Sigurdur Hjartarson, afición: coleccionista de penes

Sigurdur Hjartarson, afición: coleccionista de penes

Tabla de contenido

La faloteca de Islandia

En esta época, cuando finaliza el verano, en los estantes de los kioscos se amontonan decenas de colecciones de todo tipo. Las editoriales intentan hacernos creer que comenzando una colección de piedras raras o construyendo una casita de muñecas, nuestro síndrome postvacacional se esfumará y nuestra vuelta a la rutina se convertirá en algo de lo más agradable. Es posible que así sea y que en tus genes se esconda un coleccionista nato, pero si el surtido de coleccionables de los kioscos se te antoja un tanto insulso y trivial, siempre puedes hacer como el señor Hjartarson, comenzar una buena colección de falos.

Y es que a este buen hombre le dio, hace ya un buen número de años, por recopilar en su hogar todos los órganos sexuales masculinos con los que se podía hacer para, con el tiempo, conseguir la que posiblemente sea la mayor colección de falos del planeta.

¿Pelearán los delfines en la próxima guerra? El potencial de la inteligencia del delfín ...
El proyecto soviético para construir un vehículo subterráneo Una larga tradición de secretos de Guerra E...
Significado del Cuatro de Copas en el Tarot Simbología Con el nombre del Cuatro de Copas...

Sigurdur Hjartarson, afición: coleccionista de penes

En la actualidad se exponen en su museo de Húsavik, Islandia, unas 300 piezas de más de 90 especies distintas. En su museo Falológico se pueden contemplar penes de todo tipo y naturaleza, desde el micropene de un hámster, de unos 2mm, hasta el de un cachalote, con 70 kilos de peso y 1,7 metros de largo. También se pueden ver por allí representaciones de los supuestos falos de seres mitológicos nórdicos, como elfos, duendes, trolls, enanos… (¿Están pensando cómo será el del troll?)

Curiosamente, en la colección falta una pieza imprescindible, que es un falo humano. Pero según parece, el hueco se cubrirá en breve ya que hay un buen número de voluntarios que han decidido donar el suyo al museo para la posteridad.

Sigurdur Hjartarson, afición: coleccionista de penes

Sigurdur Hjartarson, afición: coleccionista de penes

Sigurdur Hjartarson, afición: coleccionista de penes

Sigurdur Hjartarson, afición: coleccionista de penes

Si… las lámparas en realidad son testículos.

Sigurdur Hjartarson abre su museo de mayo a septiembre, de 12 a 18 horas. Pero si van fuera de temporada no se preocupen, tan solo tienen que llamarle y Sigurdur, tras contestar con su falofono, estará encantado de concertarles una visita privada.

Personalmente, preferiría quedarme encerrado una noche en el museo de la tortura o en el museo de cera antes que en este lugar…

Sigurdur Hjartarson, afición: coleccionista de penes

Fuentes:

https://serturista.com

https://www.reuters.com

ARCHIVO DE CURIOSIDADES DE T.E.M

Bibliografía ►
El pensante.com (septiembre 17, 2010). Sigurdur Hjartarson, afición: coleccionista de penes. Recuperado de https://elpensante.com/sigurdur-hjartarson-aficion-coleccionista-de-penes/