Sufijo -avo / -ava

Sufijo -avo / -ava

Antes de abordar una explicación sobre el sufijo –avo / -ava, quizás lo mejor sea revisar de forma breve algunas definiciones, que permitirán entender esta partícula lingüística, dentro de su contexto morfológico específico.

Definiciones fundamentales

En consecuencia, tal vez sea prudente también centrar dicha revisión teórica en tres nociones básicas: la definición de Sufijos, así como las de Sufijos de procedencia y Sufijos nominalizantes, por estar estos conceptos directamente relacionados con la naturaleza y el tipo de sufijos en donde puede ser clasificado el morfema –avo / -ava. A continuación, cada uno de ellos:

Definiciones fundamentales

De esta manera, será necesario comenzar entonces a decir que la Lingüística ha explicado los Sufijos como un tipo de morfema tónico, que se une de forma posterior a una palabra o lexema, a fin de originar una nueva forma lingüística. Así también, esta disciplina ha señalado que los sufijos podrán ser identificados como un tipo de afijos –junto a los prefijos, infijos, interfijos y circunfijos- siendo sin embargo el único con la capacidad de cambiar la categoría gramatical de la palabra a la cual se une.

Ejemplos de adjetivos peculiares Antes de abordar una exposición sobre los di...
Adverbios comparativos Entre las distintas clases de palabras, que ...
Sufijo -pnea Quizás lo más recomendable, antes de avanzar...

Por otro lado, la Lingüística ha dejado sentado cómo en relación a las funciones de los sufijos pueden encontrarse dos  tareas morfológicas básicas, cuya principal diferencia será el tipo de palabra que origina, siendo descritas de la siguiente forma:

  • Tareas flexivas: en primer lugar, los sufijos podrán cumplir funciones flexivas, uniéndose de forma posterior a  algunos lexemas, con el fin de constituir algunas de las formas que puede adoptar una palabra, según los distintos accidentes gramaticales que esta sufra de acuerdo a su contexto lingüístico.
  • Tareas derivativas: así mismo, los sufijos podrán también ejercerán misiones derivativas, uniéndose a palabras o lexemas, para así crear nuevas palabras, la cuales aun cuando guardarán cierta relación con aquella que le ha dado origen, en realidad gozarán de total independencia semántica y gramatical.

Sufijos de procedencia

En otro orden de ideas, será también necesario pasar revista sobre la noción de Sufijos de procedencia, los cuales han sido explicados por la Lingüística como un tipo de morfema derivativo, que además pueden considerarse como provenientes directos de alguna lengua clásica como el Latín o el Griego. Así también, este tipo de sufijos contarán con una carga semántica propia, la cual se unirá a la palabra derivada, dándole u orientando su significado hacia un sentido específico.

Sufijos nominalizantes

Por último, también resultará necesario abordar una definición de los Sufijos nominalizantes, los cuales han sido explicados como un tipo de sufijos derivativos, los cuales se unen de forma posterior a una palabra, originando una nueva forma lingüística, que puede ser identificada, gramaticalmente hablando como un sustantivo.

Sin embargo, los sufijos nominalizantes no producirán un solo tipo de sustantivos, sino que estos se diferenciarán según la categoría gramatical que haya poseído la palabra que les ha dado origen, clasificándose entonces en sustantivos deverbales, sustantivos deadjetivales y sustantivos denominales.

El sufijo –avo / -ava

Teniendo presente estas definiciones, quizás entonces sea mucho más sencillo aproximarse a una definición del sufijo –avo / -ava, el cual será explicado entonces como un sufijo de tipo derivativo, el cual puede ser clasificado tanto como un sufijo denominal, pues originará sustantivos, como un sufijo de procedencia, ya que, de acuerdo a lo que señalan las distintas fuentes, este morfema tónico provendría directamente del Latín.

Al unirse al nombre de un número, creará otro sustantivo que hará referencia a un numeral fraccionario, con el cual bien podrá darse cuenta de la cantidad de partes en la cual puede dividirse una entidad, o por el contrario la posición ordinal que esta tendrá dentro de una colección o agrupación. En el Español, se agregará este sufijo sólo a los nombres de los números a partir del once.   Algunos ejemplos del uso de este sufijo en el Español serán los siguientes: onceavo, veinteavo, quienceavo, catorceava.

Imagen: pixabay.com

Bibliografía ►
El pensante.com (diciembre 14, 2017). Sufijo -avo / -ava. Recuperado de https://elpensante.com/sufijo-avo-ava/