Categorías: Curiosidades

Simon Rodia y las Torres Watts

Simon Rodia y las Torres WattsSimon Rodia y las Torres Watts

El sueño que un hombre construyó durante 33 años

Sabato “Simon” Rodia fue un emigrante italiano, que como muchos otros, buscó fortuna en los Estados Unidos de los años 20. Establecido en Los Ángeles, allí se dedicó a construir unas torres que hoy en día siguen siendo visitadas por miles de personas
Nacido en Italia el15 de Abril de 1875 fue un trabajador de la construcción que emigro a EEUU con solo 15 años para ganarse la vida. En 1920, se estableció en Los Ángeles, y allí comenzó a dar forma una idea que le rondaba por la cabeza.

A finales del mismo año firmó las escrituras de propiedad de un modesto terreno perdido en la periferia de la ciudad, en el distrito de Watts, iniciando así su sueño y recordando de manea especial aquel día: “Hacía un calor insoportable. Me abaniqué con los documentos que acababa de firmar ante el notario. Parecía el fin del mundo”. Por esa razón aquel día, además de encerrar un enorme significado sentimental para su vida, sería inolvidable.
Pero ese terreno abandonado se convertiría en un lugar famoso gracias a su plan de construir en él unas torres
Un año después, comenzó la construcción de sus torres durante su tiempo libre. Trabajó de manera febril, y lo hizo por espacio de treinta y tres años, entre 1921 y 1954. El autor llamó originalmente a la obra “Nuestro pueblo”, aunque actualmente no se suele usar esa denominación para nombrar esta construcción, que desde 1990 es Monumento histórico nacional de los Estados Unidos.

Primero construyó las armaduras de las torres formadas por tubos y varillas de acero, envueltas con mallas de alambre y recubiertas con mortero. Los apoyos de la estructura están cubiertos con piezas de porcelana, azulejos y vidrios.

Una vez hecha la estructura las recubrió con materiales variopintos con fines estéticos, como piezas de porcelana y cerámica, azulejos, vidrio, somieres, botellas, chapa, conchas marinas, etc… Entre los materiales se pueden encontrar incluso los logos y marcas de bebidas de la época cuyos envases eran usados. Rodia solía usar los trozos desechados por una fábrica del distrito angelino de Malibú, aunque también se surtía de los pedazos de envases que los niños le llevaban con la ilusión de que los añadiese a su obra, y de otras muchas fuentes que aportaban su granito de arena.

Al final creó 17 estructuras interconectadas entre sí, Así es como Simón iba dando forma a su sueño mientras creaba un espectacular ejemplo de arquitectura vernácula o popular no tradicional.

Artículo relacionado

Pero llegaron los contratiempos, y conforme la zona comenzó a poblarse, varias personas se quejaron de su altura de más de 30 metros, y su obra comenzó a sufrir actos vandálicos. Luego llegó la Segunda Guerra Mundial y algunos vecinos que guardaban rencor con Simón por su origen italiano, le denunciaron alegando que las torres eran en realidad unas antenas camufladas al servicio del enemigo japonés


Al final, cansado y harto de que sus propios vecinos boicotearan su obra, Simón abandono su proyecto en 1954, vendió la parcela y abandonó Los Ángeles. Simon Rodia se estableció en Martinez. Nunca regresó a Los Ángeles y jamás volvió a ver sus torres. Murió 10 años después el 16 de julio de 1965.

La casa que se encontraba en dicha parcela sufrió un incendio después de la marcha de Simón, y las autoridades de la ciudad se plantearon la demolición de las torres, pero la propiedad fue comprada por el actor Nicholas King, y el director de Hollywood, William Cartwrigth,
Cuando las autoridades se enteraron de la venta, decidieron acelerar los trámites de demolición para acabar con el lugar, pero por aquel entonces las torres ya eran conocidas en la ciudad, y hubo oposición a esta intervención. Se constituyó un comité para negociar con el Ayuntamiento, y se evaluó la seguridad de las estructuras con un equipo de ingenieros.

Durante las pruebas, se ató un cable metálico a lo alto de las torres, y se tiró de él con una grúa. La máquina no sólo no fue capaz de tirarlas, sino que ni siquiera pudo moverlas, y se concluyeron las pruebas cuando se acabó estropeando la máquina.
Sus propietarios conservaron la obra hasta que en 1975 fue donada al Estado de California, pasando a ser un lugar protegido y llamándose “El Parque Histórico del Estado de las Torres Watts de Simon Rodia”.
El lugar no sufrió daños durante los disturbios que ocurrieron en el barrio Watts en 1965, aunque sí se dañaron levemente en un terremoto en 1994, volviendo a ser abiertas al público en 2001, tras su reparación

Fuentes:
https://www.wattstowers.us/watts_towers_views/03.htm


https://en.wikipedia.org/wiki/Simon_Rodia
https://urbanity.blogsome.com/2008/03/04/watts-towers-los-angeles-simon-rodia/
https://bloqnum.com/posts/las-torres-watts/

Te puede interesar
El oscuro secreto de Elsa de Frozen
La siguiente es la historia oculta de una de las princesas animadas más conocidas de la a...
Animales misteriosos: la teoría de los Rods
Una teoría particular Hace 20 años un productor de cine notó que en algunas tomas al a...
Las brujas si existen, caso real
Desde la antigüedad, la gente se ha preguntado si en verdad las brujas existen. Por lo ge...
¿Se descubre una cascada en Marte?
¿Una cascada helada? Gracias a las maravillas de la investigación satelital, Google Mars...
Artistas macabros. Los monstruos de Longoland...
La mejor compañia para vuestro bebé Hoy os traigo a la sección de arte macabro a es...
¿Buscas piso? El castillo de Drácula está en venta...
El Castillo de Bran, en venta Las autoridades locales de Brasov, en el centro de Rumanía...
Ocurre una “lluvia de lampreas” en Alaska:
Una lluvia particular Dentro de los fenómenos meteorológicos más extraños y confusos s...
Excusas de los hombres para alejar una mujer
El mundo de las relaciones sentimentales suele ser bastante complejo. Numerosas mujeres s...

Actualizado por última vez en diciembre 12, 2022 12:14 pm

Compartir

AVISO LEGAL


Este sitio web utiliza cookies tanto propias como de terceros para poder ofrecer una experiencia personalizada y ofrecer publicidades afines a sus intereses. Al hacer uso de nuestra web usted acepta en forma expresa el uso de cookies por nuestra parte... Seguir leyendo

ACERCA DEL SITIO


El pensante es una biblioteca con miles artículos en todas las áreas del conocimiento, una pequeña Wikipedia con ejemplos, ensayos, resumen de obras literarias, así como de curiosidades y las cosas más insólitas del mundo.

DERECHOS DE AUTOR


Todos los derechos reservados. Sólo se autoriza la publicación de texto en pequeños fragmentos siempre que se cite la fuente. No se permite utilizar el contenido para conversión a archivos multimedia (audio, video, etc.)

© 2024 El Pensante