Titanoboa: la serpiente más grande que ha existido

Ampliar este tema:

Gigantes de la Tierra

Para muchos es una sorpresa enterarse que el animal más grande que ha existido, al menos hasta donde sabemos, es la ballena azul. Supera por mucho a cualquier especie de dinosaurio y reptil marino, así como a antiguas especies de mamíferos.

Sin embargo, mientras el océano sigue poblado de gigantes (aunque sean muchos menos que hace 2 siglos), los continentes han sido desprovistos de la mayor parte de sus monstruos. Como lo mencionamos en la serie Gigantes de la Tierra, muchas especies que convivieron con los primeros humanos hoy están extintas precisamente por causa de los primeros cazadores.

Pero el animal del que hablaremos hoy no habitó con los primeros humanos. Para fortuna de nuestros antecesores vivió mucho antes, poco tiempo después de que desaparecieran los dinosaurios y seguramente como una manera de recordarle al mundo que los reptiles podían seguir siendo terribles.

Se trató de la Titanoboa Cerrejonensis, un monstruo mucho más grande que la actual anaconda que habitó en lo que actualmente es la Guajira, entonces un denso bosque tropical.

El hallazgo de Titanoboa

El gigantesco animal se encontró en una mina de carbón en la Guajira colombiana en el año 2005. Originalmente se halló una vértebra que se pensó pertenecía a un cocodrilo, pero investigadores de la Universidad de Florida pronto se dieron cuenta de que algo no cuadraba.

Fue Alex Hastings quien notó la confusión y fue su equipo quien se puso a buscar entre los restos de huesos que habían llegado de la Guajira otros huesos refundidos. Y en total, entre huesos de tortugas, cocodrilos y lagartos, los investigadores encontraron más de 100 vértebras del monstruoso animal.

La razón de ser de la confusión era muy simple: nunca en la historia se habían encontrado vértebras de serpiente de ese tamaño. Los paleontólogos sencillamente asumían que un animal como la Titanoboa no podía existir, y lo lógico era apilar las vértebras con animales más grandes. Lo interesante es que una vez se dieron cuenta del error tenían suficientes huesos para prácticamente reconstruir el animal.

A la izquierda una vértebra de Titanoboa. A la derecha una vértebra de una anaconda de 4 metros.

La serpiente gigante

Titanoboa, de acuerdo con la información obtenida, medía como mínimo 12 metros y algunos estimados hablan de 17. Pesaba más de una tonelada y se alimentaba de mamíferos, lagartos y cocodrilos, a los que podía consumir con relativa facilidad.

Aún no está claro qué le permitió a esta serpiente alcanzar un tamaño tan grande: la anaconda, la serpiente más grande de la actualidad, apenas si supera los 7 metros (hay relatos de serpientes de 10, pero no han sido confirmados), y es mucho más delgada y liviana. La principal hipótesis habla de un ambiente semi acuático (donde el peso de la serpiente no habría sido un problema tan grave) y de una temperatura muy superior a la actual. En general, entre más altas las temperaturas, mayor tamaño pueden alcanzar los reptiles (que son animales de sangre fría y no pueden regular su temperatura corporal).

Los fósiles de Titanoboa Cerrejonensis han sido datados en torno al Eoceno, hace 58 millones de años y poco después de la desaparición de los dinosaurios ( que ocurrió hace 65 millones de años). Esto significa que la serpiente convivió con los mamíferos en los tiempos en que se estaban diversificando y apoderándose del planeta.

Fuentes:

  1. https://www.lainformacion.com/ciencia-y-tecnologia/paleontologia/asi-se-descubrio-la-titanoboa-la-serpiente-de-12-metros_pw49dbjvnzvsd7vv16ken1/
  2. https://phys.org/news/2018-02-snakeswhy-giant-snakes.html

Imágenes: 1: mundodosanimais.pt, 2: naturalhistory.si.edu

Titanoboa: la serpiente más grande que ha existido

Bibliografía ►

loading...

See more Random post