Categorías: Idiomas y lenguaje

Sufijo -eza

Sufijo -ezaSufijo -eza

Antes de emprender una explicación sobre el sufijo –eza,  probablemente lo mejor sea hacer una revisión teórica, que permita considerar algunas definiciones, necesarias para entender esta partícula morfológica del Español dentro de su contexto preciso.

Definiciones fundamentales

En consecuencia, puede que también resulte pertinente delimitar este repaso conceptual a dos nociones específicas: en primer lugar, será conveniente tomar en cuenta la propia definición de sufijos, ya que esto permitirá entender la naturaleza morfológica del sufijo –eza. De igual forma, será positivo lanzar luces sobre el concepto de sufijos nominalizantes, ya que esta es la categoría en la cual ha sido clasificado este sufijo. A continuación, cada una de estas definiciones:

Sufijos

En este orden de ideas, se podrá iniciar diciendo que la Lingüística ha definido de forma general los sufijos como un tipo de morfema tónico, el cual cumple con la misión de unirse de manera posterior a determinados lexemas, generando así una nueva palabra. No obstante, puede existir una diferencia entre las motivaciones morfológicas que lleven a una partícula de este tipo a anexarse a un lexema, siendo básicamente las siguientes:

  • Flexión: en primera instancia, los sufijos podrán ejercer tareas flexivas, uniéndose entonces a los lexemas, con el fin de crear algunas de las posibles formas que este adquiere en la medida en que da respuesta a los accidentes gramaticales que sufre en su contexto lingüístico.
  • Derivación: así mismo, algunos sufijos tendrán la misión de ejercer como partículas derivativas, uniéndose a lexemas específicos, para dar vida a nuevas palabras, que se caracterizarán principalmente por contar con plena independencia semántica y gramatical.

Por otro lado, la Lingüística concibe los sufijos como uno de los cinco distintos tipos de afijos, que pueden contarse en las lenguas naturales, entendiéndose entonces como parte del grupo conformado también por los prefijos, los infijos, interfijos y circunfijos, partículas morfológicas de las cuales sin embargo se diferencian por ser los sufijos los únicos con la capacidad de modificar la categoría gramatical de la palabra a la cual se unen.

Sufijos nominalizantes

Así también, será importante tener en cuenta el concepto de Sufijos nominalizantes, los cuales han sido descritos por las diferentes fuentes lingüísticas como un tipo de morfema tónico derivativo, que se une de forma posterior a determinados lexemas, con el fin de crear nuevas palabra, que además de ser plenamente independientes en cuanto a su gramática y semántica, pueden ser clasificadas como sustantivos.

Artículo relacionado

Empero, los sufijos nominalizantes no crearán un solo tipo de sustantivos, sino que estos variarán según la categoría gramatical de la palabra original a la cual se une el sufijo, teniéndose entonces Sustantivos denominales, si la palabra original era un sustantivo; Sustantivos deadjetivales, si la forma de la que se ha generado la palabra es un adjetivo; o  Sustantivos deverbales, en caso de que el lexema al cual se ha unido el sufijo nominalizante sea un verbo.

Sufijo –eza

Teniendo presente estas definiciones, quizás ciertamente sea mucho más sencillo abordar el concepto del sufijo –eza, el cual es entendido como un sufijo propio del Español, y que a su vez será clasificado como un sufijo derivativo nominalizante, que se unirá de forma posterior a lexemas para crear sustantivos femeninos.

Así mismo, los lexemas a los que se anexa el sufijo –eza son siempre adjetivos, por lo que entonces los sustantivos creados en base a esta partícula morfológica serán entendidos también como sustantivos deadjetivales. Algunos ejemplos de su uso en el Español serán los siguientes:

Bajo (adjetivo) + -eza (sufijo)= Bajeza (sustantivos deadjetivales)
Áspero (adjetivo) + -eza (sufijo)= Aspereza (sustantivos deadjetivales)
Firme (adjetivo) + -eza (sufijo)= Firmeza (sustantivos deadjetivales)
Limpio (adjetivo) + -eza (sufijo)= Limpieza (sustantivos deadjetivales)
Bello (adjetivo) + -eza (sufijo)= Belleza (sustantivos deadjetivales)
Puro (adjetivo) + -eza (sufijo) = Pureza (sustantivos deadjetivales)

Imagen: pixabay.com

Te puede interesar
Prefijo Arqueo-
Quizás lo más conveniente, previo a abordar una explicación sobre la partícula lingüístic...
El campo semántico
Dentro de la Lingüística, se conoce con el nombre de campo semántico al conjunto conforma...
Ejemplos de palabras variables
Tal vez lo más conveniente, antes de exponer algunos casos, que puedan servir de ejemplo ...
Adjetivos exclamativos
De acuerdo a lo que señalan las distintas disciplinas lingüísticas, los Adjetivos exclama...
Sufijo -cosmo
Tal vez lo mejor, previo a aproximarse a una explicación sobre el sufijo –cosmo, sea revi...
Diferencias entre haya, aya, halla y allá
Muchas son las reglas ortográficas que rigen el Español. Algunas son fáciles de memorizar...
Palabras parónimas
Quizás lo más conveniente, antes de abordar una explicación sobre los Parónimos, sea revi...
Locuciones adverbiales de modo
Entre los distintos tipos de Locuciones adverbiales que existen, se encuentran las Locuci...

Actualizado por última vez en noviembre 9, 2022 1:53 pm

Compartir

AVISO LEGAL


Este sitio web utiliza cookies tanto propias como de terceros para poder ofrecer una experiencia personalizada y ofrecer publicidades afines a sus intereses. Al hacer uso de nuestra web usted acepta en forma expresa el uso de cookies por nuestra parte... Seguir leyendo

ACERCA DEL SITIO


El pensante es una biblioteca con miles artículos en todas las áreas del conocimiento, una pequeña Wikipedia con ejemplos, ensayos, resumen de obras literarias, así como de curiosidades y las cosas más insólitas del mundo.

DERECHOS DE AUTOR


Todos los derechos reservados. Sólo se autoriza la publicación de texto en pequeños fragmentos siempre que se cite la fuente. No se permite utilizar el contenido para conversión a archivos multimedia (audio, video, etc.)

© 2024 El Pensante