Sufijo -logo

Tal vez lo mejor, previo a abordar una explicación sobre el sufijo –logo, sea revisar de forma breve algunos conceptos, que permitirán entender esta partícula desde su justo contexto lingüístico.

Definiciones fundamentales

En este sentido, puede que también sea necesario delimitar esta revisión teórica a dos definiciones precisas: en primer lugar, vendrá a bien llamar a capítulo la definición misma de sufijos, pues esto permitirá cobrar conciencia sobre la naturaleza morfológica del sufijo -logo. Por otro lado, será igualmente prudente pasar revista sobre el concepto de Sufijos según su significado, por ser esta la categoría en donde puede considerarse clasificado este morfema, propio del Español. A continuación, cada uno de ellos:

Los sufijos

De esta manera, se comenzará por decir que la disciplina lingüística ha optado por señalar los sufijos como un tipo de morfema tónico, el cual tiene como misión unirse de forma posterior a lo diferentes lexemas, con el fin de crear nuevas palabras. No obstante, la Lingüística ha señalado igualmente que la razón por la cual los sufijos actúan de esta manera responde a dos posibles procesos morfológicos, los cuales han sido explicados por su parte de la siguiente manera:

  • Flexión: en primera instancia, la Morfología indica que existirán un grupo de sufijos, los cuales cumplirán con tareas flexivas, es decir, que se unirán de forma posterior a ciertos lexemas, para conformar algunas de las tantas formas que estos pueden asumir, en la medida en que hacen frente a los diferentes accidentes gramaticales.
  • Derivación: por otro lado, algunos otros sufijos cumplirá en cambio un rol derivativo, uniéndose de forma posterior a determinados lexemas, con el propósito de crear nuevas palabras, que aun relacionadas con aquellas que le han dado origen, en realidad cuenten con total independencia gramatical y semántica.

Así también, la disciplina morfológica ha señalado que los sufijos podrán ser vistos como uno de los cinco distintos tipos de afijos que existen en las lenguas naturales, de ahí que puedan ser considerados entonces como parte del mismo grupo en donde se encuentran los prefijos, infijos,  interfijos y circunfijos, morfemas estos de los cuales sin embargo los sufijos se distinguen –más allá del punto particular en que cada uno se inserta o une a lexema- por ser el único en su clase capaz de modificar o cambiar la categoría gramatical de la palabra a la cual se ha unido.

Sufijos según su significado

De igual forma, será necesario tener en cuenta el concepto de Sufijos según su significado, los cuales será entendidos como un tipo de morfema tónico, el cual además de unirse de forma posterior a los lexemas, creando palabras nuevas, se caracterizan por contar con su propia carga semántica, la cual pasa a formar parte también de la nueva forma lingüística, orientando así el sentido semántico de esta.

En este orden de ideas, la Morfología también subraya que las palabras creadas en base a los Sufijos según su significado no tendrán un solo tipo de sentido, sino que en ellas se pueden considerar varias cargas semánticas, referentes por ejemplo a gentilicios, lugares, acciones, cualidades, profesiones, colectivos, superlativos, entre otros.

Sufijo –logo

Una vez se han revisado cada una de estas definiciones, quizás ciertamente sea mucho más sencillo aproximarse al concepto del sufijo –logo, el cual es entendido por la Morfología del Español como un morfema tónico, propio de esta Lengua, que se une de forma posterior a ciertos lexemas, con el fin de generar nuevas palabras. Así mismo, la disciplina morfológica señala que en el sufijo –logo se puede encontrar presencia de tres distintas cargas semánticas, es decir, que es un Sufijo según su significado, que estaría apuntando a estos tres conceptos:

Sustantivos que refieren a aquel que estudia una materia o ciencia

Por un lado, el sufijo –logo podrá ser usado en el Español para unirse de forma posterior a sustantivos con los cuales se nombra una materia o disciplina, para constituir un nuevo sustantivo, con el cual se haga referencia a la persona que se ha dedicado al estudio de esta. Algunos ejemplos serían: Psicólogo, Bacteriólogo, Entomólogo, Odontólogo, Endocrinólogo, Egiptólogo, Arqueólogo, etc.

Sustantivos que hace referencia a un tipo de discurso o palabra

Así también, dentro del Español, según refieren las distintas fuentes, el sufijo –logo será empleado para constituir sustantivos, con los cuales se señale un tipo preciso de discurso, lenguaje o incluso tipo de palabra o publicación. Algunos ejemplos del uso de este sufijo propio del Español es este caso serían Diálogo, Catálogo, Epílogo, Apólogo, Monólogo, etc.

Adjetivos que señalan la relación que presenta un ente con alguna otra noción o entidad

Por último, según señala la Morfología del Español, el sufijo –logo podrá ser usado igualmente para anexarse de forma posterior a ciertos lexemas, con el fin de constituir palabras, que además de ser clasificadas como adjetivos, cuentan con una carga semántica dirigida a resaltar el concepto de relación que existe entre una entidad y otros conceptos, objetos o entes. Algunos ejemplos de este uso en la lengua española será los siguientes: Homólogo, Análogo, etc.

Imagen: pixabay.com

Sufijo -logo
Source: Idiomas y lenguaje  
febrero 22, 2018
loading...

Ver más Artículo al azar