Adverbios de afirmación

Antes de abordar una explicación sobre los Adverbios de afirmación, se revisarán algunas definiciones, que de seguro permitirán entender este tipo de palabras, dentro de su justo contexto matemático.

Definiciones fundamentales

De esta manera, se decidirá igualmente enfocar esta revisión teórica a tres nociones específicas: Palabras, Verbos y Adverbios, por encontrarse estos conceptos directamente relacionados con las partículas lingüísticas, que se estudiarán posteriormente. A continuación, cada una de estas definiciones:

Las palabras

Por consiguiente, podrá comenzar por decirse que las Palabras han sido explicadas entonces como uno de los principales tipos de partículas lingüísticas. Empero, el tener una visión integral de este tipo de partículas puede implicar el tomar en consideración también cada una de las definiciones, que han promulgado sobre ellas las distintas disciplinas lingüísticas.

En este orden de ideas, se tendrá por ejemplo que la Morfología –área lingüística que se dedica a estudiar la conformación de las partículas- considera que las Palabras pueden ser vistas como estructuras morfológicas, constituidas por una combinación coherente de Lexemas –definidos como unidades lingüísticas que cumplen con la función de aportar a la palabra su sentido léxico- así como Monemas –unidades lingüísticas que se unen al Lexema con el fin de complementarlo, aportando bien sea información léxica o semántica.

Por su lado, la Semántica –disciplina que coloca su atención en los significados- ha definido las Palabras como partículas lingüísticas con sentido propio, las cuales además hacen vida entre dos silencios, que ocurren en un texto. En este punto será necesario hacer un paréntesis para señalar que siempre que la Lingüística refiera el concepto “texto”, lo hará para referirse al “texto oral”, y nunca al escrito, en tanto que para esta disciplina la Escritura es tan sólo un sistema secundario de registro del ente vivo del Lenguaje.

Con respecto a la Sintaxis, esta disciplina que se enfoca en estudiar las partículas lingüísticas según su posición dentro de la oración, ve en las palabras pues el núcleo mismo de esta cadena de sentido, así como cada una de las partículas o eslabones que la conforma. Por ende, en una visión que pretenda ir de lo micro a lo macro se tendrá que una combinación de morfemas genera palabras, una disposición de palabras da como resultado oraciones, el orden coherente de oraciones genera párrafos, y a su vez un grupo coherente y cohesionado de párrafos genera textos.

Verbos

En segunda instancia, también será prudente lanzar luces sobre el concepto de Verbo, el cual ha sido clasificado, de forma general, como uno de los principales tipos de palabras, que pueden existir en la mayoría de lenguas naturales.

Ya en un ámbito mucho más específico, se tendrá entonces que los Verbos han sido explicados por la Semántica como aquella palabra, que cumple con la función de señalar la acción o estado, realizada o vivido por el sujeto. Por ende, el verbo será usado siempre para señalar acciones, tránsitos o estados.

Por su lado, la Sintaxis ha señalado que en la oración el verbo podrá ser distinguido como el núcleo mismo del sintagma verbal, así también como del predicado. Para la Morfología, en cambio, los Verbos han de ser entendidos entonces como un tipo de palabra variable, en tanto que cuenta con la capacidad de cambiar su estructura lingüística, a fin de poder concordar con los distintos accidentes que le impone su contexto gramatical.

Adverbios

Finalmente, se traerá también a capítulo el concepto de Adverbios, los cuales han sido vistos como uno de los principales tipos de palabras, que existen en la gran mayoría de lenguas naturales. No obstante, esta clase de partícula lingüística también ha sido explicada por las diferentes disciplinas lingüísticas.

En este orden de ideas, se tendrá que la Sintaxis asume los Adverbios como la clase de palabra, que en la oración, acompaña a otras palabras, como Verbos, Adjetivos o incluso otros Adverbios, con el propósito de modificarlos. Así mismo, la Semántica ha puntualizado que los Adverbios cumplen con la tarea de acompañar a estas otras clases de palabras, con el fin de complementarlas, señalando entonces cómo, cuándo, cuánto, dónde, entre otros asuntos, se sucedió la acción o se presentó una cualidad.

Con respecto a la Morfología, esta disciplina considera que los Adverbios han de ser vistos entonces como un tipo de palabra invariable, en tanto no presenta cambios en su estructura, cónsonos con la necesidad de concordar con las distintas variaciones que sí pueden presentar las palabras a las que acompaña.

Adverbios de afirmación

Toda vez se ha completado esta revisión teórica, ciertamente puede resultar mucho más sencillo abordar una explicación sobre los Adverbios de afirmación, los cuales han sido identificados, a grandes rasgos, como uno de los principales tipos de adverbios que existen en la mayoría de las lenguas naturales, así también como una de las diferentes clases de palabras, que pueden encontrarse en ellas.

Desde una visión más específica, los Adverbios de afirmación han sido explicados por la Semántica como aquella partícula lingüística que acompaña al verbo, con el fin de señalar la certeza que existe sobre la acción o estado, que se le atribuye al sujeto. Por su lado, la Sintaxis –siendo estas partículas adverbios al fin- indica que los Adverbios de afirmación serán aquellas palabras, que acompañen entonces a los verbos en la oración, con el propósito de modificarlos.

Para la Morfología, los Adverbios de afirmación resultarán finalmente una clase de palabra invariable, pues no cambia de forma con el fin de concordar con los cambios que presentan las palabras que acompañan. A continuación, algunas de las tantas formas que pueden tener los Adverbios de afirmación en el Español:

Sí, También, Ciertamente, Obviamente, Seguramente, Efectivamente

Imagen: pixabay.com

Adverbios de afirmación

Bibliografía ►



Ver más Artículo al azar