Sufijo -crata

Quizás lo más conveniente, previo a abordar una explicación sobre el sufijo –crata, sea revisar algunas definiciones, que permitirán entender este morfema dentro de su contexto lingüístico.

Definiciones fundamentales

Al respecto, puede que también resulte prudente delimitar esta revisión de conceptos a dos nociones específicas: la definición de Sufijos y los Sufijos de procedencia, por estar directamente relacionados con la naturaleza del morfema –crata. A continuación, cada uno de ellos:

Los sufijos

En primer lugar, será necesario entonces aproximarse a la definición de Sufijos, los cuales podrán ser entendidos como aquellos morfemas tónicos, que se unen a la palabra, de forma posterior, creando una nueva palabra, la cual puede estar impulsada al menos por dos posibles procesos morfológicos, descritos a su vez de la siguiente manera:

  • Flexión: durante este proceso, el morfema se unirá a la palabra, de forma posterior, constituyendo una de las tantas formas que esta puede tener, según los distintos accidentes gramaticales que sufre en su contexto lingüístico.
  • Derivación: por su parte, la Derivación ocurrirá cuando un sufijo se una de forma posterior a la palabra, produciendo una nueva forma, que aun cuando tenga relación con aquella que le ha dado origen, en realidad cuenta con independencia semántica y lingüística.

Así también, la Lingüística ha indicado que los sufijos podrán ser identificados como uno de los cinco distintos tipos de afijos que existen en las Lenguas naturales, por lo que se les considera entonces parte del grupo conformado también por los prefijos, los infijos, los interfijos y los circunfijos.  No obstante, los sufijos se diferencian de ellos –más allá de que cada uno se inserta en un lugar distinto de la palabra- en que estos son el único tipo de afijo capaz de cambiar o inferir en la categoría gramatical de la palabra a la cual se une.

Sufijos de procedencia

Por otro lado, también será necesario tener en cuenta la definición de Sufijos de procedencia, los cuales serán vistos como aquellos morfemas, que además de unirse de forma posterior a la palabra, cuentan con la característica de provenir de una lengua clásica, como por ejemplo el griego o el latín. De igual forma, este tipo de Sufijos se caracterizará por contar con una carga semántica, la cual a su vez –una vez se ha formado la nueva palabra- orienta el significado de esta nueva forma lingüística.

Sufijo –crata

Teniendo presente estas definiciones, será mucho más sencillo entonces profundizar en la definición que da la Lingüística sobre el sufijo –crata, al cual esta disciplina ve como un sufijo de procedencia, puesto que su origen etimológico puede rastrearse hasta el vocablo griego –krátos, voz que se traducirá directamente como “gobierno”. En el Español, este sufijo es asociado con la carga semántica referente a la afinidad política o seguimiento de algún gobierno. Algunos ejemplos de su uso en esta lengua serán los siguientes: Aristócrata, Burócrata, Demócrata.

De igual forma, la Lingüística indica que el sufijo –crata se encuentra relacionado con otros morfemas del español, como por ejemplo:

 –arca: cuya carga semántica apunta a jefe o gobernanta: Monarca.
-arquía: entendido como sistema de gobierno o poder: Anarquía.
-cracia: la cual se puede traducir igualmente como poder o gobierno: Democracia.

Imagen: pixabay.com

Sufijo -crata

Bibliografía ►



Ver más Artículo al azar