Xuan Zhang: la Historia del monje chino que viajó a la India, parte 2

Terminamos el capítulo anterior con Xuan Zhang arribando a su destino final, la India.

India Medieval

En aquel entonces las fronteras de la India no se correspondían con las actuales. Como país o entidad unificada la India sencillamente no existía, y había una diferencia inmensa entre la región del norte y la del sur. Sin embargo, era evidente la vasta región que había recibido una gran influencia hindú y que se extendía, en ocasiones, hasta bien entrado el Imperio Persa.

La primera ciudad “india” visitada por Xuan fue Nagarahâra, ubicada en el actual Afganistán y conocida hoy como Jalalabad. Peshawar, en el actual Pakistán (en la región conocida como el Valle del Swat) fue su segunda parada. Las dos ciudades se encontraban en franca decadencia y no le permitieron conocer los maestros que esperaba encontrar.

Sin embargo, ambas habían sido grandes centros budistas en el pasado, por lo que el peregrino pudo visitar gran cantidad de templos y estupas abandonadas (una estupa es una especie de pequeño santuario budista, que guarda una reliquia, con una arquitectura característica). Allí fue donde comenzó a profundizar en la naturaleza de los antiguos budistas y en sus enseñanzas.

Cachemira

En el Valle del Swat Xuan visitó el pequeño país de Oddiyana, donde visitó centenares de monasterios. De acuerdo con sus escritos, en total había más de 1.400 de estos templos que en su momento sostuvieron a unos 18.000 monjes, sin embargo, también aquí el budismo había ido en decadencia. De allí marchó a Cachemira, donde por fin comenzaría a dar respuesta a sus preguntas.

Cachemira era, en aquel tiempo, un reino independiente (sería conquistado en el futuro por los musulmanes). Allí el budismo había brillado con fuerza y Xuan encontró monjes con los que pudo compartir sus inquietudes. Resaltan Samghayasas (con quien estudió en el 631), Vinītaprabha (con quien estudió en el 632) y Candravarman y Jayagupta (con quienes estudió en el 633).

Pero aún más importante, en Cachemira Xuan se enteró de la existencia de los Concilios Budistas: una reunión en la que monjes de todo el mundo budista conocido se reunían para debatir sobre las enseñanzas del Buda, garantizar que su mensaje se estuviera enseñando de manera correcta y debatir sobre la filosofía de la vida.

El último de estos Concilios se había reunido precisamente en Cachemira en torno al año 100 d.C. (es decir, unos 5 siglos antes de la llegada de Xuan) por auspicio y organización del rey Kanishka de Kushana. Xuan encontró abundante información del Concilio y comenzó a escribir sus propias conclusiones.

Imperio de Harsha

De Cachemira Xuan pasó al Punjab, donde se encontró con las fronteras del llamado “Imperio de Harsha”. Este Imperio fue la efímera creación del Emperador Harsha, quien fue capaz de conquistar un vasto territorio ocupando la mayor parte del norte de la actual India. Aunque no sobreviviría a su creador, mientras duró este Imperio fue un importante centro cultural en India y congregó centenares, si no miles, de artistas, filósofos y pensadores. Un lugar particularmente prolífico para el monje.

De nuevo, Xuan permaneció algún tiempo estudiando en la ciudad las escrituras budistas, antes de decidir de nuevo partir, esta vez en dirección al norte, a  Nepal.

La Universidad india de Nalanda, principal destino de Xuan Zhang

Nepal, la India Meridional y Ceilán

En Nepal, su principal  destino sería el pilar en el que (supuestamente) nació Buda. Dicho pilar sólo sería redescubierto hasta 1895.  Este lugar, sagrado para los budistas, se encuentra en la ciudad de Lumbini. Tras algún tiempo en la ciudad, Xuan viajaría a Kushinagar, lugar de muerte del Buda.

Sin embargo, ninguna de estas paradas sería tan importante como Nalanda, la gran universidad del Estado Indio de Bihar. Allí, bajo la tutela de grandes eruditos del budismo, el sabio se dedicó al estudio de la lógica la gramática, el sánscrito y la escuela Yogacara del Budismo.

Silabhadra

En este centro del saber Xuan conoció a Silabhadra, el superior del monasterio, quien había tenido un sueño profético sobre la venida del monje chino y sobre el papel que este jugaría en esparcir la Ley Sagrada por las lejanas tierras del nororiente. Juntos, los dos hombres estudiaron por al menos dos años antes de que Xuan tomara la dura decisión de partir. Pese a que le hubiese gustado quedarse, tenía la misión de volver a China con todo el conocimiento que había adquirido.

Ceilán

Así, pronto Xuan emprendió una de sus travesías más arriesgadas, al sur, a Ceilán. Para llegar allí tuvo que pasar por muchos centros importantes de la India Meridional.

No mencionamos aquí estas ciudades porque, aunque fueron cuidadosamente reseñadas por el monje, no pasó en ellas el tiempo ni les prestó la dedicación que a los lugares arriba señalados. Sin embargo, pese a su esfuerzo jamás llegaría a Ceilán (hoy Sri Lanka) pues en la ciudad de Kanchipuram unos religiosos provenientes de la isla le recomendaron que no se acercara bajo ninguna circunstancia, pues la región estaba en medio de una cruenta guerra civil.

Así, Xuan (casi en el extremo sur de la India) decidió dar media vuelta y retornar a los lugares donde tanta información había recolectado antes de volver definitivamente a su nativa China. Esta última parte de su historia la veremos más adelante.

Parte 1 | Parte 3

Imágenes: 1: wikipedia.org, 2: pinterest.com, 3: bbc.com

Xuan Zhang: la Historia del monje chino que viajó a la India, parte 2
Adolfo Bioy Casares (Buenos Aires, Argetina, 15 de septiembre de 1914 – ...

Resistencia La Segunda Guerra Mundial fue un periodo particularmente viol...

El arqueólogo que hizo un cuento de hadas realidad Heinrich Schliemann, ...

Ma Yuan (Qiatang, provincia de Zhejiang, c. 1160 – ?, 1225). Pintor de o...

Bibliografía ►

El pensante.com (enero 29, 2017). Xuan Zhang: la Historia del monje chino que viajó a la India, parte 2. Bogotá: E-Cultura Group. Recuperado de https://elpensante.com/xuan-zhang-la-historia-del-monje-chino-que-viajo-a-la-india-parte-2/