuales permiten que el Magnesio permanezca en el cuerpo. En consecuencia, esta fruta cuenta entonces con los elementos ideales para mantener una buena salud ósea, pues el Magnesio evita que el Calcio escape de los huesos hacia otros órganos blandos, por lo que a su vez mantiene la buena salud cardiovascular.

Igualmente, esta fruta tiene gran cantidad de Fósforo, elemento que es vital para la buena función cerebral y cognitiva. De hecho, algunos estudios señalan que el Melocotón puede constituir un elemento ideal para coadyuvar naturalmente a los tratamientos de personas con psicosis. Así mismo, es una fruta que cuenta con suficiente Magnesio y Fósforo para combatir la depresión.

Así también, en los melocotones pueden encontrarse otras vitaminas como la B3, B6, C, E y K. Por otro lado, en esta milenaria fruta también existen importantes minerales, como el Calcio, el Potasio y el Zinc. Aunado a esto, el melocotón también guarda en su composición importantes ácidos orgánicos, así como azúcares moderados, que permiten que esta fruta sea de consumo seguro, para aquellos que tienen algunas condiciones delicadas de salud como diabetes o insuficiencia renal, sin embargo su consumo bajo estas condiciones debe ser debidamente autorizado por el médico tratante.

Recetas a base de Melocotón

En conclusión, el Melocotón es una fruta milenaria, jugosa, llena de sabor y propiedades nutricionales y curativas. Esto hace que no sea sorpresa encontrar en el mundo de la culinaria tantas recetas –tanto dulces como saladas- que busquen aprovechas su textura, brillo, sabor y nutrientes, para ofrecer algunos de los platos más exquisitos y delicados. A continuación, algunos ejemplos de ellos:

Pechuga de pollo con duraznos

Por lo general, las carnes –rojas y blancas- combinan bastante bien con los melocotones. Un ejemplo de esto lo constituye este plato, en donde el sabor del pollo y el melocotón se unen con la fuerza y personalidad de la salsa de soya, conformando un plato único.

Al momento de preparar esta receta, será necesario reunir los siguientes ingredientes: dos (2) pechugas de pollo, deshuesadas y cortadas en filete / cuatro (4) melocotones, en su preferencia de pulpa amarilla / una (1) taza de salsa de soja / litro y medio (1 y ½ ) de consomé de pollo, o de gallina / Harina / media ( ½ ) taza de azúcar.

Una vez se tengan a mano todos los ingredientes, se comenzará por colocar la Harina en un plato hondo. Se cortarán entonces las pechugas en tiras, se pasarán por harina y se freirán en abundante aceite. Se reservarán para después. Casi a la par, se colocará una olla al fuego, en donde se colocará el consomé o caldo de pollo (o de gallina), la salsa de soja y el azúcar. Se les permite cocinarse hasta que se reduzcan, y la textura sea más parecida a un jarabe.

Por otra parte, se tomar los melocotones, se lavan, se pelan y se cortan en gajos. Se coloca un sartén al fuego, en el cual se agrega una poquito de mantequilla, y se colocan los melocotones para saltearlos, buscando entonces que comiencen a caramelizarse. Al momento de emplatar, se colocarán las tiritas de pollo, sobre ella los melocotones salteados, y se baña con la salsa de soja.

Ensalada de berros y melocotón

Sin embargo, los melocotones también se pueden consumir de forma natural, en platos igualmente salados pero frescos, como por ejemplo esta ensalada, que en realidad es un nockout a la anemia, por el Hierro que aportan los berros y el melocotón, fruta que además tiene vitamina C, componente que facilita la asimilación de este mineral.

Para prepararla, se necesitarán entonces los siguientes ingredientes: un cuarto ( ¼ ) de libra de berros, lavados y separados del tallo / un (1) melocotón grande / treinta (30 gr.) gramos de avellanas / aceite de oliva / zumo de medio ( ½ ) limón / sal. Cuando se tengan todos los ingredientes a mano, se colocará en una ensaladera, los berros previamente lavados y procesados, se agregará la sal, el melocotón picado en dados, las avellanas, el jugo de limón y el aceite. Se mezclan todos los ingredientes. Esta ensalada se puede servir como acompañante de alguna carne, o incluso de una pasta o pastel de vegetales.

Melocotones rellenos

Otro de los platos, que además de ser bastante nutritivos, tiene una vista espectacular, por lo que puede ser la opción ideal de un almuerzo especial, o incluso de una comida tipo buffet, son los melocotones rellenos de ensalada, los cuales son también bastante frescos.

Para prepararlos, se necesitará tener a mano los siguientes ingredientes: cuatro (4) zanahorias / dos (2) huevos / cuatro (4) papas / una (1) lata de atún / una (1) lata grande de melocotones en almíbar / aceite de girasol / un (1) huevo / y el jugo de medio ( ½ ) limón.  A la hora de comenzar la receta, será necesario colocar una olla al fuego, en la cual se colocará agua. Cuando esta haya hervido, se agregarán las papas y las zanahorias cortadas en daditos pequeños, dejándolas cocinar hasta que ablanden. En ese momento, se introducen al agua los dos huevos, y se dejan cocinar por diez minutos más.

Se sacan los ingredientes del agua. Se pelan los huevos y se cortan también en daditos pequeños. Cuando se tenga todo cortado en daditos, se procederá a hacer la mayonesa casera. Para esto, se colocará en la licuadora el huevo, la sal y un poquito de limón, se comienza a procesar, cuando el huevo cambie de color, se agrega el aceite, no mucho para que quede espesa.

Ya preparada la mayonesa, se colocarán los ingredientes en daditos. Se abrirá la lata de atún, se mezclará todo, y por último la mayonesa preparada. Se mezcla. Se colocarán en una fuente o bandeja, las mitades de los melocotones, con la cara hacia arriba, y se rellenarán con la ensalada. Sobre ellos, se puede colocar una pequeña rebanada de pepinillo.

Imagen: pixabay.com

Download Best WordPress Themes Free Download
Download Best WordPress Themes Free Download
Download WordPress Themes
Download Best WordPress Themes Free Download
download udemy paid course for free
download huawei firmware
Download Premium WordPress Themes Free
download udemy paid course for free
Recetas a base de melocotón

Bibliografía ►



Ver más Artículo al azar