Sílaba cerrada

Ampliar este tema:

Quizás lo más conveniente, antes de aproximarse a la definición y demás aspectos de la Sílaba cerrada, sea comenzar por revisar de forma breve el propio concepto de Sílaba, a fin de establecer el contexto gramatical preciso en donde se genera esta categoría.

La Sílaba

En consecuencia, se puede comenzar por decir que la Sílaba ha sido definida por varias corrientes, siendo las nociones de mayor peso las siguientes:

  • En primer lugar resalta la definición promulgada por la Educación tradicional, la cual de forma general ve a la sílaba como cada uno de los golpes de voz que produce el hablante mientras pronuncia una palabra.
  • Por otro lado, destaca igualmente la definición que da la Lingüística, disciplina para la que la definición estipulada por la tradición resulta incompleta y quizás un poco obsoleta, al tiempo que indica que lo mejor será ver a la sílaba como la unidad fonética, constituida en base a una combinación de sonidos, pronunciados durante cada emisión de voz, que el individuo ejecuta mientras articula una palabra. Así mismo, en un aspecto un poco más gramatical, la sílaba es entendida igualmente como la segunda forma de agrupación de la palabra, sucediendo entonces a la letra, considerado el primero.

Estructura de la sílaba

De igual forma, la estructura o constitución de la sílaba es un elemento de gran importancia a la hora de completar su definición. En este sentido, la Lingüística apunta a que esta unidad fonética puede ser vista como una combinación de sonidos consonánticos, los cuales se agrupan en torno a un sonido vocálico, debido a que este es el que tiene o ejerce la mayor intensidad sonora. Por consiguiente, siguiendo este patrón de comportamiento, tienen lugar igualmente diferentes estructuras, como por ejemplo: de una sola vocal (v) la cual siempre estará conformada por una vocal fuerte, ya que es la única letra con la propiedad de erigirse como una sílaba; así mismo se podrán encontrar sílabas construidas en base a una consonante y una vocal (cv) o viceversa (vc).

Así también, existen sílabas de estructuras mucho más complejas, en donde las letras que constituyen la sílaba pueden organizarse de maneras como por ejemplo: dos consonantes y una vocal (ccv); dos consonantes, una vocal y una consonante (ccvc); o dos consonantes, una vocal y dos consonantes (ccvcc). Igualmente, en algunos casos, existen palabras en donde se da la presencia de grupos vocálicos, lo cual hace que en la misma sílaba converjan una vocal fuerte y una débil, en unión inseparable. En este caso, la vocal débil es asumida entonces como un margen vocálico, el cual puede producir entonces estructuras del tipo margen consonántico, vocal, margen vocálico (cvs).

Sílaba cerrada

Sin embargo, la Gramática no sólo distingue distintos tipos de estructuras para la sílaba, sino que además considera que existen varios tipos de sílabas, las cuales clasifica según diversos criterios de agrupación, que toman en cuenta aspectos de esta unidad fonética, como por ejemplo su tonalidad, o el número de letras que la componen. Dentro de estos criterios, existe uno que centra su atención en la última letra que posee la sílaba, es decir, que clasifica a las sílabas de acuerdo a su terminación, ámbito dentro del cual resalta entonces la Sílaba cerrada, concebida como aquella vocal que termina en consonante. Según algunas fuentes, la denominación de Sílaba cerrada hace referencia al nivel de abertura que adopta el hablante en la pronunciación de esta sílaba, el cual resulta un poco menor a la abertura con la que cuenta una sílaba abierta, entendida entonces como aquella que termina en vocal.

Ejemplos de sílaba cerrada

Antes de exponer los distintos casos que pueden servir de ejemplo a este tipo de sílaba, tal vez sea pertinente destacar que al responder a un criterio que toma sólo en cuenta la terminación de la unidad fonética, y no su tonalidad o extensión, una sílaba cerrada puede estar constituida en realidad tanto por una sílaba tónica o una sílaba átona, así como por aquellas con diferentes cantidades de letras. Aclarado esto, se puede pasar entonces a exponer algunos ejemplos de sílabas cerradas:

Ca-mión
Trac-tor
Re-loj
Te-mor
Ro-bín
Ra-ción
Cá-liz
Cán-dil
Tá-miz
Can-tar

Imagen: pixabay.com

Sílaba cerrada

Bibliografía ►

loading...

See more Random post