Sustantivos simples

Sustantivos simples

Tal vez lo mejor, antes de abordar una explicación sobre los Sustantivos simples, puede que sea recomendable revisar de forma breve algunas definiciones, que de seguro permitirán entender este tipo de palabras dentro de su justo contexto morfológico.

Definiciones fundamentales

En este sentido, puede que también sea necesario delimitar esta revisión teórica a dos nociones específicas: la palabra y los Sustantivos, por ser estas las que se encuentran directamente relacionadas con la naturaleza de los Sustantivos simples. A continuación, cada una de estas definiciones:

La palabra

De esta manera, se comenzará por decir que la Palabra ha sido explicada de forma general como una partícula lingüística. Sin embargo, un entendimiento integral de este tipo de partícula puede que implique el tomar en cuenta la perspectiva particular con la que cuenta cada una de las principales disciplinas lingüísticas.

En este orden de ideas, se tendrá entonces que, por ejemplo, la Palabra es entendida por la Morfología –disciplina que se preocupa por la estructura de cada una de las palabras- como una estructura morfológica, compuesta por una combinación de Lexemas (unidades mínimas de sentido) y los Morfemas (unidades mínimas que aportan información a los lexemas, bien si son de tipo léxico o gramatical).

Ejemplos de polinomios iguales En el ámbito del Álgebra elemental, se conoc...
Ejemplos de predicado objeto Entre los distintos tipos de predicados que...
Ejemplos de cómo preparar cócteles en base a ron blanco Probablemente, uno de los licores más versát...

Por su lado, la Semántica, disciplina que en cambio prefiere estudiar las palabras desde su significado, ve la Palabra como una partícula lingüística con sentido, la cual hace vida entre dos silencios o pausas, ocurridas a su vez en un texto. Es importante recordar que siempre que la Lingüística hable del concepto “texto”, lo hará para referirse al Texto oral, y nunca al escrito, por cuanto para esta disciplina la Escritura es apenas un registro secundario del Lenguaje, el cual reside en la Lengua y es materializado en el Habla, por parte de los hablantes.

Con respecto a la Sintaxis –materia que prefiere ver la Palabra de acuerdo a la posición que ocupa en la oración- la Palabra ha sido explicada entonces como el núcleo, y a la vez los distintos eslabones o partículas que conforman estas estructura superior de significado. Por lo tanto, si se quisiera tener una visión global de los textos, pero que fuese de lo micro a lo macro, se tendría que la combinación ordenada de lexemas y morfemas producen palabras, mientras que la disposición de palabras genera oraciones, y la organización coherente y cohesionada de oraciones generará textos.

Los sustantivos

En segunda instancia, será también necesario tener en cuenta el concepto de Sustantivos, los cuales han sido explicados de forma general como uno de los principales tipos de palabras. Así miso, en un sentido integral, se podrá decir que la Semántica ha explicado los Sustantivos como aquellas palabras que cumplen con la función de referir a ciertas entidades, bien si estas se encuentran conformadas por personas, lugares, objetos, conceptos o animales. Es decir, los Sustantivos son considerados nombres, puesto que su principal función es nombrar.

Con respecto a la Morfología, los Sustantivos son vistos como palabras variables, ya que ellos pueden experimentar cambios en su estructura, según deban modificar su forma para concordar en género y número con las distintas entidades que buscan nombras. Para la Sintaxis, en cambio, los Sustantivos serán entendidos como el eje o núcleo del sujeto, así también como de los sintagmas nominales, o preposicionales.

Sustantivos simples

Una vez se han revisado cada uno de estos conceptos, puede que ciertamente sea mucho más sencillo revisar un concepto de Sustantivos simples, los cuales han sido descritos por la Morfología como aquellas palabras, que además de servir semánticamente para nombrar ciertas entidades, se encuentran conformadas por una sola palabra, es decir, por un solo lexema. Por lo tanto, estos Sustantivos resultan contrarios a los Sustantivos compuestos, en donde pueden ser identificadas dos palabras, o también a los Sustantivos parasintéticos. A continuación, algunos ejemplos de Sustantivos simples:

Mano, Sal, Sol, Pie, Cama, Libro, Termo, País, Rosa, Tarde, Perro, Gato, Mesa, Ojo, Pelo, Mar, Cielo.

Imagen: pixabay.com

Bibliografía ►
El pensante.com (octubre 26, 2018). Sustantivos simples. Recuperado de https://elpensante.com/sustantivos-simples/