Usos de Artículos indeterminantes

Tal vez lo más prudente, antes de avanzar en una exposición sobre los usos específicos de los Artículos indeterminados, en el Español, sea revisar de forma breve algunas definiciones, que de seguro permitirán entender este tipo de usos, dentro de su justo contexto lingüístico.

Definiciones fundamentales

En este sentido, quizás también sea de provecho enfocar esta revisión a cuatro nociones específicas: Palabras, Sustantivos, Adjetivos y Artículos indeterminados, por encontrarse directamente relacionados con las reglas gramaticales que se estudiarán posteriormente. A continuación, cada una de estas definiciones:

Palabras

De esta manera, se comenzará por decir que las Palabras han sido explicadas entonces como un tipo de partícula lingüística. Sin embargo, puede que para tener una comprensión integral de ellas, se deba tener en consideración entonces las definiciones que han promulgado sobre la palabra cada una de las distintas disciplinas lingüísticas.

Por consiguiente, se podrá ver entonces como, por ejemplo, la Morfología –área de la Lingüística que se enfoca en la constitución de las palabras- ve a estas partículas como estructuras morfológicas, las cuales se encuentran conformadas por una combinación coherente de Lexemas –unidades lingüísticas que aportan a la palabra su sentido léxico- y de Morfemas –unidades lingüísticas que se unen a los lexemas, para complementarlos, aportando información que puede ser tanto léxica, como gramatical.

En cambio, para la Semántica –disciplina que se enfoca en los sentidos- las Palabras son entendidas entonces como partículas lingüísticas con sentido propio, y que hacen vida entre dos silencios, que suceden a su vez en un texto. En este punto, será necesario advertir cómo siempre que en Lingüística se hace referencia al concepto “texto”, se hace para referirse al texto oral, toda vez que, para esta disciplina, la Escritura es tan solo un sistema secundario de registro de la realidad viva del Lenguaje.

Por su lado, la Sintaxis –área de la Lingüística, que prefiere enfocarse en la posición que ocupa la palabra- entiende a estas partículas como el núcleo mismo de la oración, así como cada uno de los distintos eslabones que conforman esta cadena superior de sentido.

Adjetivos

Así mismo, se hará preciso tomar en cuenta el concepto de Adjetivos, los cuales han sido explicados, de forma general, y al igual que los Sustantivos, como uno de los principales tipos de palabras, que existen en la mayoría de las lenguas naturales.

Desde un sentido mucho más específico, los Adjetivos han sido explicados por la Sintaxis como aquel tipo de palabras que se disponen, en la oración, al lado del Sustantivo, bien de forma anterior o posterior, para modificarlo.

Para la Morfología, en cambio, los Adjetivos serán vistos como un tipo de palabra variable, en tanto logran cambiar su estructura, con el fin de concordar en género y número con los sustantivos a los cuales acompañan. Finalmente, para la Semántica, los Adjetivos serán entendidos como aquellas palabras, que acompañan a los Sustantivos, con el fin de modificarlos, calificarlos o determinarlos.

Artículos indeterminados

En último lugar, de esta revisión teórica, se hará necesario centrar la atención en la definición de Artículos indeterminados, los cuales han de ser vistos como uno de los principales tipos de adjetivos que existen en las lenguas naturales.

Por igual, y desde una perspectiva semántica, los Artículos indeterminados han sido explicados como aquellas partículas lingüísticas que acompañan al Sustantivo, de forma anterior, con el fin de señalar que el hablante no conoce, o al menos conoce de manera imprecisa, a la entidad que esta partícula nombra.

Para la Morfología, los Artículos indeterminados son conocidos como palabras variables, pues cuentan con la capacidad de cambiar su estructura lingüística, según necesiten concordar en género y número con los Sustantivos que acompañan. En el Español, estas partículas cuentan con las siguientes formas: Un, Unos, Unas, Unos.

Usos en el Español de los Artículos indeterminados

Una vez se han revisado cada una de estas explicaciones puede que ciertamente sea mucho más sencillo abordar una explicación sobre los distintos usos con los que cuentan, en el Español, los Artículos indeterminados, así como los que deben evitarse, por razones de estilo. A continuación, cada una de estas normas gramaticales:

  • De acuerdo a lo que señalan las distintas fuentes, los artículos indeterminados deben ser usados siempre después del verbo haber, y antes del sustantivo que lo complementa. Por ejemplo:

Hay un concierto mañana en la noche.

  • Así mismo, los diferentes autores han indicado que en el Español, nunca deberá anotarse el artículo indeterminado después del verbo Ser y su complemento, si este refiere a nacionalidad, profesión o título: Mi hermano es abogado. No obstante, si este complemento se encuentra modificado a su vez por un adjetivo específico, entonces sí se aceptará como necesario el uso del artículo indeterminado:

Mi hermano es un abogado muy eficiente.

  • Así tampoco la norma permite el uso del artículo indeterminado cuando se presenta el verbo ser y el adjetivo o predicado nominativo: Sánchez es mal ingeniero.
  • También sucede que en algunos casos en el Español se evite el uso del artículo indeterminado en construcciones como “Tengo libros de Misterio”. Empero, si la forma se expresa como pregunta, entonces sí deberá usarse el artículo:

¿Tienes unos libros de misterio?

  • Igualmente, sucede que en el Español, el plural de los artículos indeterminados es usado como sinónimo del adjetivo indefinido “algunos”:

Estuve unos cuatro años en Bogotá antes de mudarme a Argentina.

Imagen: pixabay.com

Usos de Artículos indeterminantes

Bibliografía ►



Ver más Artículo al azar