Tasaday: la tribu que nunca fue

Ampliar este tema:

Tribu perdida

Con el avance en las tecnologías de nuestra sociedad y el incremento en la globalización, cada vez menos comunidades permanecen verdaderamente aisladas del resto del mundo. En el siglo pasado, en particular, ocurrieron los últimos grandes encuentros entre sociedades “perdidas” y el resto del mundo, y por esta razón había un interés constante cada vez que aparecía una nueva.

Fue en este contexto que apareció la tribu de Tasaday. Se trataba de una supuesta comunidad perdida que habría aparecido en Filipinas en 1971.

Tasaday

El incidente comenzó cuando la Prensa Asociada de Manila, capital de Filipinas, reportó en 1971 que se había descubierto una tribu hasta entonces aislada de la sociedad filipina. Se trataba de los “Tasaday”, una tribu que vivía en paz y coexistía de manera ecológica con el medio ambiente. En los 10 años siguientes la tribu se convirtió en el centro de una multitud de programas documentales, programas de radio y artículos periodísticos, y eventualmente fueron aislados de la sociedad, una vez más, por su representante, pues se argumentaba que tanta atención no era sana para la comunidad. Manuel Elizalde, oficial filipino relacionado con la entonces dictadura de Ferdinand Marco, fue quien estuvo detrás del hallazgo y los posteriores controles al ingreso de extraños a la población.

Sin embargo, ya en estos años tempranos comenzaron a surgir dudas sobre la verdadera naturaleza de esta tribu. Algunos lingüistas que visitaron la región se encontraron con que los nativos usaban palabras como “techo”, las cuales en teoría no deberían conocer. Cuando surgieron estas dudas las autoridades filipinas simplemente incrementaron los controles y restringieron aún más el ingreso de extraños al área.

Se descubre el engaño

No fue hasta 1986, con la caída del gobierno de Marco, que las autoridades académicas pudieron por fin entrar al área donde supuestamente vivía la tribu “perdida” de Tasaday. Y lo que se encontraron fue una gran sorpresa.

Los habitantes de la región no vivían en cuevas, como Elizalde había afirmado, sino que habitaban en casas muy semejantes a las del resto del país y vestían como un filipino promedio.

O bien las vidas de estas personas habían cambiado de manera dramática en apenas una década o había algo raro allí. Y en efecto, tras una interrogación varios comenzaron a confesar que Elizalde les había pagado una jugosa cantidad para que aparentaran vivir en cuevas y alimentarse de los frutos de la selva tropical.

Pero peor aún, el oficial había amenazado a quienes no querían participar de su pequeña obra de teatro y los había forzado a vivir en las cuevas como “preparación”, para asegurar que no cometiesen algún error cuando llegaran los periodistas.

En cualquier caso, el escándalo se destapó y se descubrió que todo había sido una farsa dirigida por Elizalde… quien, por cierto, gracias a los cobros que hacía para acceder a la tribu pudo retirarse en ese mismo año con más de 80 millones de dólares en el banco. Tras la caída de Marco salió de la vida pública y se dedicó a aprovechar los millones que le dejó el particular engaño de la falsa tribu Tasaday.

Fuentes:

  1. https://hoaxes.org/archive/permalink/the_stone-age_tasaday
  2. https://www.lamentiraestaahifuera.com/2018/06/04/la-tribu-de-los-tasaday/

Imágenes: 1: flechasdebajacaliforniasur.blogspot.com, 2: documentalium.blogspot.com

Tasaday: la tribu que nunca fue

Bibliografía ►

loading...

See more Random post