Biografía de Augusto

Cayo Julio César Octavio (Roma, 23 de septiembre del año 63 a.C – Nola, 19 de agosto del 14 d.C) Líder Militar, Líder Político, Noble y Emperador romano, conocido como César Augusto. Fue el primer emperador romano y el que más años reinó sobre Roma. Sentó las bases del Imperio romano, el cual permaneció durante varios siglos, al punto de que su nombre se convirtió en el Título con el cual eran investidos sus sucesores, y comenzó a ser sinónimo de “emperador”, razón por la cual es considerado uno de los hombres más influyentes de la Historia.

Primeros años

Nació en Roma, el 23 de septiembre del año 63 a.C, en el seno de una familia rica. Su padre era un alto funcionario. Su madre era sobrina de Julio César, predecesor de Octavio, quien le adoptó como heredero en el año 45 a.C, debido a sus grandes dotes políticos y habilidades militares. En el año 44 a.C, durante una campaña en Epiro contra los partos, recibió la noticia de la muerte de Julio César, partiendo inmediatamente a Roma.

Lucha por el poder

A su llegada encontró que Marco Antonio, lugarteniente de Julio César había usurpado el poder, junto a Lépido. Octavio se les enfrentó, con el apoyo de Cicerón y los Republicanos. Con el poder económico de personas muy ricas, como Mecenas, Octavio logró financiarse un ejército con el que venció a Marco Antonio en la batalla de Módena.

Triunfante, le exigió al senado su nombramiento como Cónsul, pero obtuvo la negativa, bajo el argumento de su edad. Apenas tenía 20 años. Octavio marchó sobre Roma, para asumir el poder. No tuvo que batirse en batalla, en su avance recibió el apoyo, incluso de las tropas que se enviaron contra él. En el año 43 a.C, se proclamó Cónsul y asumió poderes extraordinarios.

Los republicanos se resistieron a su mandato. Bruto y Casio se le enfrentaron desde el oriente. Octavio se alió con sus antiguos rivales Marco Antonio y Lépido. Después de una reunión en Bolonia decidieron instaurar una dictadura militar, conocida como Triunvirato. Iniciaron la persecución contra los republicanos, en medio de la cual murió Cicerón, concluyendo en el año 42 a.C en la batalla de Filipo, Macedonia, donde fueron finalmente vencidos por esta triple alianza.

Lépido fue marginado. Octavio se repartió el poder con Marco Antonio, a quien le dejó el oriente del territorio, mientras él se quedó con occidente. No obstante, el acuerdo se rompió. En el año 41 a.C, se enfrentaron nuevamente en la Guerra de Perugia, en donde Octavio volvió a vencer. El territorio se repartió entre los líderes del triunvirato, reunido nuevamente. En Brindisi, en el 40 a.C, se decidió que Octavio gobernaría occidente; Lépido, África; Marco Antonio asumiría oriente, pero sólo hasta el río Drin; mientras que Italia sería territorio neutral, sobre el cual dominarían los tres. La paz terminó de sellarse con el matrimonio entre Marco Antonio y la hermana de Octavio. No obstante, duró sólo cuatro años.

Nacimiento del Imperio Romano

En 36 a.C, Octavio se enfrentó contra Pompeyo, venciéndolo en la batalla de Nauloque, en Sicilia. Por su parte, Marco Antonio sostenía ya una relación amorosa con Cleopatra VII, soberana de Egipto, orientalizando su Gobierno, en beneficio de los egipcios. Octavio se enfrentó a Cleopatra. En el 32 a.C estalló la Guerra Ptolemaica, que culminó un año después con la batalla de Actium. En el año 30 a.C, Octavio entró triunfante a Alejandría. Cleopatra y Marco Antonio se suicidaron. Egipto fue anexada al territorio romano, dándole a Octavio poder sobre el Mediterráneo.

Erigió en Roma un Imperio, donde el poder se encontraba dividido en dos, una parte residía en el senado y el pueblo, mientras que la otra era ejercida por el emperador. Se autoproclamó anualmente Cónsul, junto a otros títulos que fue asumiendo, a medida que ganaba poder.

En el 28 a.C se proclamó Primer Senador (Princeps Senatus). En el 27 a. C, asumió el título divino de Augustus y el de Imperator Proconsulare en Galia, Hispania y Siria, siendo la máxima autoridad militar. En el año 23 a.C se invistió como Tribuno vitalicio, obteniendo poder de veto sobre los Magistrados. En el 19 a.C se hizo con los de Prefecto de las Costumbres y Gran Pontífice, convirtiéndose en jefe religioso. Finalmente, en el año 12 a.C asumió el título de Padre de la Patria.

Legado y últimos años

Instauró uno de los imperio de más larga extensión y vida en la historia. Produjo grandes reformas, como la construcción de largos caminos y carreteras, las cuales conducían a Roma, desde cualquier lugar del territorio. Protegió los límites de su imperio contra partos y germanos, consiguiendo la paz. Creó las primeras fuerzas de bomberos y policías romanas, estandarizó y le dio carácter estatal a los impuestos, instauró un sistema de correos, entre otras novedades, que se tradujeron en desarrollo del imperio romano. El mes de agosto lleva su nombre en su honor.

Murió el 19 de agosto del año 14 d.C, a los 76 años. Su sucesor fue Tiberio, su yerno, a quien adoptó, a fin de heredarle el trono, al no tener hijos varones propios. La Historia refiere que sus últimas palabras en público fueron “Mirad, encontré una Roma de ladrillo, y os dejo una de mármol”.

Fuente de imagen: vavel.com

Biografía de Augusto

Bibliografía ►



Ver más Artículo al azar